Jerez

Vecinos del edificio Sherry, indignados con el Ayuntamiento

  • Los propietarios temen que el cambio de uso de once locales en la primera planta acabe como apartamentos turísticos

Imagen del edificio Sherry, ubicado en Madre de Dios, con la primera planta en obras. Imagen del edificio Sherry, ubicado en Madre de Dios, con la primera planta en obras.

Imagen del edificio Sherry, ubicado en Madre de Dios, con la primera planta en obras.

Los 92 vecinos del edificio Sherry, situado en la zona de Madre de Dios, llevan inmersos desde el pasado mes de agosto en una batalla legal contra el Ayuntamiento tras aprobar Urbanismo el cambio de licencia de uso de la primera planta del edificio. A través de junta de gobierno local, el Consistorio dio luz verde a la construcción de once viviendas en la primera planta de dicho edificio, que hasta entonces, según comentan los propios vecinos, se habían destinado a uso de oficinas.

Los propietarios de este bloque, que fue construido hace ahora 22 años, lamentan que desde el gobierno municipal no se les haya informado del asunto, “ni tan siquiera al presidente de la comunidad”, aseguran, y temen que estas once viviendas aprobadas se conviertan en “apartamentos turísticos que puedan alterar el normal funcionamiento de este edificio”, reconocen.

Desde que conocieron este hecho, los vecinos aseguran que “hemos estado en el Ayuntamiento para solicitar cita con algún responsable de Urbanismo o con la propia alcaldesa, pero han pasado varios meses y nadie se ha puesto en contacto con nosotros”.

Además, y viendo “que nadie se ha dignado a aclararnos nada”, la propia comunidad de propietarios ha interpuesto una denuncia ante Urbanismo “para conocer todos los datos y saber qué va a pasar exactamente”, denuncia que según explican, “está paralizada desde entonces”.

Asimismo, los propietarios se han negado “a la modificación de la actual fachada”, de ahí que la empresa que está llevando a cabo las obras -ahora paralizadas- haya denunciado a los vecinos, que se verán en el juzgado el próximo 15 de abril para ver exactamente qué va a ocurrir.

Los 92 propietarios lamentan que desde el Ayuntamiento “no se nos haya recibido, ni tan siquiera contestado” y esperan con cierto temor que su bloque de pisos se pueda convertir “en un problema para nuestro día a día”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios