Jerez

Ganemos alerta de los riesgos de la nueva zona de botellódromo en Feria

  • Ve "temerario" el traslado y pide mejorar los accesos para evitar "una desgracia como la del Madrid Arena"

Imagen del único acceso al recinto ferial desde la nueva zona del botellódromo, a espaldas del restaurante El Bosque. Imagen del único acceso al recinto ferial desde la nueva zona del botellódromo, a espaldas del restaurante El Bosque.

Imagen del único acceso al recinto ferial desde la nueva zona del botellódromo, a espaldas del restaurante El Bosque.

El problema no es el botellódromo, sino el peligro que representan los deficientes accesos a su nueva ubicación en el Hontoria, a espaldas del restaurante El Bosque. Ganemos Jerez pide al gobierno local que recapacite y rectifique a fin de evitar que se pueda repetir "una desgracia como la del Madrid Arena" por el efecto embudo.

Tras comprobar los problemas de accesibilidad de la nueva "zona de esparcimiento para jóvenes", eufemismo empleado para evitar el término botellódromo, la agrupación de electores denuncia en una nota los problemas de seguridad del espacio destinado a tal fin, que únicamente cuenta con dos accesos: el de la avenida Álvaro Domecq por el que discurre el carril bici y un pasillo estrecho entre las casetas que da acceso al recinto ferial por la calle La Paquera.

Ganemos considera que estos dos accesos son "del todo insuficientes" y alerta del riesgo, "en caso de incidente, por el volumen de visitantes que acude a la Feria y que podría resultar nefasto".

La agrupación critica igualmente que esta decisión obedece a un "modelo clasista" que "margina a los jóvenes en un gueto y los aísla del resto de jerezanos". "No es de recibo arrinconarlos en una zona que incumple los requisitos mínimos de seguridad y de accesibilidad", señala Ganemos, que explica el cambio de ubicación del botellódromo en la construcción del nuevo restaurante de La Rosaleda, que califica de "esperpento urbanístico".

El segundo partido de la oposición recuerda que dicha edificación es una concesión del anterior gobierno del PP que "a todas luces se presenta como un uso inadecuado de lo que debe ser un parque urbano" y añade: "Tras la apertura del restaurante surge un conflicto evidente: enfrenta el uso privativo y la concepción elitista del restaurante con el interés general de un espacio de ocio para los jóvenes", de ahí que "como los jóvenes pueden resultar molestos para la clientela del restaurante, la genial idea del gobierno local es reubicar a la juventud en otro sitio que no incordie".

En la misma nota, Ganemos esgrime que "la solución no pasa por aumentar los efectivos de seguridad, poner más cámaras o potenciar planes coercitivos" y aboga por "un modelo más abierto, integrador, accesible, estudiado y que vele por el interés común de los jerezanos".

"La Feria de Jerez debe ser un lugar accesible para todos. Un lugar donde la gente pueda convivir en armonía y libertad por el recinto ferial, en sus casetas y en sus inmediaciones", manifiesta la agrupación de electores, no sin recordar que "el Ayuntamiento y las autoridades pertinentes son responsables de facilitar el paso de las personas a las zonas de un modo amable, responsable, ordenado y siempre con un plan al respecto sobre las emergencias que pudieran suceder".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios