Coronavirus en Jerez

30 alumnos estudian en la Escuela de Pilotos durante la cuarentena

  • El centro sigue con su actividad mediante formación a distancia y ya empiezan a volar

Dos aviones de prácticas de la Escuela de Pilotos sobre el espacio aéreo de la zona de Jerez.

Dos aviones de prácticas de la Escuela de Pilotos sobre el espacio aéreo de la zona de Jerez.

Si la crisis sanitaria se ha caracterizado por algo ha sido por la prohibición de los desplazamientos. Hay numerosas empresas especializadas en formar personas que llevarán consigo a viajeros. Es el caso de la humilde autoescuela, de las academias que forman para el transporte ferroviario o, como es el caso, los centros de formación de pilotos.

No en vano, el cierre del espacio aéreo fue una de las principales medidas que se adoptaron para frenar la expansión del Covid-19. La Escuela de Pilotos de Jerez, prestigioso centro de formación de pilotos y controladores, afronta esta situación con las máximas medidas de seguridad, si bien por sus características y por la procedencia multinacional de sus alumnos ha tenido unas particularidades. No en vano, se ha dado el caso de alumnos que han permanecido confinados en las instalaciones (ubicadas junto al aeropuerto de Jerez) “ante las dificultades que algunos han encontrado para retornar a sus países”, casos como Líbano o Kazajistán, entre otros. Así lo asegura el máximo responsable de la Escuela de Pilotos de Jerez, Óscar Sordo.

Los mapas que muestran en directo los vuelos que se realizan en el mundo ofrecen un panorama desolador para la industria aérea. Son mínimos aunque de forma progresiva se van multiplicando las estelas en el cielo. “En el mercado -destaca Sordo- hay mucha incertidumbre, mucha cautela”.

“Las grandes aerolíneas que tradicionalmente llevan haciendo programas de formación desde hace muchos años en ese aspecto persisten pues saben que en el medio plazo van a necesitar pilotos. En cuanto se recupere la confianza volverá la actividad en los cielos y con ello la contratación de nuevos pilotos”.

En la actualidad, la Escuela de Pilotos de Jerez se encuentra negociando “con dos aerolíneas programas de formación de cadetes” si bien reconoce, al igual que otros muchos sectores productivos y de formación que “el año va a ser malo en lo relativo a contrataciones de pilotos de baja experiencia, prácticamente se puede casi dar por perdido, pero no hay duda de que las contrataciones remontarán con fuerza una vez superada esta situación. Parece mentira que hace tan sólo 6 meses eran muchos los estudiantes que ya contaban con una oferta de empleo antes de finalizar su formación”. Pese a todo ello en la Escuela de Pilotos no se frena. Los cadetes ya han comenzado a volar esta semana, lo que supone una de las principales bases de formación como futuros comandantes.

Durante el confinamiento, los alumnos que tuvieron que quedarse las instalaciones fueron unos 30. Allí permanecieron en las residencias, en confinamiento, pero activos. “Hemos seguido impartiendo clases teóricas de manera remota, utilizando herramientas de multiconferencia tales como Webbex, Teams y otras. Esta semana hemos empezado a volar de manera gradual gracias a la declaración de la fase 2, y ya tenemos de vuelta en la escuela a unos 100 estudiantes, quedando otro tanto por retornar. El período de cuarentena hace que algunos estudiantes que vienen del extranjero prefieran esperar”, apunta Sordo, quien añade que “durante el confinamiento hemos comenzado en remoto dos cursos de piloto y también otro de control aéreo”.

En la actualidad, el aeropuerto de Jerez mantiene una actividad mínima, poniendo en marcha todos sus servicios a través de una apertura a demanda. Eso permite que los cadetes, como se ha señalado previamente, vuelen con todas las garantías de seguridad. Se espera que en los próximos 10 días el aeropuerto pueda recuperar su horario de apertura habitual.

Como otras muchas empresas FTE (siglas de la Escuela de Pilotos, Flight Training Europe) ha tenido que afrontar un ERTE. “Prácticamente la mitad de los empleados se encuentran trabajando. Un total de 85 empleados ya se han reincorporado”.

La Escuela de Pilotos espera una amplia demanda de cadetes para el año que viene

Pero lo más importante es que el interés por ser piloto no decae. “No hemos podido llevar a cabo procesos de selección desde que se declaró el estado de alarma. Esta semana hemos abierto un nuevo proceso y la respuesta ha sido asombrosa. El interés sigue ahí, es una profesión vocacional. Quien realmente quiera ser piloto más tarde o temprano lo conseguirá”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios