Gerardo Núñez | Guitarrista

“No es momento de vender, sino de compartir y que esto sea más llevadero”

  • El jerezano acaba de lanzar ‘Orchestral Flamenco’, un trabajo grabado junto a la Big Band de Canarias y que ha querido lanzar gratuitamente a internet en estos días de alerta que estamos viviendo

Gerardo Núñez, junto a Kike Perdomo, pieza importante en el disco. Gerardo Núñez, junto a Kike Perdomo, pieza importante en el disco.

Gerardo Núñez, junto a Kike Perdomo, pieza importante en el disco. / Óscar Romero

El guitarrista Gerardo Núñez (Jerez, 1961) acaba de lanzar ‘Orchestral Flamenco’, un proyecto sonoro en el que se ha rodeado de la Big Banda de Canarias y otra serie de músicos para llevarlo a cabo. El jerezano, curtido en mil batallas y con una trayectoria profesional excelsa, da así un nuevo golpe de efecto a su carrera, que ha querido compartir con el público en estos días de alerta que vive el país.

–Cuénteme cómo surge este ‘Orchestral Flamenco’.

–Surge a raíz de mi encuentro con Kike Perdomo, saxofonista, arreglista y director de la Big Band de Canarias. Los dos somos consejeros de AIE (Artistas, Intérpretes y Ejecutantes) y hemos coincidido en numerosas reuniones del consejo de administración. El caso es que llevábamos un tiempo hablando de hacer algo con la Big Band de Canarias y mi música, hasta que finalmente los hemos llevado a cabo.

–Ha sido un proceso de grabación más laborioso por aquello de contar con tantos músicos?

–Claro, ha sido complicado porque la mayoría de los músicos residen en Canarias. Kike se encargó de grabar los metales en Tenerife, y yo de grabar las guitarras, zapateado, cantaor, contrabajo y percusiones en mi estudio El Gallo Azul que tenemos en Madrid.

–Casi treinta personas trabajando, ¿ha sido difícil coordinar a tanta gente?

–Sí, por supuesto ha sido difícil coordinar la agenda de tantos músicos, porque cada uno tiene sus trabajos y sus compromisos. Por eso quiero agradecer el esfuerzo que han hecho todos los músicos de la Big Band de Canarias, porque sin su colaboración no existiría este disco, y también a Carmen Cortés , Antonio Carbonell, Cepillo, Kike Perdomo, Javier Conde, Álvaro Martinete, Alfonso Calvo, Toño por su contrabajo, y al Estudio de Grabación Santamaría.

–Seis temas, algunos clásicos además de los que han sido parte importante de su carrera...

–En este proyecto se integra la guitarra y mi música dentro de una formación clásica de Big Band, así que tuve que elegir entre mis composiciones más melódicas con el objeto de que el resultado sonoro fuese propio de este tipo de formación, con lo cual la propuesta ha sido un reto enorme. La sinfónica es más amigable con la sonoridad predominante de la cuerda, pero en el concepto de Big Band predominan los metales, y eso ha sido realmente un gran desafío. Empastar los metales con la guitarra flamenca ha sido muy interesante.

–Se demuestra que la guitarra flamenca es capaz de amoldarse a lo que sea…

–Más que la guitarra, yo diría que los guitarristas. Y entre estos sólo los que puedan y estén preparados para hacerlo. Lo que sí es cierto es que la guitarra flamenca está a la vanguardia de la guitarra mundial.

Gerardo Núñez, durante su actuación con la Big Band en la última Bienal. Gerardo Núñez, durante su actuación con la Big Band en la última Bienal.

Gerardo Núñez, durante su actuación con la Big Band en la última Bienal. / Óscar Romero

–El disco iba salir a la venta, pero has decidido ofrecerlo gratis ante la situación que vivimos, ¿no?

–Bueno, el cd saldrá a la venta físicamente cuando esta situación tan tremenda acabe; esperemos que sea pronto porque los músicos, los artistas en general, somos uno de los colectivos más vulnerables económicamente y ya lo estamos pasando mal. Si esto se alarga, va a ser dramático. Al no saberse cuándo va acabar, y viendo la situación que padecemos de confinamiento me dije, necesitamos que nuestro encierro sea más llevadero, y ahora no es el momento de vender, sino de compartir, de modo que decidí regalar a todo el mundo mi último trabajo: Gerardo Núñez Orchestral Flamenco. Es mi granito de arena para fomentar quedarse en casa.

–¿Qué pretende Gerardo Núñez con este Orchestral Flamenco?

–Principalmente, vivir la música, sorprenderme con ella como he hecho siempre, mostrar en las composiciones flamencas otro colorido, otra sonoridad distinta a la que estamos acostumbrados, simplemente eso.

–Javier Conde, Álvaro Martinete y Alfonso Calvo... Sigue apostando por la juventud...

–Siempre he apostado por los jóvenes. Publiqué el primer disco de Jesús Mendez, Jesús de Rosario, Miguel Ángel Cortés, Antonio Rey, Álvaro Martinete, María Mezcle, Miguel Ochando… Los jóvenes tienen más dificultades a la hora de publicar sus trabajos y me siento en la obligación de ayudarlos, porque es lo que me hubiera gustado a mí cuando empezaba.

–Por cierto, ¿cómo está llevando la situación del coronavirus y ese confinamiento en casa?

–Mal, como todos. Además, no soporto a esos hijos de su madre que no paran con las noticias falsas, asustándonos, alarmándonos. Me aterra esa descoordinación entre gobierno central y los autonómicos, y a menudo no me puedo creer lo que oigo a algunos políticos que parecen estar pensando en qué tajada van a sacar en forma de votos en vez de arrimar el hombro para no tensionar más a la gente. Esperemos que pase pronto porque esta confinación, que es tan necesaria, no es saludable. Deseo que aguantemos y le echemos coraje, y desde aquí mando un abrazo y mucho ánimo para que no nos vengamos abajo. Tenemos que resistir.

–He visto que va a editar la sexta edición de Jucal. Más de veinticinco años después es un disco que sigue latiendo…

–Es muy bueno remover y poner al día los trabajos que han sido importantes para que no caigan en el olvido. En el mundo en el que vivimos es imprescindible dar la cara por nuestra obra, hacer todo lo que esté en nuestra mano para que nuestros trabajos permanezcan.

–¿Se podrá recuperar el mundo de la cultura de este duro golpe?

–Creo que se recuperará, pero va a ser una tarea ardua, difícil y a largo plazo. Después de vencer al virus tendremos que vencer a nuestra mente. Quién sabe qué mundo nos vamos a encontrar dentro de dos o tres meses; lo que es seguro es que no será el mismo que dejamos al entrar en nuestras casas, y nosotros también seremos otros.

–Este año se cumplen 30 ediciones de los Cursos de Verano. Háblenos un poco más de lo que han preparado....

–Teníamos muchos proyectos para celebrar el 30 aniversario, pero los pronósticos no son muy halagüeños, ya que la mayoría de alumnos vienen de otros países. No sé si en julio habremos vencido al virus y a nosotros mismos y podremos viajar, juntarnos, cantar, tocar y bailar juntos en las fiestas. No me atrevo de momento a proponer nada. Además, con la seriedad de la situación se me hace duro. Ya veremos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios