Riesgo de inundaciones

Un estudio de Diputación detecta la necesidad de intervenir en dos tramos del Guadalete en La Barca y El Torno

  • El informe recomienda priorizar las actuaciones en 14 tramos de distintos ríos y arroyos de la provincia para prevenir el riesgo de inundaciones

  • Aconseja también establecer directrices y recomendaciones en el el cauce del río Guadalete a su paso por Majarromaque y Torrecera

  • Los planes para recuperar el río Guadalete

Imagen del río Guadalete a su paso por La Barca.

Imagen del río Guadalete a su paso por La Barca.

Restauración del cauce del río Guadalete a su paso por La Barca y El torno, y el establecimiento de directrices y recomendaciones sobre el mismo a su paso por Majarromaque y Torrecera. La Diputación de Cádiz ha presentado este lunes las conclusiones de un estudio realizado en el marco del Plan de Restauración Fluvial y Reducción del Riesgo de Entornos Urbanos de la Provincia de Cádiz, en el que se pone de manifiesto la existencia de 14 tramos de actuación considerados como prioritarios.

El informe analiza el estado actual de los diferentes cauces a su paso por localidades, así como el riesgo de inundaciones para determinar las medidas necesarias que se deben implantar, así como su grado de importancia y prioridad.

Las actuaciones recomendadas en las pedanías jerezanas de La Barca y El Torno se incluyen en los 14 tramos considerados como prioritarios por el estudio y en los que, en un principio, se centrará la atención a la hora de preparar proyectos, señala Diputación en un comunicado. Del mismo modo, se aprecian otros 20 tramos más en los que se ha detectado la necesidad de realizar acciones de mejora y para los que se realizará un estudio de alternativas viables, así como una serie de recomendaciones y directrices para su gestión y manejo, entre ellas las que afectan al paso del Guadalete por las barriadas rurales de Majarromaque y Torrecera.

Representantes de los municipios y entidades locales autónomas (ELA) en las que se han detectado necesidades de actuación han asistido a la presentación del estudio, a cargo del responsable del Área de Desarrollo Local de la Diputación de Cádiz, Manuel Chacón, celebrada este martes en Ubrique.

Chacón ha llamado la atención sobre la importancia del agua como recurso "imprescindible" para la "prosperidad social y económica de la provincia, vinculado estrechamente a sectores como la agricultura, la ganadería e incluso el turismo". De ahí la "gran necesidad de preservar su buen estado medioambiental, lo cual pasa necesariamente por el cuidado de los propios ecosistemas acuáticos", ha afirmado.

En el caso de los ríos urbanos, "encontramos al mismo tiempo el reto y la oportunidad de interactuar directamente con este recurso". "Podemos dejar a los ríos a un lado, vallarlos e ignorarlos, como se ha venido haciendo hasta ahora en numerosas localidades, o podemos empezar a integrarlos en nuestros pueblos y ciudades para que conformen ejes vertebradores de la vida y el desarrollo socioeconómico de los mismos", ha resaltado.

Esta es, precisamente, la base sobre la que se sustenta el Plan de Restauración Fluvial: cambiar la percepción de los ríos urbanos, "dejar de verlos como zonas traseras e inservibles y empezar a mirar hacia ellos como una oportunidad para el uso público, la conservación, la divulgación, la adaptación climática o el urbanismo sostenible", ha explicado el diputado.

La iniciativa supone, además, "una gran oportunidad" para abrir una nueva línea de asistencia a los municipios, destinada al mantenimiento y la conservación de los ríos urbanos, y que al mismo tiempo contribuya al cumplimiento de las exigencias recogidas en la normativa de aguas y en la planificación hidrológica vigente, ha indicado Diputación.

De los 14 tramos para los que se recomienda priorizar las actuaciones, 12 tienen que ver con tareas de restauración de los cauces: el río Guadalporcún, requiere actuaciones a su paso por Torre Alháquime; en el Guadalete se recomienda intervenir en los tramos que discurren por Grazalema, La Barca de la Florida y El Torno (Jerez); en el río Majaceite, a su paso por El Bosque; en arroyo Seco, por Benaocaz; el arroyo Garganta Barrida, en el entorno del residencial Coto Mulera de Ubrique; en Vejer de la Frontera habría que intervenir en la restauración de los cauces del Barbate y el arroyo de Las Peñas; también en el Barbate, a su paso por Alcalá de los Gazules y, por último, en los arroyos Candalar y Los Frailes a la altura de Tarifa y Castellar, respectivamente.

Las tareas de restauración propuestas consisten en su mayoría en el manejo, control y gestión de la vegetación de ribera, recuperación de espacios fluviales, control de especies invasoras y mejoras en la continuidad longitudinal del cauce a su paso por las localidades. Las otras dos actuaciones prioritarias se han detectado en los cauces de arroyo Bermejo por El Gastor y De la Molineta en San José del Valle. En este caso, se propone realizar labores encaminadas a la renaturalización de estos tramos, mediante la recuperación de la vegetación de ribera y estabilización de los márgenes, según ha indicado la Diputación.

El informe también arroja la propuesta de realizar estudios de viabilidad y alternativas a los cauces de los arroyos Serrecín, de la Tenería y del Judío, todos a la altura de Villamartín.

Por último, el estudio apuesta por establecer directrices y recomendaciones referidas a los cauces del río Trejo en Setenil de las Bodegas; arroyo de Los molinos, en Alcalá del Valle; río Ubrique, en Ubrique; Hozgarganta, en Jimena de la Frontera; arroyo de La Purga, en San Pablo de Buceite; arroyo Salado en Espera; Tavizna, en Benaocaz; el Guadalete a su paso por Majarromaque y Torrecera (Jerez); arroyo Morales en Jerez; el río Iro y el arroyo Carrajolilla en Chiclana de la Frontera; arroyo Del Quinto en Conil de la Frontera; el de Alpariate en El Santiscal; río Palmones en Los Barrios; Pícaro en Algeciras y Guadarranque en Estación de San Roque.

El informe sobre las necesidades en cada territorio ha sido realizado por la sociedad cooperativa 'Estudio Agua y Territorio', adjudicataria de un contrato licitado por la Diputación para realizar labores de asistencia técnica de cara a la elaboración final del plan.

La iniciativa de realizar un Plan de Restauración Fluvial y Reducción del Riesgo de Entornos Urbanos de la Provincia de Cádiz se presentó en noviembre ante responsables municipales de todas las localidades por las que discurre un cauce de agua.

El fin es recuperar los espacios degradados y la biodiversidad autóctona asociada a los ríos y arroyos, para así lograr espacios fluviales más saludables y ciudades más verdes. En este plan también serán incluidos los proyectos de mejora de carreteras de la red provincial que sufren inundaciones cuando llueve de forma abundante, según ha señalado la Diputación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios