Sucesos

Apuñalamiento mortal a un joven en la calle Nuño de Cañas

  • Un posible ajuste de cuentas por temas de drogas parece ser el motivo del suceso cuyo presunto autor, de 21 años, fue detenido gracias a la colaboración ciudadana 

Agentes de la policía y el forense, en el lugar de los hechos. Agentes de la policía y el forense, en el lugar de los hechos.

Agentes de la policía y el forense, en el lugar de los hechos. / Manuel Aranda

Al filo de las tres y media de la tarde de ayer, una empleada del Hotel Soho Boutique Jerez & Spa (antiguo hotel Los Jándalos), situado en la calle Nuño de Cañas, alertaba a la policía de la acalorada discusión que tres jóvenes, todos naturales de Jerez, mantenían por la zona.

Según testigos presenciales, los tres venían discutiendo desde la calle Santo Domingo, una riña que fue a más y que justo enfrente del enclave hotelero acabó en trifulca.

Al parecer, según ha podido saber este Diario, la causa de la pelea se debió, presuntamente, a un ajuste de cuentas entre ellos por temas relacionados con las drogas.

El enfrentamiento acabó en tragedia y a escasos metros de la intersección de Santo Domingo con Nuño de Cañas, justo a la altura de la salida del parking del hotel, uno de ellos asestó a otro varias puñaladas, llegando una al corazón de la víctima y causándole la muerte a los pocos minutos. De poco sirvió la actuación de los servicios sanitarios desplazados hasta el lugar de los hechos que no pudieron hacer nada por salvar su vida.

La presencia de testigos en el momento, y el hecho de que poco antes se había procedido a una llamada policial viendo lo que estaba ocurriendo, propició la rápida intervención de las fuerzas de seguridad, que en una operación conjunta entre agentes de la Policía Nacional y Local, llegaron al lugar del crimen instantes después, pudiendo localizar al presunto autor, que fue detenido a los pocos minutos tras ser identificado por los testigos presenciales.

De hecho, los agentes policiales de la zona pudieron encontrar incluso el presunto arma utilizada, que había sido lanzado por el autor unos metros más arriba.

El presunto homicida, de 21 años (la misma edad que la víctima) fue rápidamente puesto a disposición judicial a la espera de esclarecer las causas exactas de este suceso.

Alrededor de las cinco y media de la tarde, el juez levantó el cádaver del joven jerezano, procediéndose a despejar la zona, muy concurrida habitualmente, y que durante muchos momentos estuvo repleta de curiosos y vecinos que intentaban saber lo ocurrido.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron el comisario de la Policía Nacional en Jerez, Francisco José García Carrasco, y el jefe de la Policía Local, Manuel Benítez García que quisieron conocer de primera mano lo acontecido en este penúltimo día del año.

La Policía trabaja ya en varios frentes y durante la tarde de ayer interrogó a varios de los testigos presenciales. La investigación puede tener a favor el hecho de que todo lo sucedido fue grabado por las cámaras del propio hotel, que ya han sido requisadas de cara a saber lo que ocurrió exactamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios