Jerez

Díez-Mérito trasladará su centro de producción a la viña San Patricio

  • Las actuales instalaciones del embotellado de la bodega en Morabita son propiedad de Tevasa, que proyecta jubilar su tonelería de Las Pachecas para llevársela a estos terrenos

La familia Espinosa, nueva propietaria de Díez-Mérito, tiene previsto trasladar en el plazo de dos años el centro de producción de la bodega -tren de embotellado oficinas...- a la viña El Diablo, nombre histórico de la finca ubicada en la Nacional IV a la salida de Jerez rebautizada por Ruiz-Mateos como viña San Patricio durante la etapa de Rumasa y Nueva Rumasa.

El centro de producción se mantendrá hasta entonces en su actual emplazamiento en las instalaciones que la firma bodeguera tenía en la carretera de Morabita y que seguirá ocupando en calidad de arrendatario de la tonelería Tevasa, proveedor de botas envinadas con jerez para la destilería escocesa de whisky The Macallan.

Tevasa adquirió hace un año los activos inmuebles de Morabita a los herederos de Marcos Eguizábal, anteriores propietarios de Díez-Mérito y a los que arrendó su uso mientras encontraban comprador para las bodegas que el bodeguero riojano -fallecido en 2009- adquirió a mediados de los ochenta dentro del proceso de privatización de las empresas de la vieja Rumasa.

Ante la venta de los activos de Díez-Mérito a la familia Espinosa, anunciada días atrás, Tevasa autorizó la subrogación del contrato de alquiler que tenía suscrito con los hermanos Eguizábal -hijos de Marcos Eguizábal-. Pero el arrendamiento no tendrá renovación, toda vez que Tevasa tiene previsto trasladar su tonelería de Las Pachecas a Morabita, donde ya hace uso de una parte de los terrenos. El proyecto de Tevasa es jubilar la tonelería de Las Pachecas, "que es del siglo XIX" para construir en Morabita "una tonelería del siglo XXI" desde la que atender la creciente demanda de botas envinadas con vino de Jerez.

Otra parte de la parcela se segregó en su día tras su cesión al Ayuntamiento para su uso como depósito de vehículos a cambio de la recalificación del antiguo centro de vinificación y embotellado en la calle Porvenir, a espaldas de la bodega del Conde de los Andes y donde se construyó una promoción de viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios