Laura García (profesora) y María Luisa Prieto (orientadora)

"Inculcamos la cultura del esfuerzo pero contracorriente"

Esta última explica que "cuando los alumnos son pequeños, los padres que acuden a mí suelen hacerlo por problemas comportamentales y hábitos de estudio. Cuando son mayores también vienen por hábitos de estudio, pero más para orientación profesional. Aquí los problemas de convivencia son muy raros, aunque hay mucha variedad y mezcla de estatus socio-económicos, porque los niños se sienten muy a gusto. Cuando llega alguno nuevo se integra enseguida. Incluso niños que vienen repetidores o con problemas van saliendo".

Laura Señala que "aquí intentamos la cultura del esfuerzo" pero reconoce que "vamos contracorriente porque ni la sociedad ni muchas familias ayudan para ello. Los niños exigen muchos derechos pero los deberes no los tienen tan claros".

Lo cierto es que algo conseguirán cuando muchos antiguos alumnos vienen todavía a visitarlas. "No se corta el vínculo -dicen-. Aquí hay una asociación de antiguos alumnos muy activa que incluso participa en la fiesta de Navidad cantando villancicos" .

Además, algunos de esos antiguos alumnos son los que se van integrando después en la plantilla de profesores, porque esa es la manera de conservar el espíritu del centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios