Jerez

Gómez Pascual releva a Isidoro Vargas al frente de Cría Caballar

  • Autoridades civiles y militares despiden en el Cortijo de Vicos al teniente coronel, que pasa a la reserva.

Comentarios 1

El teniente coronel Antonio Gómez Pascual tomó posesión ayer como nuevo jefe del Centro Militar de Cría Caballar en sustitución del teniente coronel Isidoro Vargas Domínguez, que pasa a la reserva. El acto se desarrolló en el Cortijo de Vicos, sede de la Plana Mayor de Cría Caballar en Jerez, y estuvo presidido por el general Luis Miguel Arjona Ruiz, subdirector general de la Administración Periférica de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Defensa.

El acto contó con la presencia de numerosas representaciones, caso por ejemplo del subdelegado de Defensa en Cádiz, el capitán de navío Vicente Ortells, además de representantes de los cuerpos y fuerzas policiales en Jerez, Cuerpo Nacional de Policía, con el comisario José Antonio Fernández, el segundo comisario, Francisco Álvarez, la Guardia Civil, con el alférez y el alférez adjunto en representación del jefe de la compañía y la Policía Local, con el inspector Javier Pérez Andrada. La representación municipal recayó sobre el teniente de alcaldesa Javier Durá, mientras que también acudió una nutrida representación de Ifeca, con su director Aurelio Sánchez al frente, y la Real Escuela, con su director gerente Juan Carlos Román.

Antes de que el acto comenzase ante la fuerza militar y el personal civil del Cortijo de Vicos, el general presidió el juramento ante la Constitución del nuevo jefe, procediéndose acto seguido a firmar la correspondiente documentación. Esta parte del acto se desarrolló en la intimidad. Apenas unos minutos más tarde se procedió a los discursos, ya en el patio de oficiales. Antonio Gómez Pascual agradeció la presencia de las representaciones y destacó que "espero que esta apuesta se vea correspondida con el acierto. Desde hoy trabajo por ello". Tuvo palabras igualmente para su antecesor en el cargo, Isidoro Vargas, del que ensalzó sus "desvelos" por mantener una línea de trabajo en unos años que han estado marcados por la crisis y por unificación de dos departamentos tales como la Yeguada Militar y el Depósito de Sementales.

"Tenemos una misión -dijo- que es la cría y selección de équidos de pura raza. Tiene que ser un orgullo para todos nosotros ver nuestros caballos en la escolta de Su Majestad El Rey, en los escuadrones de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, en eventos deportivos y paseando nuestro hierro por todo el mundo montados por los jinetes de la Real Escuela". "Os aseguro, dijo, que no faltarán ni el trabajo ni la ilusión. Pero uno solo no hace nada. Necesito del trabajo de todos".

Acto seguido, tanto militares como civiles se desplazaron a las cocheras donde se ofreció un vino de honor a los invitados. Fue allí donde el general Luis Miguel Arjona desglosó el trabajo del teniente coronel Isidoro Vargas, jefe saliente de Cría Caballar. Manifestó el alto mando que "Isidoro se retira con 38 años de servicio de los que 22 los ha dedicado a la Cría Caballar. Los últimos siete en este centro, en una época de crisis, con menos recursos. Sin embargo el servicio se ha visto cumplido". Entre los éxitos conseguidos destacó la venta de caballos a la Policía marroquí. "Te vamos a echar de menos", cerró el general que también tuvo palabras de recuerdo para todos aquellos militares y civiles que pasaron por Vicos durante estos años.

Por su parte, Isidoro Vargas recordó también a todos sus colaboradores durante los siete años que estuvo al frente de la Cría Caballar en Jerez que, como cualquiera puede entender, es como ser el responsable de bienes tan preciados como los pura razas en la tierra que, precisamente, les vio nacer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios