Jerez

Feliz verano

  • La provincia se afianza como el segundo referente turístico en Andalucía tras Málaga

  • Agosto ha sido un mes excelente en visitantes y negocio hostelero y del comercio

FELIZ VERANO FELIZ VERANO

FELIZ VERANO / Un grupo de turistas pasea ayer por la céntrica plaza del Arenal.

Una cosa son los datos oficiales, después están los que aportan las asociaciones del sector y, por último, la apreciación de quien pisa la calle. Centrados en el balance de la temporada estival, ahora que acaba de concluir agosto aunque cada vez más septiembre está tomando posiciones como un mes fuerte de vacaciones, los tres indicadores coinciden en que éste ha sido un buen verano para el conjunto de la provincia y que solo el poniente de julio incidió en negativo en el sector.

No se han batido récords e incluso algunos consideran que el bolsillo de muchos veraneantes sigue sufriendo los efectos de la crisis. Pero los niveles de ocupación hotelera y los llenos de buena parte de bares y restaurantes de toda la provincia, esencialmente los de la línea costera, han rozado o superado el 90%, especialmente gracias a los buenos datos de agosto.

En este caso, Horeca, la patronal del sector, aportó ayer viernes su análisis de este mes con unas cifras altamente positivas al quedar agosto con una ocupación media del 92,32%, con una subida de medio punto respecto al año pasado y de cerca de cinco puntos en comparación con julio pasado. Tarifa lidera el listado con casi un lleno (98,37%), seguida de Rota (97,15%), Conil (95,81%) y Cádiz con un 92,55%. Jerez llega al 87,05% mientras que El Puerto baja cuatro puntos hasta el 85,26% y Chiclana pasa a 94,85%. Arcos sube doce puntos aunque desde una posición muy baja, quedándose en el 60% de ocupación.

De cara a septiembre Horeca prevé un 83% de ocupación, cifra que sin duda aumentará al ser éste un mes en el que las reservas acostumbran a ser muy tardías.

Con todo, Antonio de María, presidente de Horeca, considera que se ha mantenido estable el crecimiento pero sin llegar a los aumentos anuales que se estaban produciendo desde 2013. Ha sido, en todo caso, "un verano satisfactorio", especialmente cuando en el conjunto nacional, y más allá de las inclemencias del tiempo muy superiores a las sufridas en nuestra provincia, el sector turístico teme el retorno al mercado de países como Turquía o Túnez, sobre todo porque el visitante en Cádiz sigue siendo, aún, mayoritariamente nacional.

Aunque Horeca aporta información del sector hotelero tanto en julio como en agosto, las cifras de este último mes que maneja el Instituto Nacional de Estadística aún tardarán unos días en publicarse. En julio de este año los visitantes fueron 315.989 y las pernoctaciones, el dato más relevante, llegaron a 1.156.398. Atendiendo a las cifras de Horeca, no sería de extrañar que se superasen los números de agosto de 2017 (434.130 viajeros y 1.242.774 pernoctaciones). Números que sitúan a la provincia de Cádiz como la segunda de Andalucía, sólo superada por Málaga, y muy por encima de provincias con gran tirón turístico como Sevilla y Granada.

Igualmente agosto afianzará la recuperación del aeropuerto de Jerez, que ya en julio pasado creció un 4,3% respecto a 2017, para llegar a los 133.058 usuarios, teniendo en cuenta que en agosto de 2017 se cuantificaron 120.890. Ayudará a esta continuidad en el crecimiento la estabilidad en el mercado turístico alemán, que mantiene abierto muchos tráficos con la provincia.

Otra tercera pata en las estadísticas de visitantes de la provincia es la ocupación de los pisos turísticos, que cada vez tienen más fuerza, especialmente en Cádiz donde la demanda supera con creces la limitada oferta de plazas en los hoteles tradicionales.

Los pisos turísticos, una respuesta a una demanda que huye de los altos precios hoteleros (los del Novo son los más caros del país en reservas de última hora en agosto -265 euros la noche- mientras que los de Cádiz se encuentran también entre los de precio más alto durante todo el año), han sido noticia este verano por las peticiones de más control en algunas grandes capitales y comunidades. En Andalucía, sin embargo, ya existe una reglamentación muy estricta.

En este sentido, el experto en el sector Daniel Doña advierte que aún hay viviendas no declaradas y que se anuncian en algunos portales o en la propia vía pública. Para él está claro que son éstas las que las administraciones deben de inspeccionar.

La Junta tiene registrados en la provincia unos 3.500 apartamentos de los que más del 20% están abiertos en la ciudad de Cádiz.

Como todos los años, el verano ha estado muy pendiente del clima. Este año julio ha sido la gran protagonista con temperaturas nada calurosas, incluso frescas. Muchos han huido de las plazas e incluso de las terrazas durante la noche, favoreciendo así la presencia en los locales y en los centros culturales del centro urbano. Eso sí, el levante que arruinó el verano de hace dos años (cuando la provincia solo era noticia en los telediarios por el fuerte viento) este año apenas si se ha dejado notar. La Agencia Estatal de Meteorología sólo refleja como fenómenos de viento fuera de lo normal -con episodios de más de 90 kilómetros/ horas en Barbate y Medina- el 19 de agosto, y de 80 kilómetros los días 1, 19 y 20. El resto, muy tranquilo.

Tal vez el mal tiempo del mes de julio haya venido bien para evitar daños colaterales por el retraso que en buena parte de la costa se produjo a la hora de la entrada de los servicios de las distintas playas, al dilatarse las obras de regeneración de las mismas por los daños provocados tras los temporales de principios de año.

Eterno problema

Eterno es el problema del tráfico. La festividad del 15 de agosto se presenta todos los años como la fecha más negra. Este año se cuantificaron 120.000 vehículos en las carreteras de la provincia. El colapso volvió a Tres Caminos y también a los accesos a algunas localidades costeras.

Que la provincia se afiance en la cabeza de Andalucía en visitantes contradice estudios donde se refleja una visión negativa de la provincia como destino turístico, como uno elaborado por la Junta este mismo verano.

El informe aportaba datos muy contradictorios. El principal ejemplo de las dudas sobre la validez de este documento era la apreciación del transforme ferroviario, con apenas un 6,92 de nota, menos que en Granada... donde el servicio del tren lleva interrumpido desde hace años por las obras del AVE .

Más allá de estas incongruencias, Antonio de María descalifica este tipo de estudios a la vez que valora de forma muy positiva la realidad del sector turístico de la provincia. Si acaso asume que sigue siendo un déficit, que extiende a buena parte de la región, el turismo nocturno, cuando se choca con los límites de horario de cierre impuestos por muchos municipios. Igualmente lamenta la imagen negativa que se da ante las noticias sobre la droga o las pateras "porque el turismo huye de este tipo de informaciones". Con todo, considera que la provincia se promociona bien en el exterior, destacando la buena labor que en este sentido hace el Patronato Provincial de Turismo.

A la vez, la provincia está alejada de la turismofobia que está apareciendo con fuerza especialmente en Cataluña y Baleares. "Aquí se valora muy bien la acogida que recibe el turismo, sea español o extranjero", manifiesta el presidente de Horeca.

Es cierto que agosto ha sido denso en visitantes. El acceso a zonas turísticas como Conil o Vejer se ha complicado en casos puntuales, como ha pasado con los conciertos que se han celebrado en el Novo Sancti Petri, con largas colas de coches a pesar de la efectiva labor de la Policía Local de Chiclana.

Con todo y pendiente de los flecos de septiembre la provincia ha cerrado un feliz verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios