Educación Irse yendo. Irse leyendo

  • Junio 2019. En estas fechas se realiza una campaña de concienciación sobre los beneficios de acudir andando o en bicicleta al centro educativo. ¿Nos apuntamos?

Irse yendo. Irse leyendo Irse yendo. Irse leyendo

Irse yendo. Irse leyendo / FERNANDO LUQUE CUESTA

En el último número del curso del Suplemento de Educación solemos reflexionar sobre la actualidad de la realidad de las aulas, el sistema educativo y las propuestas de futuro que se plantean tras analizar las dificultades encontradas.

En el entorno que nos ocupa principalmente, que abarca fundamentalmente Jerez y la zona de referencia de su Centro de Profesorado, encontramos centros muy variados en capacidad y oferta formativa dentro de unas características y dinamización similares, aunque siempre haya que destacar actividades singulares y proyectos que traspasan las fronteras.

Se acaba el curso escolar (la fase “ordinaria” en algunas ocasiones) y se abren nuevas expectativas y oportunidades (hoy se está examinando gran parte del alumnado que ha terminado segundo de bachillerato de las pruebas de acceso a la universidad, otra parte está preparando los exámenes finales, otra piensa ilusionada que en septiembre cambia de nivel y/o de centro, otra sufre la incertidumbre de qué podrá hacer durante y tras el verano, otra parte todavía no tiene esas preocupaciones y disfruta de las actividades programadas, de los actos de despedida, de las iniciativas de la comunidad educativa, del compañerismo y empieza a asimilar los consejos del profesorado con respecto a su futuro).

La vida continúa, las circunstancias cambian y los “estándares de aprendizaje” evolucionan, ¿verdad?Un compañero muy significativo me comunicaba en estos días algo así como “creo que me voy a ir yendo”. Pepe García Oliva, recientemente jubilado de la práctica docente, dice que cree que ha llegado el momento de dejar también de colaborar con este Suplemento que coordinó durante tanto tiempo y al que ha dotado de una sección especialísima y especializadísima (permítanme estos vocablos, pues se trata de algo verdaderamente digno de elogio) de trascendente entidad y repercusión (por cierto, ¿para cuándo el premio del Ministerio del ramo al Fomento de la Lectura?, ¿con quién hay que hablar para que se otorgue ese merecido o similar galardón?). Le hemos dicho que no queremos que se vaya, pero entendemos su decisión aunque nos parece que todavía tiene muchísimo que aportar “a la causa” del análisis de la Literatura Infantil y Juvenil, de la que no solamente es un experto imprescindible sino que expone a las claras su opinión sobre la calidad y validez de las publicaciones que devora con verdadera sagacidad. A mí, particularmente, siempre me ha orientado sobre ilustración de una manera magistral. Pepe, promete públicamente que, al menos esporádicamente, te seguirás “asomando” por estas páginas para guiarnos y contarnos qué estás haciendo en tu ‘BLIJ’, ¿vale?

Voy a seguir su consejo y voy a hablar en otro sitio (no en su sección, que pueden ustedes disfrutar algunas páginas más adelante) del trabajo de un ilustrador que comienza a señalarse en este campo y que nos envía la publicación que presentamos junto a estas líneas. Fernando Luque Cuesta es un joven licenciado en Bellas Artes que ha realizado el texto y las ilustraciones de ‘Suelo’, una obra eminentemente gráfica en la que muestra “un discurso artístico en el que interioriza el conflicto del hombre con la Naturaleza” y representa sus preocupaciones por la ecología. Tomen nota.

El curso se acaba y “nos vamos a ir yendo”. Mejor, nos vamos a ir leyendo, ¿vale?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios