Presunto espionaje desde Jerez Detienen al ex militar jerezano del ‘caso Assange’ huyendo a Portugal

  • David Morales fue sorprendido en el país vecino por la policía lusa y devuelto a España de donde tiene prohibido salir

David Morales llegando a la Audiencia Nacional en febrero de 2020.

David Morales llegando a la Audiencia Nacional en febrero de 2020.

El jerezano David Morales, investigado por la Audiencia Nacional por espiar presuntamente a Julian Assange (‘caso Wikileaks’) mientras estaba en la embajada de Ecuador en Londres, cuya seguridad tenía encomendada, ha sido detenido de nuevo.

En esta ocasión fue interceptado por efectivos de la Policía portuguesa a primeros de marzo. Se da la circunstancia de que Morales (ex militar de élite español) tenía prohibida su salida de España por orden del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz. Esta irregularidad podría considerarse un quebrantamiento de condena que incluso acarrearía el encarcelamiento de Morales si la autoridad judicial considera que hay riesgo de fuga.

Como ya publicara este medio, el ex militar español David Morales fue propietario de la empresa UC Global, que estuvo asentada en el polígono empresarial Oeste de Jerez y actualmente está cerrada.

Según publicó el diario El Mundo, Morales fue interceptado el 8 de marzo por la policía portuguesa en el paso fronterizo de Castro Marín, limítrofe con la localidad onubense de Ayamonte.

Los agentes portugueses alertaron de los hechos a sus colegas de la Policía Nacional de España. Acto seguido se procedió a la devolución del ex militar, que viajaba junto a otros dos hombres en un vehículo que portaba cuatro maletas, informa El Mundo.

Según la versión aportada por el referido rotativo, Morales justificó el viaje alegando que estaba trasladando a Lisboa a sus acompañantes, según el informe de la policía portuguesa, que confirmaron con las autoridades españolas la prohibición de abandonar España que pesaba sobre Morales.

Tras la detención, un juzgado de la Audiencia Nacional ha deducido testimonio contra Morales “por un posible delito de quebrantamiento de medida cautelar a petición de la Fiscalía”.

Cabe recordar que David Morales ya fue detenido en 2019. La razón no fue otra que interceptar presuntamente las conversaciones del fundador de Wikileaks con sus abogados en las que preparaba su estrategia de defensa. Se ha sospechado que el objetivo era vender esa valiosa información a Estados Unidos. Todas las grabaciones se realizaron mediante la instalación de micrófonos ocultos y otros medios en la Embajada de Ecuador en Londres.

Según ha trascendido, el jerezano David Morales ha alegado que acompañaba a unos clientes “hasta la frontera con Portugal en Ayamonte para que desde allí tomaran un taxi que les trasladaría desde el puesto fronterizo a Lisboa”. Pese a todo el hecho de que fuera interceptado por agentes portugueses significa que estaba en el país vecino, algo a lo que no tenía derecho por orden judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios