Jerez

La Fundación Teresa Rivero cierra sus puertas "por falta de ingresos"

  • La entidad, dependiente de la familia Ruiz-Mateos, celebrará su última actividad el próximo 15 de junio · Su vicepresidente, Juan Corchado, desconoce si se retomará la actividad en septiembre

Comentarios 3

"Es una pena pero la mala situación económica nos obliga a cerrar". El vicepresidente de la Fundación Teresa Rivero, Juan Corchado, confirmó ayer a este Diario que la entidad echará el cierre a partir del próximo 16 de junio, "y no sabemos si volveremos a abrir en septiembre", aseguró.

Una situación que es consecuencia directa del estado en que se encuentran las cuentas de la familia Ruiz-Mateos, de la que depende esta entidad jerezana, que se enfrenta a una causa penal de la Fiscalía Anticorrupción por supuesta estafa, entre otros delitos. "No recibimos ingresos, así que no podemos continuar con las actividades culturales que teníamos programadas, y lo que es peor, tampoco podemos seguir con la labor social que estábamos desarrollando desde el año 2005", subrayó Corchado, que se mostró "esperanzado" por que en septiembre "podamos retomar el trabajo, aunque no lo aseguramos. Esperamos que sea algo temporal".

De esta forma, la Fundación celebrará el próximo 15 se junio su último acto en el edificio, ubicado en la plaza Rivero, tras el cual, el día 16, "se clausurará totalmente la actividad de la entidad. Algo que me da muchísima pena, pero las circunstancias son así ahora. Lo cierto es que hemos solucionado muchos problemas a muchas personas y asociaciones. Ahora nos echarán de menos. Se puede decir que cerramos por vacaciones, y que no sabemos cuándo volveremos", dijo Corchado. A este respecto, entre las acciones más significativas que ha realizado la Fundación recientemente está la donación de 120.000 kilos de alimentos en los primeros seis meses del año 2010 a numerosos colectivos sociales de la ciudad, valorados en 180.000 euros. Sin embargo, el año 2011 no ha sido tan espléndido, todo lo contrario, han sido "muy pocas" las iniciativas que se han llevado a cabo por parte de la entidad. "Desde que nació la Fundación, en 2005, hemos realizado una importante labor en la ciudad, y yo, en el plano personal, me siento muy satisfecho de ocupar el cargo de vicepresidente. Lo he desempeñado muy a gusto y siento muchísimo que se haya llegado a esta situación", declaró "apenado" Corchado, que confesó su "admiración y confianza" en la familia Ruiz-Mateos "por que todo se solucione, aunque la situación que se está viviendo es muy mala. Creo que han demostrado mucho a esta ciudad. Espero que tengan fuerzas suficientes para retomar la actividad".

Hay que recordar que a finales de 2004 José María Ruiz-Mateos "tuvo la idea de crear esta Fundación en Jerez con el nombre de Teresa Rivero. En febrero de 2005 se constituyó el Patronato. En estos años nos hemos incorporado dignamente al grupo de entidades que trabajan por Jerez y todo esto no hubiera sido posible sin el infinito amor a esta ciudad de don José María y su familia", subrayó Corchado. La entidad, que en un principio tenía su sede en las bodegas Garvey, se trasladó en septiembre de 2008 a la 'casa de los Pérez-Luna' en la plaza Rivero, cuya rehabilitación costó 600.000 euros. Una inversión que vive ahora sus peores momentos y que da al traste con las ilusiones de muchos colectivos sociales de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios