Coronavirus en Jerez

Reclaman que se prohíba fumar en las terrazas y en la estación de trenes

  • La asociación Nofumadores.org advierte que para fumar hay que quitarse la mascarilla y que el humo que se desprende puede llegar a otras personas y contagiarlas

Varias personas comparten un cenicero en un bar. Varias personas comparten un cenicero en un bar.

Varias personas comparten un cenicero en un bar.

La asociación Nofumadores.org, que surgió en 2004 de un grupo de personas de toda España que a través de Internet, tras compartir inquietudes, decidieron usar este medio para defender al fumador pasivo, solicita al Gobierno establecer una distancia social de 10 metros para fumar o vapear y que apueste por una hostelería cien por cien libre de humo de tabaco, de cannabis y de vapeo. La petición la hace de la mano de la iniciativa ciudadana XQNS para el avance de la Ley de Tabaco, junto a la Federación de las Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (Faecap) y la Red Europea de Prevención del Tabaquismo y Lovexair.

Ubaldo Cuadrado, vicepresidente y portavoz de Nofumadores.org, entiende que “la desescalada de la hostelería debería ser libre de humos” y reclama la necesidad de “desnormalizar el tabaco durante la desescalada del coronavirus como una estrategia de salud pública y ciudadana con el único objetivo de que baje la población fumadora”.

Por su parte, la presidenta de Nofumadores.org, Raquel Fernández Megina, señala que “fumar en los espacios de la hostelería es un factor de relajación de la distancia social de seguridad promovida como medida clave en el control de la pandemia”. Añade que fumar obliga a prescindir de la mascarilla de quien fuma y que el humo que se emana aumenta la vulnerabilidad frente al virus de quien respira el humo y el vapor de segunda mano por lo que puede resultar contagiado.

Ante el avance de la desescalada, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) advierte de los riesgos de volver a algunos hábitos que teníamos previos a la pandemia de Covid-19, como el de fumar en las terrazas de los bares. Un hábito que ahora incorpora además la mascarilla, lo que provoca una combinación, entre tabaco, terraza y mascarilla, que según señalan los neumólogos aumenta el riesgo de contagio del coronavirus.

Nofumadores.org recuerda que “Separ recomienda no fumar en las terrazas y espacios públicos durante el período de desescalada”, porque considera que “son espacios en los que el riesgo de contagio aumenta tanto para los fumadores como para las personas del entorno”.

Según el médico de salud pública y portavoz de XQNS, Joseba Zabala Galán, hay razones para pensar que este coronavirus igual que navega en las gotas de saliva también cabalga de persona a persona durante el acto de fumar o vapear.

Señala, además, que los ceniceros de las terrazas de bares y restaurantes pueden ser considerados puntos críticos de contagio ya que acumulan restos de saliva con más que probable carga vírica de personas fumadoras portadoras del virus.Nofumadores.org recuerda además que “las personas fumadoras muestran una mayor vulnerabilidad al Covid-19 y mayor riesgo de que se complique a neumonía bilateral y muerte”.

Nofumadores.org hace especial mención, además de a la hostelería, a las estaciones de trenes. De hecho, esta asociación ya inició hace más de un año (en abril de 2019) una campaña para lograr que se prohibiera fumar en la estación de trenes de Jerez.

“En la estación de El Puerto de Santa María existen carteles que prohíben fumar en el vestíbulo de la estación y en los andenes, es decir, en todo el recinto que gestiona Adif. La misma situación se repite en Bahía Sur, con un cartel a la entrada de la estación que indica que está prohibido fumar en todo el recinto. Jerez, sin embargo, no prohíbe fumar en los andenes, ni siquiera en esta situación de emergencia que estamos viviendo”, señala Ubaldo Cuadrado. Es la denuncia que formula la asociación sin ánimo de lucro y sin vinculación política, sindical ni religiosa Nofumadores.org, que se pregunta “por qué Adif prohíbe fumar en los andenes descubiertos de otras estaciones y no en la de Jerez” y, además, “por qué ese cambio de criterio en Jerez cuando al comienzo de la aplicación de la Ley del Tabaco la prohibición se extendía a todo el recinto”.

La respuesta de Adif a la reclamación que le envió la asociación que defiende el derecho de los fumadores pasivos a no respirar un aire contaminado de tabaco “fue que cumple la Ley”. Nofumadores.org ya dijo en su día que eso “no es totalmente cierto pues en virtud del artículo 7s podría estar prohibido fumar en cualquier otro lugar en el que, por mandato de esta Ley o de otra norma o por decisión de su titular, se prohiba fumar”, señala Nofumadores.org.

“Adif obliga a los usuarios no fumadores, asmáticos y menores de edad a tragarse el humo de los adictos a la nicotina”, recalca.

Nofumadores.org volvió a contactar a ADIF un mes después de presentar su queja señalándole que podía aplicar el artículo 7s, a lo cual Adif respondió “que estudiaría la propuesta” pero “pasado más de un año la situación sigue igual”.

La asociación inició hace más de un año una campaña en Jerez, a través de change.org, que posteriormente fue extendida como una petición al resto de España. “Una corporación como Adif no puede estar a favor de un artefacto asesino como es el cigarrillo, ni de que sus adictos puedan fumar en sus instalaciones en detrimento del resto de usuarios”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios