Jerez

III Feria del Mayor Activo en Jerez: "Hay que vivir, no encerrarse"

Mujeres posando para unas fotografías, en la feria.

Mujeres posando para unas fotografías, en la feria. / Miguel Ángel González

Bullicio y vida en Ifeca. Este martes y miércoles los protagonistas son las personas que han labrado el presente: los mayores. El palacio de congresos jerezano acoge la III Feria del Mayor Activo durante dos días. Pasadas las 12:30 del martes 12 de abril, arrancó el acto de inauguración en que participó la alcaldesa, Mamen Sánchez, junto al presidente de la Diputación de Cádiz, Juan Carlos Ruiz Boix. También contó con la presencia de los diputados Carmen Collado y Jaime Armario.

Por supuesto, desde varias horas antes, ya se encontraban allí hombres y mujeres de diferentes localidades de la provincia para preparar sus expositores, ya que esta feria cuenta con entidades y empresas del sector, pero ellos también son el motor que la ha puesto en funcionamiento. Allí ponen en común una amplia programación formativa, informativa y lúdica, destinada a la promoción del envejecimiento activo.

Talleres e iniciativas

Visitantes en el espacio de Cruz Roja. Visitantes en el espacio de Cruz Roja.

Visitantes en el espacio de Cruz Roja. / Miguel Ángel González

Entrada por la Puerta 3. A su izquierda se ubica un espacio para charlas y conferencias informativas. Agentes de la Policía Local impartió el jueves una ponencia en la que de forma amena explicaban a los mayores cómo evitar el robo de los carteristas, y cómo identificarlos. A la derecha, personal de Cruz Roja ofrecen durante la feria información de los programas que llevan a cabo para ayudar a las personas cuidadoras y a los mayores, también a quienes viven en soledad, a pesar de que cuenten con familiares. “Especialmente en esos casos, les da vergüenza expresarlo”, afirmaban las técnicas de Cruz Roja presentes en Ifeca.

A lo largo y ancho del interior de palacio de congresos las empresas que están trabajando para darles mayor calidad de vida tienen su espacio, así como aquellas que procuran ofrecerles una oferta de ocio importante. Pero sobre todo, se ha convertido en un punto de encuentro de los mayores de Jerez y de toda la provincia que se desplazaron de forma particular o en autobuses.

El Ayuntamiento de Jerez, a través de su Área del Mayor, cuenta con una variada programación en esta Feria del Mayor Activo, con la actividad Exprésate -mural de expresión sobre envejecimiento activo, horario permanente-, exhibición de guitarra, actividad artesanal de cestería, estimulación cognitiva, o taller de ajedrez.

Mayores que suman

Uno de ellos, Manuel Tamarí, es un vallense de 70 años. Trabajaba con el asiento de una silla en el stand del pueblo. No es su profesión, él estaba empleado en las minas de una cantera de arena. Una vez jubilado a los 62 años le dedica tiempo a esta afición que aprendió cuando era niño de un sillero ambulante que arreglaba las sillas en el campo. También restaura otros objetos de valor. Es la tercera feria del mayor a la que asiste, una iniciativa que considera muy positiva. En la actualidad es miembro del grupo de Mayores Activos de San José del Valle donde organizan talleres de muy diversa índole. Manuel destaca el de informática, también participa en el taller de lectura de los martes a las diez de la mañana, así echa “un ratito leyendo”. En su opinión, “hay abuelos que están bien y otros tirados, con lo que hemos trabajado”, concluye.

Otro Manuel, este natural de Sevilla y residente en Jerez, juega en una de las mesas de ping pong a sus 75 años con una agilidad y soltura verdaderamente envidiables. “Me estoy acordando de cuando era joven y jugaba”, dice. Asiste a la feria con su mujer. Cree que los mayores están bien tratados por la Administración, aunque “quizás menos por la sociedad porque a los mayores no se les mira muchas veces como se debería, ni se les hace el caso que hay que hacerles, ahora lo que vende es ser joven y guapo”, comenta. Tiene claro que esta sociedad a la que alude se está perdiendo de estas personas la experiencia: “El consejo de un mayor siempre será mejor que el de alguien que no ha vivido la vida”.

Las mujeres mayores de Ubrique participan en el expositor del pueblo con una finalidad solidaria. Está todo repleto de manualidades y artesanías elaboradas por ellas mismas en el área del Mayor del Ayuntamiento de la localidad, desde bolsos a abanicos, camisetas, monederos... “Lo hemos elaborado en cada una en nuestras asociaciones de vecinos. Esta flor, por ejemplo, está hecha con lana de oveja pura y esto -muestra- es una pata de cabra de madera, símbolo de Ubrique”, explica María Ruiz de 71 años. Lo recaudado irá destinado a un vecino que ha sufrió un ictus y cuya situación familiar es delicada. “Nuestros mayores han querido donarlo”, explica Remedios Trujillo concejala del Mayor de Ubrique.

María y sus compañeras arroja optimismo y una actitud positiva al extremo. “Yo no me siento mayor, me siento joven”, asegura la ubriqueña. Y es que no para: está en el coro rociero, en castañuelas y otras actividades. “Hay muchas personas mayores que no quieren salir de sus casas por enfermedades o porque se les ha muerto alguien. Yo les digo que hay que vivir, no encerrarse. Que salgan, quedarse en casa en meterse en un pozo cada vez más hondo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios