Jerez

Incojesa decide este mes si sigue con su proyecto junto a Ikea

  • Se convocará a los socios a una asamblea para presentar oficialmente la oferta de terrenos que realizó el Ayuntamiento

Incojesa, la sociedad formada por pequeños empresarios y comerciantes de Jerez que se creo para promover la construcción de un centro comercial junto Ikea, decidirá este mes durante una asamblea si continúa adelante con este proyecto. La asamblea que aún no tiene fecha exacta se convoca tras la oferta que a principios de julio hizo el Ayuntamiento a estos comerciantes: 100.000 metros cuadrados enfrente de la tienda que está levantando la multinacional sueca del mueble a un precio de 150 euros el metro cuadrado sobre terreno ya urbanizado.

En aquel momento el presidente de Incojesa, Antonio Sánchez Megías, valoró positivamente la propuesta municipal y señalaba que coincidía con las pretensiones de la sociedad. No obstante, también reconoció que las circunstancias, debido a la crisis económica, eran muy diferentes a las de hace tres años, cuando nació una iniciativa que consiguió la adhesión de más de 150 comerciantes y que llegó a tener un buen número en espera de ser admitidos en la sociedad.

El Ayuntamiento no puso plazos para recibir una respuesta pero sí solicitó cierta celeridad, por lo que esta semana Sánchez Megías afirmó que la asamblea se convocará dentro de este mes. No hay nada decidido, pero son bastantes los empresarios que ya han expresado su postura de retirarse del proyecto. En este sentido, Sánchez Megías volvió a insistir en que no habrá ningún problema en devolver la cantidad que cada empresario aportó para el capital social con el que se creo la sociedad (alrededor de tres millones de euros). Hay que tener en cuenta que el resto de la aportación habría que abonarla una vez se dispusiese de los terrenos.

A falta de esa asamblea donde se trasladará oficialmente a los socios la oferta municipal y se adoptará la decisión final, también es cierto que hay empresarios que mantienen su interés, aunque ni tan siquiera se ha abordado si sería posible seguir con el proyecto si un mínimo de comerciantes están dispuestos a ello.

Al margen de la que la situación no parece en estos momentos la más idónea para invertir, el ambicioso proyecto de Ikea en Jerez, que se convertirá en uno de sus mayores centros comerciales de toda Europa, ha desanimado a algunos de los pequeños empresarios, por la dificultad que supondría hacerse un hueco y competir con una superficie comercial de 150.000 metros cuadrados, donde en principio se prevé la instalación de unos 200 establecimientos tanto comerciales como de ocio.

Aún así, en su día, la iniciativa de Incojesa recibió todos los parabienes de organizaciones empresariales y Administraciones, en sucesivos encuentros en los que se buscó apoyo y también se tanteó el terreno para futuras ayudas a las que pudiese acogerse el proyecto. La idea hay que recordar que se presentó como “una apuesta seria de empresarios de Jerez para crear riqueza que se quede en la ciudad” y sirvió también para reivindicar el importante papel de la pequeña y mediana empresa de Jerez como motor de desarrollo frente a las multinacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios