EL REBUSCO

Historias y anécdotas

  • Rebuscando en nuestro pasado

HISTORIAS Y ANÉCDOTAS HISTORIAS Y ANÉCDOTAS

HISTORIAS Y ANÉCDOTAS

El mausoleo de los Misa

El mausoleo de los MisaEn la zona católica del gran cementerio de Kensal Green, de Londres, conocida con el nombre de St.Mary, existe desde 1904 el mausoleo de la familia Misa Bertemati, que en la actualidad presenta un estado lamentable de abandono, objeto de pillaje para sustraer sus piezas de valor.

En uno de los siete grandes  cementerios que aún se conserva en la capital londinense, inspirado por el cementerio de Père Lachaise en París, fue fundado por el abogado George Frederick Carden, tiene consideración de primer nivel en el listado establecido por el Registro de Parques y Jardines Históricos ingleses.

Este mausoleo, de estilo neogótico, fue mandado a construir por Manuel Misa Bertemati,  primer conde de Bayona y Marqués de Misa, con grandeza de España, y uno de los grandes comerciantes de vinos de Jerez en la segunda mitad del siglo XIX.

Manuel Misa nació en Bayona (Galicia), en 1815. Doctor en derecho por  la Universidad de Santiago de Compostela, se unió a su hermano, Ventura, en el negocio del vino de Jerez, estableciéndose en Londres con gran éxito, además de ser un gran filántropo. Sufragó los vidriales de las catedral católica de Westminster, y la actual residencia de la embajada de España en la capital del Reino Unido, sita en la lujosa zona de Belgrave Square, fue donación personal al gobierno español.

El deterioro del  edificio se ha acelerado en los últimos años. El interior está expuesto a los elementos,  y se hace necesaria una intervención urgente para su mantenimiento.

El departamento dedicado a la conservación de lugares emblemáticos e históricos de Inglaterra  encargó un estudio de su condición en el 2015, con las propuestas que incluyen la protección de las partes  más vulnerables para su restauración: análisis de pintura, repintado, reposición, reparación de toda la piedra exterior, revisión de la puerta, restauración de los herrajes e instalación  de ventanas.

Por otra parte, la institución privada Heritage London Trust, creada en 1980 para promover la protección de aquellos lugares del Gran Londres  que los organismos públicos no pueden atender debidamente, se ha interesado en  su recuperación.

Desde aquí hacemos una llamada de atención a los Ayuntamientos de Bayona, como al de Jerez, e igualmente a la embajada española, para que promuevan las gestiones que estén en sus manos con motivo de una pronta intervención en lo que fue la última morada de tan destacado personaje.

Añadir que en ese mismo cementerio se encuentra la tumba de otro destacado bodeguero del XIX, Juan Bautista Dubosc (1805-1861), el que fuera socio de Manuel María González Ángel. Junto a él está enterrada su mujer, pero su tumba, en cambio, ofrece un aspecto cuidado.

Antes y después

El que fuera un bello edificio de la segunda mitad del XIX, sito entre calle Misericordia, Algarve y plaza del Progreso, hoy está convertido en un funcional bloque de apartamentos, recientemente rehabilitado, de la segunda mitad del siglo XX. 

En 1897  los bajos  de esta edificación estuvieron ocupados por la sastrería de Río, pero que con el paso del tiempo, y con un diseño más funciona sus bajos serían la sede de una de las oficinas de la Caja de Ahorros de Jerez-San Fernando.

Esta curiosa imagen la podemos ver en una publicación editada en Jerez a finales del XIX,  El Solitario, que se puede consultar en la sección de temas jerezanos de la Biblioteca Municipal.

No me llames maestro

Cuando en Jerez se oye decir a alguien “maestro” es normal  ver un gesto de crispación en los rostros de los jerezanos. Una expresión local que tiene connotaciones de insulto para el que así es llamado por un tercero. 

Su sentido oculto se ha transmitido de generación en generación. A los foráneos hay que aclararles  que eviten utilizarla a la hora, por ejemplo, de dirigirse a algún profesional de la hostelería, u otras personas del sector servicio. Aquí, como sustituto, suele usarse lo de “jefe”.

Como digo, a los de fuera les extraña mucho este secreto a voces que se ha incrustado en nuestro lenguaje coloquial.

Pero, ¿cuál es su origen?, ¿cuándo comenzó a utilizarse con este doble sentido? Todos hacen referencias al primer toro lidiado en el coso jerezano, y que llevaba por nombre “maestro”. Algo difícil de documentar, al menos que yo sepa, ya que Jerez ha tenido varias plazas de toros a lo largo de su historia.

Ni el mismo Juan de la Plata, en su libro El toreo en Jerez, nos da ninguna pista de ese toro marcado con el estigma de nuestra particular leyenda negra.

Intentemos dar nuestra propia versión de este asunto, tan delicado para mis paisanos, y que ya tiene visos de leyenda urbana local.

Una de las industrias fundamentales vinculadas al sector bodeguero jerezano ha sido desde siglos la tonelería, a la que este año la Fiesta de la Vendimia rinde obligado homenaje y reconocimiento.

La ciudad albergó una gran variedad de trabajaderos repartidos por sus barrios, a cuya actividad se dedicaba un importante sector de la sociedad, con sus diferentes grados y competencias. Desde los jóvenes aprendices hasta los curtidos maestros. 

Uno de estos veteranos artesanos de la madera, de inicios del XIX, fue José Antonio Sierra, que dio nombre a las bodegas que aún llevan su nombre: Maestro Sierra.

Entre los utensilios usados por este gremio, al que el historiador Diego Caro Cancela incluyó en la llamada “aristocracia obrera”, era el de un asta de toro. Con este cuerno, lleno de agua, rociaban las duelas calentadas por el fuego. Su forma sinuosa permitía una mayor comodidad a la hora de ir moldeando las piezas curvadas que darán forma a la bota.

La naturaleza del carácter andaluz, muy proclive a los juegos de palabras y a los dobles sentidos, se acentúa cuando hay una relación de jerarquía,  o se cuestiona el honor  varonil a causa de la infidelidad de la mujer. Un buen resorte para dar rienda suelta a la  inventiva popular.

Uno puede imaginar las miradas socarronas de los bisoños aprendices a la hora de recoger al “maestro”, con la “cornamenta” debajo del brazo (o no), para dirigirse al lugar del trabajo.

Fidel Castro y el Tío Pepe

El que fuera líder comunista de Cuba, Fidel Castro, se mostró interesado por el proceso de elaboración de los vinos y brandies de Jerez.

Esto es lo que nos cuenta un miembro de la familia que ha guardado, hasta hoy, la foto en la que se ve a Castro asistiendo a la caseta que las bodegas González Byass instaló en La Habana con motivo de una Feria Internacional de Muestras dedicada a la maquinaria industrial y la alimentación. Este evento tuvo lugar en la capital caribeña a mediados de los años 80.

En la misma se puede observar a Castro en animada charla con el que fuera subdirector de la División Internacional y Jefe de departamento para el mercado cubano de esta bodega jerezana, Rafael Lara. El mismo Lara le obsequiaría con varias botellas de brandy Lepanto.

Como curiosidad indicar, que en los archivos de ésta compañía jerezana no hay constancia de alguna otra copia de esta fotografía.

Japón y Jerez unidos por el vino

Y rebuscar en la historia cultural de nuestro vino para ver los lazos de unión entre Jerez y Japón. Con motivo de la celebración del 150 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España y Japón, la Universidad de Kanagawa organizó un programa de actos para recordar que en esa ciudad se firmó en 1868 el tratado de amistad, comercio y navegación  entre ambos países.

Los diferentes eventos se han desarrollado desde finales de noviembre y hasta principios de diciembre. 

El profesor, Yuga Kuroda, especialista en historia de la España medieval, y miembro del equipo universitario que coordina los distintos actos culturales, cursó para ello una invitación al académico José Luis Jiménez para impartir dos conferencias sobre el vino de Jerez y su relación con Japón, que llevará el título de La cultura que vino con el vino. 

La charla, que tuvo lugar el 1 de diciembre,  se realizó acompañada de una cata de vinos de las bodegas Williams&Humbert, que estuvo dirigida por la sherry educator Tomoko Kimura, además de una degustación de productos aportados por el Consorcio de Jabugo.  Por este motivo se  contó con  la participación del actual campeón japonés de cortador de jamón, Shinpei Shinozaki.

Hay que considerar que fue vino de Jerez el  que llevó el marino español, Sebastián Vizcaíno,  cuando visitó Japón en 1611, y que la Fiesta de la Vendimia del año 1974 estuvo dedicada al país del sol naciente, además de otros vínculos existentes entre dicho país asiático con Jerez y el jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios