Jerez

IU rompe relaciones con el gobierno de Mamen Sánchez por "dar a dedo" la gestión del agua de Torrecera a Aqualia

  • La formación de izquierdas lamenta "este comportamiento antidemocrático y autoritario del PSOE al aprobar en junta de gobierno local lo que ya denegaron la mayoría de concejales de la corporación en el pleno"

  • Domingo Pedro García: "Puede que también estén vulnerando la Ley de Contratación del Sector Público y el derecho de otras empresas, incluso de la propia pedanía, a optar a la concesión del servicio"

Domingo Pedro García, secretario local del PCE y miembro de la dirección local de IU. Domingo Pedro García, secretario local del PCE y miembro de la dirección local de IU.

Domingo Pedro García, secretario local del PCE y miembro de la dirección local de IU.

Izquierda Unida lamenta que el gobierno socialista de Mamen Sánchez "haya decidido ningunear la soberanía del pleno de la corporación, aprobando unilateralmente lo que ya denegó este debido a la dudosa legalidad de la encomienda de gestión del servicio de abastecimiento de agua que solicitaba el alcalde de Torrecera, Francisco Arcila". Así, y a pesar de que la mayoría de los concejales votaron en contra de aceptar la solicitud de Arcila, "Mamen Sánchez y los concejales socialistas han decidido entregar directamente la gestión del servicio del agua de Torrecera a Aqualia mediante acuerdo adoptado en el seno de la junta de gobierno local", lo que ha motivado la decisión de Izquierda Unida de romper relaciones con el gobierno municipal de Mamen Sánchez.

La formación de izquierda recuerda que "si el pleno decidió votar mayoritariamente en contra de dicha encomienda de gestión del servicio no lo hizo por capricho, sino porque existían serias dudas de la legalidad de la aceptación de la misma. Y no por el hecho de la encomienda en sí misma, ya que es una figura completamente legal, sino porque en el caso de Torrecera, al haber asumido la propia ELA la gestión directa del agua desde febrero de 2018, aceptar la encomienda por parte del Ayuntamiento de Jerez hubiera supuesto entregar la concesión del servicio directamente a Aqualia, a dedo, sin que existiese ningún tipo de licitación pública, lo que sería una clara vulneración de la legislación en materia de contratación pública. Algo que obvian los juristas del Ayuntamiento en la justificación que aparece en el expediente del acuerdo adoptado por la junta de gobierno local".

Según Domingo Pedro García, secretario local del PCE y miembro de la dirección local de IU, "este salto al vacío del gobierno de Mamen Sánchez no hace sino acentuar más las sospechas que desde 2015 venimos denunciando públicamente, y es la connivencia existente entre el gobierno jerezano, el PSOE de Torrecera y la multinacional Aqualia. Lo que se ha venido denominando como la trama del agua en Jerez".

"No solo se trata de que el PSOE traicione los años de lucha que han mantenido los vecinos de Torrecera por mantener su agua pública", abunda el secretario local del PCE, "sino que, además, puede que estén también vulnerando la Ley de Contratación del Sector Público, y por ende, el derecho de otras empresas a poder optar a la concesión del servicio".

Para el secretario local del PCE, "son muchos los ejemplos que se pueden citar y que hacen pensar en la posible existencia de dicha trama. Desde las trabas que el Ayuntamiento de Jerez puso al de Torrecera para poder remunicipalizar el servicio del agua, retrasando más de dos años lo que debió hacerse en dos meses, y que así fue corroborado por sentencia judicial; la contratación sin procedimiento por parte de Comujesa de la hija de una vecina de Torrecera afín al PSOE que puso una denuncia al exalcalde de la ELA, Manuel Bertolet, denuncia que fue archivada por el juzgado correspondiente; la negativa por parte de la Delegación de Medio Ambiente a facilitar documentación a la empresa que, a instancias de IU, contrató el propio Ayuntamiento para auditar a la concesionaria; o el mirar para otro lado del gobierno de Mamen Sánchez ante la documentación presentada por dicha empresa y que parece que demuestra que Aqualia está cobrando de más a los jerezanos y jerezanas".

Para Pedro García, "este paso que ha dado Mamen Sánchez y su Gobierno supone un punto de inflexión" en las relaciones que hasta la fecha han mantenido ambos partidos en el consistorio jerezano en aras de la estabilidad y gobernabilidad de la ciudad: "No podemos mirar hacia otro lado y seguir como si nada después de lo que han hecho", ha manifestado el dirigente de IU: "Estamos ante un posible delito cometido por el gobierno socialista, y si finalmente así se confirma, sería gravísimo. Le han dado por la cara el agua de Torrecera a Aqualia, de una forma presuntamente fraudulenta y obviando la decisión del pleno".

El dirigente de IU finaliza diciendo que "si no denunciamos esto y defendemos lo público, como corresponde, de quienes se dejan corromper por el interés de las grandes empresas privadas, seremos como ellos. Y no lo somos. Somos Izquierda Unida. Tenemos principios…, y morimos por ellos. Y, por supuesto, no somos rehenes de nada ni de nadie. Y aunque pueda peligrar la continuidad de todas las iniciativas que hemos puesto en marcha en estos años, como los festivales Intramuros o Navirap, la gestión directa del servicio de Ayuda a Domicilio o la creación de la oficina contra la Pobreza Energética, entre otras muchas, ninguna de ellas justificaría que renunciemos a uno solo de nuestros principios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios