Coronavirus en Jerez

Muere el doctor Antonio Jareño, uno de los intensivistas más relevantes del hospital

  • El médico soriano, impulsor de las Urgencias que hoy conocemos en el hospital, no ha podido superar el coronavirus

Muere el doctor Antonio Jareño, uno de los intensivistas más relevantes del hospital Muere el doctor Antonio Jareño, uno de los intensivistas más relevantes del hospital

Muere el doctor Antonio Jareño, uno de los intensivistas más relevantes del hospital

Uno de los profesionales sanitarios más queridos en el Hospital de Jerez, Antonio Jareño, fallecía ayer a la edad de 71 años a consecuencia del coronavirus.

La noticia levantó toda una oleada de reacciones en el propio centro hospitalario y en las redes sociales, donde muchos compañeros y ciudadanos de a pie a los que trató, destacaron por encima de todo su profesionalidad y sobre todo su humanidad.

Antonio Jareño, soriano de nacimiento, había llegado a Jerez desde el Hospital Clínico de Madrid en 1980 para incorporarse a un hospital, el de Jerez, al que cambió la cara, junto a una generación de compañeros como Ángel León o Jaime Medina, entre otros, pasando en muchos ámbitos de un centro pueblerino a uno de referencia.

En 1986, tras la inauguración de la parte nueva, asume, como Jefe de Servicio, la puesta en marcha de la Unidad de Cuidados Intensivos, convirtiéndola en una UCI vanguardista y todo un ejemplo para los hospitales de la zona.

En 1998 acomete la remodelación de las urgencias actuales del hospital, dotándolas de las importantes novedades tecnológicas y trabajando, a partir de la colaboración entre el resto de servicios, en la modernización de técnicas innovadoras, desde la ecocardio pasando por la hemofiltración, todo lo que tiene que ver con la política de transplantes o lo que se conoce como código ictus, donde Jerez es pionero.

Siempre mostró especial preocupación por mejorar el hospital, recuperando la docencia, perdida por unos años, y convirtiéndose en Jefe de Docencia y Residentes. De hecho, muchos son los médicos actuales que guardan especial cariño y admiración a Jareño por ayudarles en su desempeño. Además, impulsó la continua investigación científica en el centro.

Como profesional en la UCI y Urgencias se mantuvo hasta el año 2010. No obstante, no se apartó de la labor profesional hasta 2015 cuando alcanzó su jubilación. Su labor y trayectoria como intensivista fue mucho más allá del ámbito local, destacándose como una eminencia tanto a nivel andaluz como a nivel nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios