Grandes Premios en julio

¿Habrá ambiente en Jerez durante los grandes premios de julio?

  • Los hosteleros ven con más esperanza la motorada  que los propios moteros, que esperan “cero ambiente”

Aficionados británicos en una terraza de la alameda del Mamelón de Jerez. Aficionados británicos en una terraza de la alameda del Mamelón de Jerez.

Aficionados británicos en una terraza de la alameda del Mamelón de Jerez. / Pascual

El ambiente del que disfrutará Jerez durante los dos grandes premios de motociclismo del Mundial que se celebrarán los días 19 y 26 de julio es una absoluta incógnita. Sondeando los sectores implicados, tanto las respuestas como las esperanzas son dispares. La hostelería (bares, restaurantes y hoteles) en este caso muestra abiertamente sus esperanzas acerca de que esas dos pruebas deportivas de primerísimo nivel pueden ayudar a que el sector servicios logre resultados aceptables. En otros momentos este término, aceptable, hubiera sido sinónimo de desastre. Hoy en día, tras la crisis sanitaria del Covid-19, esa palabra adquiere tintes esperanzadores.

Stefan de Clerck, presidente de la federación de hoteles de Horeca, destaca a Diario que “hay cierta alegría en los hoteles, sobre todo en lo que se refiere a Jerez, ya que será el lugar donde se alojen los equipos y la organización de la prueba”. ¿Vendrá gente de fuera? De Clerck asegura que “el turismo nacional siempre es de última hora. Los GP’s fuera de Jerez no se notan aún. Pese a todo creemos que va a haber movilidad, moteros que vendrán a Jerez de toda España a pesar de que las dos pruebas se van a celebrar a puerta cerrada”.

En Jerez, con tantos años de experiencia en organización de grandes premios, es público y notorio que no todo aquel que viene al Gran Premio lo hace para acudir al circuito. “Son muchas las personas que vienen para disfrutar del ambiente”, dice el presidente de federación de hoteles de Horeca. Pero de momento todo se mueve en el ámbito de la esperanza y del irrefutable hecho de que “Jerez se enmarca en una provincia repleta de playas y con dos grandes premios de motos en pleno mes de julio. La verdad es que suena muy atractivo”. Y no le falta razón a Stefan de Clerck.

Los hoteles esperan llegar como mucho al 80% de ocupación respecto al 95% de 2019

En estos momentos, los hoteles de la ciudad vienen a tener el 55% de sus plazas reservadas para el próximo mes de julio “y creemos que en el mejor de los casos podríamos llegar al 80%. Vaya por delante que el año pasado en estas fechas estábamos por encima del 95%”.

Por su parte, Antonio Rosado, presidente de la Federación de Motoclubs de Jerez, es más pesimista. Recuerda (exagerando evidentemente) algunas pruebas motociclistas en julio “en las que había casi más gente en la enfermería con lipotimias que en las gradas”.

A la hora de vaticinar el ambiente motero Rosado lo tiene claro: “Va a ser cero. Puede ser muy agobiante un Mundial en la segunda quincena del mes de julio”. Como mucho vaticina “quizás una mayor afluencia a las playas, al pescaíto frito y las marisquerías y de paso ver las carreras por la tele. No creo que Jerez se beneficie mucho de ello”. A este respecto indica que “la federación no hará absolutamente nada y el circuito como todo el mundo sabe va a estar cerrado y sin público en las gradas”. De hecho la propia federación, visto el estado de desescalada de la crisis sanitaria en que nos encontramos, también ha decidido no organizar acto alguno" con motivo de la fiesta grande del motociclismo jerezano.

“Algún movimiento habrá -dice Rosado- pero es algo imprevisible. Es época de playa y quizás, motivados por las motos y la costa, haya gente que venga por curiosear, pero creo que serán de los alrededores. No creo que vaya a haber ningún ambiente”.

Sobre la posibilidad de que se pudieran hacer actividades tales como alguna pantalla gigante, un concierto... Rosado lo tiene claro: “Es muy complicado que nadie se meta a hacer nada porque es una responsabilidad muy grande, todos sabemos que esto no es una gripe. Yo, como presidente de la Federación de Motoclubs, ya le digo que no se va a hacer nada”.

Todo hace indicar que las pruebas se retransmitirán en directo si bien es sabido que las medidas de seguridad durante las pruebas van a ser excepcionales. “Me consta que las medidas, con vistas a pilotos, comisarios de pista y demás, van a ser enormes. Se pretende hacer controles exhaustivos cada dos por tres. En todo momento se va a vigilar la afluencia, guardando las distancias en todo momento”.

De otro lado están los bares. Francisco Díaz es el representante de Horeca en la ciudad en lo que a bares, restaurantes y cafeterías se refiere. Se muestra seguro que si hay una zona de la ciudad que se va a ver beneficiada por estos dos grandes premios a puerta cerrada va a ser el centro de Jerez.

“El sector ha acogido bien estos grandes premios porque aunque el público no vaya a asistir al circuito vendrán los equipos y el centro es el núcleo central de las motos en Jerez. Tras el Covid esto supone un golpe de aire fresco para el sector”.

Díaz destaca que hay un buen número de establecimientos hosteleros que van a volver a abrir sus puertas en julio tras considerar que “no era rentable hacerlo antes de que llegara la temporada veraniega y la posible llegada de turistas a la ciudad. Antes no era rentable al haber tantos bares en el centro sin turismo, ya que la tarta estaba muy repartida”.

En su opinión personal, Francisco Díaz, propietario del restaurante ‘Don Tapas’ en la calle Lancería, se muestra optimista. “Creo que a un Gran Premio siempre vienen aficionados, ellos lo viven disfrutando del ambiente aunque en esta ocasión habrá que hacerlo sin grandes aglomeraciones. De hecho ya hay algunos hoteles con ocupaciones para estos fines de semana”.

Sobre la posible instalación de pantallas Díaz no termina de creérselo. “Es algo que tendría que hacer la inversión privada pues la pública ya ha dejado claro que no lo hará. Habría que adoptar grandes medidas de seguridad y de sanidad y, además, supondría una importante inversión económica para dos fines de semana (alquiler de equipos y pantallas)”. De todas formas los bares esperan esos dos fines de semana con ganas teniendo la certeza de que “van a ser buenos pero no para tirar cohetes”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios