Patrimonio

Más cerca de la mezquita jerezana

  • Hallan en la Casa del Abad una triple arcada que podría formar parte del patio de abluciones de la antigua mezquita

  • La cronología de los restos encontrados se remontaría hasta el siglo XII

Imagen de uno de los arcos hallados en la Casa del Abad. Imagen de uno de los arcos hallados en la Casa del Abad.

Imagen de uno de los arcos hallados en la Casa del Abad. / Manuel Aranda (Jerez)

Comentarios 4

La Casa del Abad vuelve a sorprender, como ya auguraban los expertos. Esta vez lo hace con la aparición ayer lunes de tres arcos "que podrían pertenecer al patio de abluciones de la antigua mezquita", según los arqueólogos que trabajan en la obra, a los pies de la torre-campanario de la Catedral. 

Una secuencia de tres arcos de herradura en ladrillo que están con su enlucido original. "Según los textos, aquí se mantiene el patio de la mezquita, que serían los claustros de la primitiva colegial. Las piezas del puzle empiezan a encajar y se intuye que esta triple arcada sería una zona de patio de época islámica. Estaríamos, aunque todavía hay que confirmarlo, en lo que sería el patio de las abluciones de toda mezquita. Este hallazgo tiene mucha potencia", añaden. 

Arco en Casa del Abad del siglo XII en la Casa del Abad. Arco en Casa del Abad del siglo XII en la Casa del Abad.

Arco en Casa del Abad del siglo XII en la Casa del Abad. / M. A. (Jerez)

Estas obras de excavación pertenecen a la segunda fase de trabajos de la Casa del Abad, a la que el Obispado le dará uso turístico o centro de interpretación en el futuro, y que consiste en "dejar al edificio en el esqueleto para conocerlo, quitarle todos los elementos contemporáneos, picado de muros y hacer una secuencia estratigráfica de la evolución histórica que ha tenido el mismo. Y se hace tanto en el interior como en el exterior", apuntan Rafael Jorge Racero y Gonzalo Castro, de 'Xerflón arqueólogos'. 

"La reutilización y aprovechamiento de estos elementos a lo largo de los siglos ha permitido su conservación. Lo fácil hubiera sido derribarlo y construir de nuevo", apuntan. "Avanzamos así un paso más para ubicar el claustro de la colegiata y el sahn de la mezquita. A raíz de ahí iremos colocando el resto de las piezas. Una vez que se concluyan estos trabajos y los del entorno de la bodega González Byass con la construcción de hotel, la plaza de la Encarnación será un boom turístico, quedará espectacular".

"Nos encontramos ante los restos de la antigua mezquita aljama de la Sharis islámica, en concreto, ante lo que podría ser parte de las galerías del patio de abluciones o sahn. La cronología, pues, de los restos podría remontarnos hasta el siglo XII", apunta otro investigador.

Con el paso de los siglos, las diferentes obras emprendidas por el Cabildo Colegial 'enmascararon' el antiguo edificio islámico, que ha quedado oculto hasta el presente, en que la Diócesis de Asidonia-Jerez se ha planteado el descubrimiento de tan importante edificio, mediante la empresa de arqueología Xerflón. Las obras de arqueología continuarán algunos meses más. 

La aparición de la mezquita en la Casa de la Abad corroborarían las tesis aportadas hace seis años por los historiadores Miguel Ángel Borrego y José María Gutiérrez. "La documentación -dice Borrego- ya hablaba de que ahí estuvo la mezquita y que ese patio se había aprovechado para las dependencias de la Iglesia Mayor. Sobre el terreno se intuía lo que ahí está apareciendo. Tiene que haber más arcos de época islámica. Lo que hay que estudiar ahora es cómo se accedía al edificio, si por una escalinata sobre el aljibe o si la entrada era por otro sitio. El hallazgo es espectacular y esto revitalizaría el casco antiguo. El Obispado tiene que actuar bien aquí". 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios