Marco de Jerez

Bodegas Fundador robotiza su centro de embotellado

  • Una inversión multimillonaria coloca a la bodega como una de las más avanzadas del sector a nivel nacional

  • El incremento del rendimiento se ha cifrado ya por encima del 50%

La alcaldesa y el director general de Domecq, visitando las mejoras de la planta. La alcaldesa y el director general de Domecq, visitando las mejoras de la planta.

La alcaldesa y el director general de Domecq, visitando las mejoras de la planta. / Miguel Ángel González

Bodegas Fundador es la primera empresa del sector que dispone con una planta de paletización completamente robotizada. Rafael Rendón, director general, explicaba que esta nueva planta viene a suplir a la que se inauguró en 1992, la cual estaba mecanizada y se quedó obsoleta. La actual, inaugurada ayer con la presencia de la alcaldesa, Mamen Sánchez, cuenta lógicamente con elementos mecánicos, pero también informáticos, electrónicos y tecnología láser.

Dicha planta de paletización se rige por unos criterios claros en los que la seguridad, la rapidez y, sobre todo, el aprovechamiento del espacio se erigen en leyes a cumplir. No en vano los robots son capaces de apilar las cuarenta cajas de un palé en menos de un minuto, cuando con los métodos anteriores dicho tiempo era de dos minutos y medio.

En este lugar se paletizan las cajas que llegan desde la cercana planta de embotellado. Productos con gran demanda a nivel internacional se preparan allí para su transporte al otro lado del mundo. Es por ejemplo el caso de Filipinas, el mayor consumidor de brandy del mundo y donde Fundador es una empresa líder. Igual sucede con el brandy Terry, muy demandado en Perú. Además, también allí hay líneas para Bristol Cream (el sherry más consumido del mundo), que dispone de línea propia. También existe otra línea de copacking, donde se empaquetan los productos de la compañía Beam Suntory. La planta tiene la capacidad suficiente como para que una de sus líneas sea capaz de embotellar cualquier formato de envase de vidrio que le llegue.

Según explicó el director general de Fundador, Rafael Rendón, todo el proyecto nace hace once meses, el pasado mes de enero, si bien fue hace tres años cuando Bodegas Fundador comenzó a realizar una apuesta firme por la tecnología. Así, siguiendo un orden cronológico, en enero se aprobó el proyecto y se inició la búsqueda de inmediato de una empresa que pudiera afrontar la referida robotización.

Mamen Sánchez y Rafael Rendón, en Bodegas Fundador. Mamen Sánchez y Rafael Rendón, en Bodegas Fundador.

Mamen Sánchez y Rafael Rendón, en Bodegas Fundador. / Miguel Ángel González

La empresa tuvo claro en todo momento que la apuesta sería española ya que en caso de producirse cualquier problema sería mucho más rápida la atención por parte de una empresa nacional que de una extranjera. La elección llevó a Fundador hasta el País Vasco. Allí, Inser-Robótica asumió el proyecto. Se empezó a trabajar y en septiembre comenzó la instalación. Un mes más tarde, en octubre, ésta estuvo concluida.

Todas estas acciones se engloban dentro del plan estratégico de Bodegas Fundador, “la innovación en ingeniería y tecnología forman uno de los pilares fundamentales para la mejora de su competitividad y sostenibilidad futura. Para ello, dentro de dicho plan, este año se han diseñado e implementado cuatro celdas robotizadas para el paletizado de cajas de todas sus líneas de embotellado, cuya tecnología aportan a sus procesos industriales mejoras significativas en seguridad, calidad, productividad y eficiencia”, se apuntó ayer desde la bodega jerezana.

Las cuatro celdas robotizadas están compuestas principalmente por cinco robots de última generación del fabricante japonés Fanuc, transportadores automatizados y sistemas de seguridad perimetral avanzados, que permiten construir los mosaicos de pallets de cajas de producto terminado a una velocidad media de 30-40 cajas por minuto y 1-2 minutos por pallet, alcanzando un incremento de rendimiento por encima del 50% con respecto a los antiguos equipos. El proyecto ha sido coordinado por el departamento de ingeniería de Bodegas Fundador y su integración en las líneas de producción ha sido ejecutado por la referida empresa Inser-Robótica.

Fernando Orge, director industrial de Bodegas Fundador, destaca que “ha sido un gran reto para todo nuestro equipo afrontar un proyecto tecnológico de esta envergadura y su consecución ha supuesto un éxito muy importante para el futuro de nuestra empresa y cuyo resultado refleja el esfuerzo y dedicación de nuestro equipo de técnicos e ingenieros”.

Por su parte, Rafael Rendón, director general de Bodegas Fundador, considera que “estos últimos avances tecnológicos en nuestro centro de embotellados nos permiten seguir mejorando nuestros procesos industriales y convertir nuestras líneas en una de las más modernas y productivas del sector, que junto a nuestra metodología de mejora continua, nos garantizan una optimización constante de nuestra actividad en varias áreas de nuestro negocio, tales como la seguridad, medio ambiente, calidad, servicio al cliente, costes competitivos y compromiso de los empleados”.

Un factor importante ha sido la formación de los trabajadores en dos ramas: de un lado la de los operarios y, de otra, la de los ingenieros que deben conocer a fondo cómo funciona el enorme engranaje de mecánica, electrónica y robótica que permite a Bodegas Fundador erigirse en la actualidad en una de las más avanzadas de España a este respecto y en la primera del Marco de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios