Educación

¿Falta de recursos o mala gestión por parte del centro educativo?

  • La situación generada en el IES Álvar Núñez vuelve a abrir el debate en la comunidad educativa

Una imagen retrospectiva del instituto Álvar Núñez. Una imagen retrospectiva del instituto Álvar Núñez.

Una imagen retrospectiva del instituto Álvar Núñez.

El caso del IES Álvar Núñez ha vuelto a poner de manifiesto la necesidad de replantearse la situación en determinados centros educativos con respecto a alumnos con Necesidades Educativas Especiales, un tema de relativa actualidad ante la falta de personal en muchos colegios de la ciudad y que ha generado polémica y protestas por parte de muchas Ampas.

Desde el instituto jerezano, el hermetismo es total, no en vano, tras la denuncia publicada en este Diario el pasado miércoles y la pertinente actuación de la Inspección Educativa, la primera decisión del centro fue reunir, en la mañana del jueves al claustro docente para pedir silencio absoluto al respecto. Ni siquiera a los propios alumnos del instituto, que muchos, al conocer la noticia, se han interesado por saber qué estaba pasando ante tanto revuelo, se les ha aportado información o si se ha hecho, mínima.

En la jornada de ayer jefe de estudios y directora estuvieron toda la mañana reunidos con personal de la Consejería, que ha activado el protocolo de actuación para estos casos.

Respecto a todo lo ocurrido, fuentes consultadas por este Diario culpan al propio instituto por la mala gestión del asunto. Una de las cosas que se achaca es el cambio de clase de este alumno a principios de curso. Al parecer, el estudiante, con necesidades educativas especiales, estuvo el pasado curso con un grupo, con el que no tuvo ningún tipo de problemas, ya que, según estas fuentes, sus profesores se encargaron de explicar al resto del alumnado de las necesidades que requería.

El cambio de clase, por contra, no ha favorecido a su adaptación, entre otras cosas porque le han cambiado de profesor y los nuevos compañeros no han sabido entender que dicho alumno presenta unas necesidades concretas. De hecho, según han reconocido a este periódico algunos estudiantes del centro, las constantes burlas o vejaciones (llámese acoso o bullyng) han crispado en más de una ocasión a dicho alumno.

Evidentemente, la agresión no tiene excusa, y ha sido denunciada por todas las partes, no obstante, muchos padres entienden que para trabajar mejor con este tipo de jóvenes, con Necesidades Educativas Especiales, sería conveniente reforzar los recursos. De hecho, el IES Álvar Núñez cuenta sólo con una orientadora y una monitora especialistas en necesidades especiales. Se da la circunstancia de que el centro cuenta en su oferta formativa con un módulo de cocina en el que actualmente hay matriculados varios jóvenes con síndrome de down, de ahí que la labor de la especialista se vea superada a diario.

De momento, la joven evoluciona bien de sus lesiones en el rostro y su familia reconocía ayer que no ha recibido notificación oficial sobre la situación del asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios