Jerez

En Jerez, todo abierto a siete días de la investidura

  • PSOE, Ganemos e IU no prevén reunirse para intentar alcanzar un acuerdo hasta la próxima semana El presidente regional del PP mantiene la esperanza de no perder el gobierno

Justo dentro de una semana se constituirá la nueva corporación en una sesión solemne donde los ediles elegirán a la primera autoridad de la ciudad para los próximos cuatro años. Pero, a día de hoy, ninguno de los tres escenarios que pueden darse en Jerez no están descartados. La opción de la que más se habla en los mentideros políticos durante estos días es un gobierno del PSOE en minoría gracias al apoyo en la investidura de la agrupación de electores Ganemos y de Izquierda Unida. En cambio, aún es pronto para dar por enterrada la idea de que haya un tripartito de los partidos de izquierdas -la opción preferida de los socialistas aunque Ganemos la considere altamente improbable- o que finalmente la falta de acuerdo entre estas fuerzas permitan al PP mantenerse en el poder, aunque en minoría y bajo la amenaza constante de una moción de censura a lo largo de los próximos cuatro años.

Las tres formaciones llamadas teóricamente a entenderse - PSOE, Ganemos e IU- no han iniciado negociación alguna a día de hoy. Sí hay predisposición a sentarse y se ha producido, incluso, algún que otro contacto telefónico entre sus máximos responsables, aunque todo de manera "informal", tal y como lo califican, y sin profundizar en contenidos. De hecho, ni siquiera se ha concretado si estas conversaciones se harán a dos o a tres bandas. Además, hay un detalle que ha enquistado el comienzo del proceso. La agrupación de electores Ganemos exige que se graben las reuniones, tal y como se está realizando en algunas ciudades, pero PSOE e IU no están por la labor. Izquierda Unida advirtió días atrás que no es partidario de este sistema sino de que las conversaciones se recojan íntegramente en actas que posteriormente se hagan públicas; mientras, el PSOE no se pronuncia oficialmente pero desde Ganemos aseguran que la candidatura de Mamen Sánchez se ha negado a esta posibilidad.

Ninguna de las tres fuerzas políticas han mostrado públicamente las propuestas programáticas que llevarán a la mesa de negociación, salvo generalidades como ejecutar "políticas de cara a los ciudadanos", mejorar los servicios públicos y mayor más transparencia en la gestión pública. Eso sí, todos coinciden en señalar que se hablará más de programa que de "intercambio de sillones". La candidata socialista señalaba en la tarde del jueves a este periódico que su formación trabaja a nivel interno para trazar las líneas que pretenden llevar a estas reuniones y que espera que puedan iniciarse unas conversaciones formales a principios de la próxima semana. Ganemos, por su parte, ya ha anunciado que un equipo de trabajo ultima sus directrices programáticas que, previsiblemente, presentará públicamente el lunes. Finalmente, Izquierda Unida celebró en la tarde de ayer una asamblea para analizar los escenarios surgidos tras eas elecciones del pasado 24 de mayo y esbozar sus 'líneas rojas' en la negociación. Su candidato, Raúl Ruiz-Berdejo, lo explicaba ayer: "Son irrenunciables las políticas en favor de la clase trabajadora y las políticas sociales".

En cuanto a los escenarios que pueden darse, el PSOE se sentiría más cómodo, y más arropado, en un tripartito que en un gobierno en solitario de solo siete ediles (o de nueve si finalmente se invitara a IU a formar parte). En cambio, Ganemos ya ha advertido que no baraja entrar en el ejecutivo local, aunque no lo descarte al 100%, porque es partidario de permitir la investidura de Mamen Sánchez como alcaldesa y quedarse en la oposición. Mientras, IU, sabedor de que sus dos concejales solo serían fundamentales en un hipotético pacto de gobierno, espera al resultado de estos encuentros antes de someter a su asamblea la decisión final. Eso sí, tiene una premisa clara, tal y como apunta su candidato: "No permitiremos, por acción o por omisión, que siga María José García-Pelayo gobernando en Jerez".

Mientras tanto, el Partido Popular se limita a esperar acontecimientos y a aferrarse a su estrategia de comparar la situación del gobierno de la Junta con la de muchos ayuntamientos tras los resultados de los comicios. El discurso de sus dirigentes se ha centrado en exigir que se deje a la fuerza más votada dirigir la ciudad y a nivel regional se ha realizado el ofrecimiento al PSOE de permitir la investidura de Susana Díaz a cambio de que los socialistas dejen gobernar a los populares en las ciudades donde fueron la lista más votada, entre ellas Jerez.

Pero los populares jerezanos ven altamente improbable esta posibilidad puesto que están convencidos de que las tres formaciones van a pactar y se están limitando en estos días a marcar los tiempos para justificar un acuerdo que consideran que ya está cerrado. Ayer, el presidente regional de los populares, Juan Manuel Moreno, señaló que su formación espera 'salvar' algunas ciudades citando a Marbella donde considera que todo está transcurriendo "razonadamente bien". Sobre Jerez se limitó a mostrar su confianza en que su partido pueda mantenerse en el Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios