Jerez

González Mata recurre la negativa de Alaya a darle una pensión alimenticia

  • Su abogado dice que la juez "no ha respetado sus derechos a su dignidad personal y a la vida"

El dueño de Uniter, José González Mata, ha recurrido la decisión de la juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares de rechazar su petición para que le concediera una pensión alimenticia de 3.000 euros mensuales "con cargo a los fondos de sus empresas Uniter y Cureña" a fin de poder atender "sus necesidades más básicas".

En el recurso elevado a la Audiencia Provincial de Sevilla, el dueño de Uniter recuerda que, "a día de hoy", no ha sido condenado por delito alguno, y señala que, con la decisión adoptada, la juez Mercedes Alaya "no ha respetado" sus derechos a su dignidad personal, a la vida y a la integridad física y moral, al honor y a la propiedad privada.

Todo ello "se dice de forma respetuosa y en términos de defensa, y ello a fin de evitar nuevas y desagradables incidencias", dice el abogado del imputado, juan Pedro Cosano, en referencia a la multa de 3.000 euros que la Audiencia Provincial de Sevilla le impuso por la comisión de "una falta de respeto debido al Poder Judicial como Institución" tras sus críticas a la juez, a la que acusó de "pretender" la "muerte civil" de su cliente, entre otras afirmaciones.

En el auto, Alaya aseguró que el imputado "no acredita en modo alguno la situación de necesidad en la que dice encontrarse", una afirmación "realmente incomprensible", ya que "consta en el procedimiento la averiguación patrimonial llevada a cabo sobre el mismo, consta el embargo absoluto de todas sus cuentas corrientes y propiedades, consta, en suma, la situación de carencia completa que atraviesa mi cliente", señala el letrado jerezano.

"¿Qué otra justificación se precisa?", se pregunta el abogado de González Mata, que lamenta además que la juez señale en su auto que "tampoco resulta acreditado la imposibilidad de este imputado para ejercer profesión o trabajo con el que se pueda sustentar por sí mismo".

El abogado señala que "con este procedimiento y su inconmesurable repercusión mediática se ha producido un descrédito absoluto de González Mata y de su reputación profesional", y agrega que "con este bagaje, ya se nos dirá qué posibilidades tiene mi cliente de acceder a un mercado laboral en las circunstancias que actualmente atraviesan el país y la propia comunidad autónoma".

"Para cualquier persona sensata, ninguna", asevera el abogado, que añade que "en el caso hipotético y extremadamente improbable de que González Mata accediera a un empleo remunerado por cuenta ajena, la siguiente medida que se adoptaría es el embargo de sus remuneraciones en la proporción legal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios