Sucesos

Desmantelan dos plantaciones de marihuana en dos viviendas de Icovesa y Federico Mayo

  • La Policía Nacional interviene 230 plantas y detiene a una mujer y un hombre, que ingresó en prisión de manera preventiva.

Un agente de la Policía Nacional inspecciona una de las plantaciones desmanteladas. Un agente de la Policía Nacional inspecciona una de las plantaciones desmanteladas.

Un agente de la Policía Nacional inspecciona una de las plantaciones desmanteladas.

La Policía Nacional ha desmantelado en Jerez de la Frontera dos plantaciones de marihuana 'cannabis sativa' ubicadas en el interior de dos viviendas ocupadas en las barriadas de Icovesa y Federico Mayo, en el marco de una operación en la que se ha detenido un hombre y una mujer. Tras pasar a disposición judicial, el hombre ingresó en prisión de manera preventiva y la mujer quedó en libertad con cargos.

Según ha informado la Policía en un comunicado, en los registros realizados se han intervenido 230 plantas de marihuana en proceso de crecimiento, 25 lámparas halógenas, once aparatos de aire acondicionado, 27 transformadores eléctricos, cinco extractores de aire y diez completos cuadros de luz.

La operación se inició tras tener conocimiento que una pareja estaba utilizando su domicilio para la venta de sustancias estupefacientes. En las vigilancias realizadas se descubrieron dos viviendas que estaban siendo dedicadas para el cultivo de marihuana.

Los investigados supuestamente utilizaban tanto el piso de la barriada de Icovesa, el cual ocupaban ilegalmente y del que tenían todas las estancias como centro de cultivo y procesado, así como un segundo inmueble que utilizaban como domicilio particular en el que también tenían instalado una completa plantación en una de las habitaciones y donde llevaban a cabo la mayoría de las ventas de marihuana.

Después de recabar las pruebas incriminatorias necesarias, la Autoridad Judicial autorizó la práctica de sendas entradas y registros para la comprobación de estos hechos. En los registros realizados de forma simultánea se procedió a la detención de los implicados cuando se encontraban en su domicilio manipulando tanto la sustancia intervenida como varios instrumentos para su elaboración.

Una vez finalizadas las diligencias policiales, los detenidos junto con las pruebas y efectos intervenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia como presuntos autores de un delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Tras ser puestos a disposición judicial, el hombre ha ingresado en prisión y la mujer ha quedado en libertad con cargos. Tras ser oídos en declaración, la autoridad judicial decretó el ingreso en prisión para el hombre y libertad con cargos y medidas cautelares para la mujer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios