Jerez

Fallece el lince ibérico que nació el pasado miércoles en el Zoobotánico

  • El cachorro presentaba desde su nacimiento algunos problemas digestivos

El lince ibérico que nació el pasado miércoles falleció el domingo en el Zoobotánico de la ciudad. El animal, que fue separado de su madre ante la falta de atención de ésta, comenzó a ser alimentado a biberón a las pocas horas de nacer. Desde el inicio el cachorro presentaba algunos problemas digestivos, si bien los técnicos del Zoo no temían por su vida, dado que experiencias previas con otros cachorros de felinos con síntomas similares habían sido resueltas. Sin embargo, el sábado por la tarde los problemas digestivos se agravaron, por lo que a lo largo de la madrugada se le sometió a un tratamiento intensivo por parte de los veterinarios. La necropsia del cadáver, que se llevará a cabo en el Centro Andaluz de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre Amenazada (CAD), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, podrá establecer un diagnóstico definitivo.

Cabe señalar que este cachorro se sumaba a los nueve linces nacidos en el centro de La Olivilla (Jaén) desde el pasado 13 de marzo en cuatro partos distintos. Actualmente el programa de conservación 'Ex Situ' del lince ibérico cuenta con 80 ejemplares repartidos entre las mencionadas instalaciones de cría en cautividad de La Olivilla y El Acebuche (Huelva), además de las ubicadas en Silves (Portugal) y el Zoobotánico de Jerez, que colabora como centro asociado.

El Zoobotánico de Jerez colabora desde sus inicios con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el Ministerio de Medio Ambiente en el desarrollo del Programa de Conservación Ex Situ del Lince ibérico, criando a varios cachorros encontrados con problemas en el campo y manteniendo a varios ejemplares adultos. Esta es la primera vez que se logra en sus instalaciones la reproducción en cautividad de esta especie en peligro crítico de extinción. En la actualidad el Zoobotánico mantiene a cuatro ejemplares adultos, la pareja que se ha reproducido y otra, formada por la hembra "Biznaga" de cinco años de edad y "Esparto", macho de dos, si bien estos últimos no han mostrado comportamiento reproductor.

Dado el carácter esquivo de estos animales y la necesidad de mantenerlos en condiciones lo más salvajes posibles, sin habituarse al ser humano, los linces se mantienen en una zona del zoo reservada al público. El AREA (Área de Reproducción de Especies Amenazadas) se mantiene a través de un convenio de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. En estas dependencias, además de lince ibérico, el zoo mantiene otras especies amenazadas como el topillo de Cabrera, el visón europeo, el alimoche o el águila imperial ibérica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios