Festividad de Todos los Santos

Comienza con normalidad el dispositivo especial por el Covid-19 en el cementerio

  • El Ayuntamiento ha activado este sábado el plan de medidas de seguridad en el camposanto

Uno de los carteles informativos sobre el uso de la mascarilla que hay en el cementerio. Uno de los carteles informativos sobre el uso de la mascarilla que hay en el cementerio.

Uno de los carteles informativos sobre el uso de la mascarilla que hay en el cementerio. / Vanesa Lobo

El primer día del dispositivo especial con motivo de la Festividad de Todos los Santos y Fieles Difuntos transcurrió este sábado con total normalidad. Tanto en la entrada del cementerio como en su interior, agentes de la Policía Local y vigilantes municipales estuvieron vigilando que se cumplieran las normas por el Covid-19.

Este año la entrada y salida tienen caminos separados, accediendo al camposanto por la puerta del ‘cementerio musulmán’. Sin colas, sin aglomeración y con mucha limpieza. Durante la jornada del sábado era constante la recogida de basura de los contenedores y papeleras. En cuanto al préstamo de las escaleras, un empleado municipal anotaba el nombre completo y DNI del solicitante, asignando un número para llevar un control del préstamo. Aunque había a disposición del ciudadano dispensadores de gel hidroalcohólicos, no siempre se desinfectaban las escaleras tras cada uso, como anunció el Ayuntamiento.

La mascarilla es obligatoria en todo el recinto y así también lo recuerdan los carteles repartidos por el cementerio. Los puestos de flores han cambiado de ubicación, con más distancia entre sí y en una zona más amplia (en la entrada principal).

Hasta el 2 de noviembre estará activo este dispositivo especial con el objetivo de mitigar el riesgo de transmisión del virus. El cementerio estará abierto de 08:00 horas a 20:00 horas durante todos los días que componen el dispositivo y no será necesario solicitar cita para acceder a sus instalaciones.

Atendiendo a las recomendaciones del Ayuntamiento, muchas familias aprovecharon estos días previos al festivo para adecentar las tumbas y lápidas, limpiándolas y pintando los desperfectos. Asimismo, muchos llevaron botellas y garrafas de agua para evitar el uso de las fuentes públicas –como también aconsejó el gobierno local días atrás– .

Al igual que en ediciones anteriores, está a disposición de las personas con movilidad reducida un vehículo tipo ‘Buggy’ para facilitar su desplazamiento en el interior del cementerio, que será desinfectado por el empleado municipal que lo conduce tras cada viaje. El cementerio ya comienza a llenarse de flores para recordar a nuestros seres queridos en el día Todos los Santos y Fieles Difuntos, un año marcado por el Covid-19.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios