Educación El IEs Fernando Savater, primer instituto con tres proyectos internacionales

  • Uno de ellos aborda la formación del profesorado y dos el intercambio de buenas prácticas

Parte del equipo docente y directivo del IES Fernando Savater. Parte del equipo docente y directivo del IES Fernando Savater.

Parte del equipo docente y directivo del IES Fernando Savater.

En veinte años de vida, el IES Fernando Savater ha tratado siempre de estar a la vanguardia en materia de internacionalización. De hecho, fue de los primeros institutos de Jerez en recibir, en el curso 2005/06, la categoría de bilingüe por parte de la Junta.

Su último reto, avalado por un claustro docente y un equipo directivo comprometido, ha sido trabajar sobre los denominados proyectos Eramus +. En concreto, el instituto jerezano se ha convertido en el único de la provincia en aglutinar tres proyectos a la vez, uno destinado al profesorado y equipo directivo, el denominado K1, y dos al alumnado, K2.

El primero de ellos, denominado ‘Creatividad educativa, comunidad emprendedora. Desde Jerez a Europa’, se concedió por primera vez en 2016 y durante dos años, porque los proyectos duran 24 meses, docentes del centro han llevado a cabo diferentes experiencias en países como Finlandia, Suecia, Holanda, Escocia, Irlanda y Dinamarca.

El pasado año, 2018, se concedió un nuevo proyecto, ‘Innovando con Europa en Educación patrimonial. hacia la calidad y la integración’, que se desarrollará hasta 2020. De momento, algunos docentes han tenido experiencias en la Toscana italiana y en los próximos meses harán lo propio en Finlandia y Portugal. Enfocados a la formación en el extranjero, los docentes han tenido la posibilidad de conocer de qué manera se gestionan los centros en países como Finlandia, adentrarse en la innovación metodológica de esos países o llevar a cabo el denominado ‘Job shadowing’, que permite observar durante una semana cómo se dan las clases (Dinamarca).

Fernando Murillo, coordinador del K1, reconoce que los proyectos “nos están sirviendo, al margen de perfeccionar nuestro inglés, para conocer el aprendizaje fuera del aula y cómo lo integran en los currículos. Yo por ejemplo voy a ahora a Finlandia y allí trabajan con otros espacios diferentes a las cuatro paredes del aula, ellos es algo que lo tienen interiorizado, pero para nosotros es una experiencia”.

La reciprocidad existente en estos proyectos, ya que el IES FernandoSavater también es centro de acogida de observación, ha hecho que representantes de otros países hayan venido a Jerez para conocer, del mismo modo que ellos salen fuera, los modelos de aprendizaje de su instituto. Así, el pasado enero vinieron a Jerez cinco profesores de Polonia para conocer el día a día de este centro y otros como el Blas Infante, el Luis Vives o el Santa Isabel de Hungría; y en la próxima primavera harán lo propio cinco docentes de Turín para conocer el quehacer diario, centrándose en “la atención a la diversidad, el uso de las nuevas tecnologías en educación o la educación especial”.

Pero donde todo el centro se ha involucrado por completo, departamento a departamento, es en los dos proyectos K2, destinados a alumnos de 2º y 4º de ESO y 1º de Bachillerato y coordinados por los profesores Bruno David y Carmen Penélope Pulpón.

El centro acumula experiencia en proyectos anteriores enmarcados en el programa de la Junta, ‘Vivir y sentir el patrimonio’, en el que los alumnos ahondaban en el patrimonio industrial de Jerez, y que obtuvo reconocimientos a nivel autonómico. A partir de ahí han surgido estas dos nuevas propuestas, que tras la negativa en anteriores cursos de la agencia española, se optó, con la experiencia y contactos adquiridos con el K1, por plantearlos a agencias extranjeras, Grecia yRepública Checa, y en ambos casos fueron concedidos.

“Los proyectos, -explica Penélope Pulpón- se basan en una serie de normas que impone la ComisiónEuropea, que los dota bastante bien a nivel económico para que todo se consigan hacer y se pueda viajar y adquirir material, pero a la vez es muy exigente en cuanto a la burocracia”.

Así nacieron estas dos propuestas, que se enmarcan en el título ‘Compartiendo el patrimonio y las culturas de Europa’.

BrunoDavid coordina uno de ellos, en el que hay involucrados veinte profesores y alumnos de 2º de ESO. Su objetivo, intercambio de buenas prácticas educativas con institutos de otros países. En concreto, se trata de un instituto de la República Checa, de la localidad de Morkovice, un pueblo de 3.000 habitantes; un instituto de italia, Ladispoli, localidad costera cercana a Roma, y otro de Croacia, Varazdin, ciudad de 50.000 habitantes.

A lo largo del curso, el alumnado trabajará sobre temas de patrimonio, siempre con el inglés como elemento comunicador, y realizará un viaje a cada centro europeo elegido en su proyecto.

El otro proyecto, coordinado por Carmen Penélope Pulpón, lo conforman alumnos de 4º de ESO y 1º de Bachillerato. En este caso, trabajaron con ellos centros de Grecia, Italia y Rumanía. De Grecia está un instituto de Atenas, mientras que como representante de Italia está un centro de la Toscana, San Giovanni Valdarno, y por Rumanía, un centro educativo de la pequeña localidad de Costesti.

Como el anterior, -explica Pulpón-, “la idea es compartir el patrimonio cultural europeo como una manera de aprender valores democráticos y fortalecer los vínculos y la identidad europea”.

La experiencia supone “un esfuerzo de adaptación, te beneficias de las sinergias que ellos crean y la oportunidad de que nuestro alumnado pueda viajar a esas ciudades y participar en la vida escolar y extraacadémica de una ciudad de otro país, y vivir el patrimonio”.

BrunoDavid intenta que “los niños hagan algo que tenga sentido, que les guste y tenga un final. Una de las ideas que barajamos este año es que hagan una guía multilingüe sobre Jerez dirigida al público adolescente”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios