Jerez

Huelga de celo en los juzgados

  • Los funcionarios de Justicia cortan la avenida Alcalde Álvaro Domecq y anuncian que trabajarán a reglamento "cumpliendo la legalidad. No vamos a tomar una declaración, que la haga el juez"

Unos cuarenta funcionarios de Justicia cortaron ayer la circulación durante un espacio de unos quince minutos en la avenida Alcalde Alvaro Domecq. Otro 'viernes negro' para denunciar los recortes en esta Administración. Algunos conductores, que se vieron sorprendidos por el corte, mostraron su descontento.

El portavoz de la junta de personal de estos funcionarios, Juan Pedro García, manifestó a este medio que " el BOJA de 1 octubre la Junta ha publicado los recortes salariales que nos empezará a aplicar a partir del año que viene. Son especialmente sangrante, ya que, a cuenta de su presupuesto, sólo soportan el importe del complemento específico, y en lugar de aplicar el 5% que pretendían ahorrar únicamente sobre dicho concepto, realizan el cálculo sobre el total de nuestras retribuciones -que en su mayor parte son a cargo de los Presupuestos Generales del Estado-. Es decir, que del gasto que le suponemos los funcionarios de Justicia a la Junta, en lugar de ahorrarse un 5% se están ahorrando en torno al 30%. Estos recortes se suman a los acordados en su día por el Gobierno de Zapatero (un 5%), de Rajoy (un 7%) y la pérdida de poder adquisitivo provocada por la congelación salarial que dura ya varios años".

Los trabajadores indicaron que han intensificado las medidas de presión (además de este 'viernes negro') como la realización de una huelga de celo que "provocará más 'atasco' judicial del que ya se sufre en detrimento de los ciudadanos. Hemos iniciado ahora una campaña de cumplimiento de la legalidad centrada en los principios de inmediación, fe pública judicial y protección de datos. Si hasta la fecha era frecuente ver cómo un funcionario hacía por ejemplo el trabajo del juez tomando una declaración para no tener al ciudadano horas y horas esperando, eso se va a acabar. Igual que en un hospital no nos opera ni nos diagnostica el celador, los funcionario tampoco nos vamos a extralimina en nuestras funciones. Con esta medida, ahora, por ejemplo, que se toman en cualquier oficina judicial cuatro, o cinco, o seis declaraciones de forma simultánea, se tendrán que poner en fila para ser atendidas por el juez, en presencia, además, del secretario judicial, que es quien ha de dar fe (como un notario) del acto. A ver si así nos damos cuenta todos de que la Administración de Justicia ha funcionado siempre por el celo y buen hacer de los funcionarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios