Jerez

Firmas para 'repatriar' a Isabelita de Jerez

  • Aficionados y estudiosos del flamenco piden al Ayuntamiento que medie para que sus restos no se envíen a la fosa común en Zamora

Arriba, una imagen de la tumba de la cantaora en Zamora. A la derecha, Isabelita de Jerez, en la portada del disco recientemente editado. Arriba, una imagen de la tumba de la cantaora en Zamora. A la derecha, Isabelita de Jerez, en la portada del disco recientemente editado.

Arriba, una imagen de la tumba de la cantaora en Zamora. A la derecha, Isabelita de Jerez, en la portada del disco recientemente editado.

Desde hace años, José Ignacio Primo se ha convertido en una especie de albacea de Isabelita de Jerez. Este catedrático de Literatura por la Universidad de Oviedo publicó hace unos años el libro 'Sobre Isabelita de Jerez y su muerte en Zamora', un trabajo excelso sobre la desconocida artista jerezana que falleció repentinamente en la localidad castellana cuando estaba de gira con Pastora Imperio en 1942.

Sus restos yacen desde entonces en el cementerio zamorano, en una tumba que durante los últimos años ha cuidado con mimo José Ignacio Primo, limpiándola y acercándola a la propia localidad castellana, especialmente vinculada con Jerez en temas de flamenco.

Sin embargo, hace unos meses, el Ayuntamiento de la localidad, al cumplirse los 50 años de alquiler de la sepultura, informó por vía burocrática (a través del boletín oficial de la provincia) que los restos de la cantaora jerezana acabarían en la fosa común. Es precisamente aquí donde empieza esta historia, que se consolida tras el paso del catedrático por la ciudad con motivo de las jornadas realizadas el pasado noviembre sobre Isabelita de Jerez. Desde entonces, José Antonio Primo intenta que esta última situación no suceda, y junto a Alfredo Benítez y José María Castaño han comenzado a mover los hilos para 'repatriar' los restos a Jerez.

¿Cuál es el problema entonces? De momento, se ha conseguido frenar el asunto, si bien es verdad que no por mucho tiempo. La cuestión radica ahora en que los Ayuntamiento de Zamora y Jerez se pongan de acuerdo para hacer, vía legal, el traslado, una vez que según Primo, la familia (en una rama lejana en Madrid) ya han reconocido que no pondrán inconveniente.

Alfredo Benítez considera que "Isabelita de Jerez forma parte de nuestra historia flamenca, de nuestra historia cantaora, y no sería justo que acabase en la fosa común, sus restos tienen que estar en Jerez". "Hemos conseguido recuperar sus cantes, su legado, que está llegando a las nuevas generaciones, y ahora debemos hacer esto", prosigue.

El primer paso será la recogida de firmas para llevar a cabo el asunto, el requisito indispensable que pide el delegado de Cultura, según Benítez. Así, y tras conversar con la Federación Local de Peñas Flamencas, se está preparando la recogida de firmas, que se quiere llevar a cabo en los próximos recitales de primavera que muchas peñas han programado para los próximos dos meses. "Es algo que tenemos que hacer, ya se hizo en su día con Juanata y ahora Jerez tiene que hacerlo con Isabelita de Jerez", afirma Manuel Moreno como presidente de las peñas.

José María Castaño, otro de sus impulsores, asegura que "la verdadera riqueza de las ciudades va más allá de sus piedras y Jerez puede presumir de un patrimonio oral único en el mundo pero que necesita ser cuidado". "Voces como las de Mojama e Isabelita son las auténticas piezas de museo que hay que exhibir muy por encima de cuadros y carteles. Por eso, la idea de devolver los restos de esta inmensa artista a Jerez me parece una acción justa y necesaria, con ello, tanto Isabelita como Jerez descansarán un poco más en paz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios