Feria del Caballo 2019 Cuatro horas sin música en las atracciones para facilitar la asistencia de niños autistas

  • Camas se ha reunido con el presidente de la Asociación de Autismo Cádiz para atender esta demanda del colectivo

Unos niños en los cacharritos, en la Feria del año pasado. Unos niños en los cacharritos, en la Feria del año pasado.

Unos niños en los cacharritos, en la Feria del año pasado. / Miguel Ángel González

El Ayuntamiento está trabajando en la iniciativa de establecer en la 'Zona de los cacharritos' de la Feria del Caballo 2019 cuatro horas libres de ruido durante uno de los días de la semana, de manera que se facilite la accesibilidad a las personas autistas, así como el disfrute de las atracciones por parte del colectivo.

Esta iniciativa se ha tratado en el transcurso de la reunión que el teniente de alcaldesa de Urbanismo, Dinamización Cultural, Patrimonio y Seguridad, Francisco Camas, ha mantenido recientemente con el presidente de la Asociación de Autismo Cádiz, José María Sabido, que integra a 260 familias, y que ha trasladado al Ayuntamiento la demanda.

Francisco Camas ha señalado que "la medida ya se ha adoptado en Sevilla, que la llevará a cabo durante su próxima Feria y en Jerez somos especialmente sensibles con estas iniciativas que contribuyan a favorecer la accesibilidad de un evento como es la Feria del Caballo para el disfrute de toda la sociedad".

En esta línea, Camas ha subrayado que "estamos trabajando en la posibilidad de que un día de la semana, durante unas cuatro horas, los menores autistas puedan disfrutar de las atracciones de feria sin ruido, un factor al que el espectro autista es especialmente sensible".

El teniente de alcaldesa ha manifestado que, tras la reunión con la Asociación de Autistas de la provincia, la iniciativa se ha puesto en conocimiento de la Asociación de Feriantes de Andalucía.

También la Asociación Autismo Cádiz ha trasladado a Francisco Camas otras solicitudes relacionadas con la mejora de la accesibilidad del colectivo a la Feria como la instalación de pictogramas en la Caseta Municipal, que ayuden a personas con trastornos del espectro autista a identificar los espacios y las normas de uso, la adaptación de la carta gastronómica o la señalización de los aseos, entre otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios