DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Obituario | José Pérez El emprendedor que nunca se rindió

  • Fallece a los 84 años el hombre que levantó junto a su cuñado, José Serna, el 'Hotel Doña Blanca' a partir del 'boom' de la Expo de Sevilla

José Pérez, ante el retrato de su esposa, Pilar. José Pérez, ante el retrato de su esposa, Pilar.

José Pérez, ante el retrato de su esposa, Pilar.

José Pérez González, fundador del hotel Doña Blanca junto a su cuñado José Serna, ha fallecido este sábado a los 84 años en Jerez tras una rápida enfermedad. José Pérez fue uno de los comerciantes que marcaron época en el centro de Jerez. Fue un fiel representante de una generación de jerezanos inquietos que tuvieron en el emprendimiento su principal objetivo en la vida. Incansable, acometió numerosos proyectos empresariales a lo largo de su vida. Así, gestionó la conocida tienda de confección y tejidos 'Casa Enríquez', un establecimiento especializado en tejidos y confecciones. Esa tienda, que fue uno de los referentes del comercio tradicional del centro de Jerez cerró hace ya muchos años, pero José Pérez, junto a su esposa, Pilar Enríquez, no se quedó quieto. Abrió camino a nuevos proyectos, como fue el otrora muy conocido 'Multicentro Doña Blanca', un proyecto de multitiendas que gozó de gran popularidad a mediados de los años 80 del pasado siglo si bien, poco a poco, fue cayendo en el olvido. Emprendió hasta una gran galería de arte, algo por entonces prácticamente desconocido en la ciudad.

Los tiempos de capa caída no impidieron que, a pesar de los reveses, acometiera la gran inversión de su vida y que fue, a la postre y no sin sus épocas de vacas gordas y flacas, su gran éxito junto a su cuñado Serna, también ya fallecido. Se trata del 'Hotel Doña Blanca', establecimiento hotelero ubicado en la calle Bodegas. Fue abierto en la calle Bodegas, con las tres estrellas que le caracterizan desde entonces. Fue uno de los muchos hoteles que se inauguraron con motivo de la celebración en Sevilla de la Exposición Universal de 1992, que conmemoró el quinto centenario del descubrimiento de América.

“Fue un valiente -recuerda su hijo Enrique- pues en ese momento a ambos les pareció una buena oportunidad ante el potencial que ofrecían España, Andalucía y Jerez para el turismo. El 'Hotel Doña Blanca' tuvo sus momentos altos y bajos, los negocios a fin de cuentas son así, pero lo cierto es que gracias a su trabajo ha marchado bastante bien hasta que ha llegado la crisis sanitaria del coronavirus”.

José Pérez, una vez jubilado, se dedicó a sus aficiones. La primera de ellas, la familia, su esposa, Pilar, sus hijos, Enrique María del Valle y Mónica, así como sus nietos; la segunda el golf, pues no en vano fue muy aficionado a este deporte y fue abonado muchos años tanto en Sherry Golf como en Montecastillo.

Su trayectoria vital dio un dramático giro hace apenas tres meses cuando se le diagnosticó un cáncer muy agresivo. Desgraciadamente ni los peores pronósticos de los médicos se cumplieron. La enfermedad fue mucho más rápida hasta que este sábado “muy tranquilo, en paz, y con constante acompañamiento espiritual”, falleció. Descanse en paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios