Jerez

Jerez en la meca de la enseñanza musical

  • El pianista Gorka Plada Girón ha sido becado con un curso en la Yehudi Menuhin School, uno de los centros de referencia a nivel europeo. Con solo 14 años tiene claro que será concertista "y profesor cuando ya sea mayor".

Todo empezó a los cinco años, cuando a Gorka Plada Girón (Jerez, 2002) le trajeron los Reyes Magos un "tecladito de esos que se quedaban guardadas las melodías y tú las repetías siguiendo las luces", recuerda el jerezano. Tres años después ingresó en el Conservatorio Joaquín Villatoro y, posteriormente, en la Escuela de Música y Danza Belén Fernández donde se topó con María Jesús Durán, su profesora desde entonces que le acompaña orgullosa a la entrevista. No es para menos, a Gorka Plada le han concedido una beca para estudiar en la internacional Yehudi Menuhin School, situada en Reino Unido.

Tan solo nueve años después de que comenzara a seguir las luces de aquel teclado de juguete, Gorka Plada hace las maletas con destino Stoke d'Abernon, situado en Surrey, un condado al sudeste de Inglaterra y a pocos kilómetros de Londres, donde tiene su sede la Yehudi Menuhin School. Entre risas asegura que "el inglés ahí va, me defiendo. Tendré que ponerme las pilas porque no me queda otra". Durante su estancia hará un curso intensivo donde intercalarán la teoría correspondiente a Tercero de la ESO, curso que le corresponde, y las clases de piano. "A lo mejor tengo Inglés y Ciencias, luego una clase de piano y le sigue otra de Matemáticas. Está todo en el mismo centro y no hay problemas. Son cinco asignaturas de alto rendimiento y todo enfocan hacia la música".

Para poner en valor esta beca, María Jesús Durán explica que "que te la otorguen ya es muy difícil, pero aún más si esta subvención llega al 90 o 95% del coste total de estudiar en la escuela, como es el caso de Gorka. Fácilmente podríamos estar hablando de que esta beca supone unos 90.000 euros para su estancia en Inglaterra. Tiene que estar muy orgulloso de lo que ha conseguido".

El futuro del jerezano pasa por "convertirme en concertista y ya cuando sea más mayor que no esté para tanto jaleo pues profesor. Pero en la juventud ser concertista", dice convencido antes de confesar que "no me queda mucho tiempo para hobbies. Hasta en mis días libres dedico cuatro o cinco horas al piano, eso sí, intento salir con mis amigos lo más que pueda". Después del instituto, el joven va lunes, martes, miércoles y sábado al Conservatorio y otros tantos a la Escuela de Belén Fernández.

"Gorka tenía la inquietud y predisposición para ser músico", asegura Durán cuando Gorka confiesa que fue autodidacta a la hora de aprender a leer música. "Yo he tenido,la verdad, alumnos muy buenos, muchos de los que ya están en el extranjero, pero él tiene algo especial -señala Durán-. Además del talento, es un niño con una nobleza extraordinaria que trabaja súper bien. Es muy humilde a la hora de aprender, lo que le hace instruirse mucho más rápido y tiene una musicalidad maravillosa que te inquieta".

La propia profesora de piano afirma que "llevo cinco años trabajando con él y a mí cada semana me sorprende porque dices 'Bueno, ¿y esto cómo lo haces?'. Es un gusto, lo voy a echar muchísimo de menos. Sus padres van a llorar pero yo también". Una vez completada la educación musical, María Jesús Durán ya le ha recomendado que "se tiene que ir fuera para especializarse y hacer másteres. Es que ya... ¿qué haces aquí? Además hay muy poco trabajo. En el extranjero hay muchas más posibilidades, aquí poco concierto y la Cultura está como está, por desgracia. Lo que hay es benéfico siempre, y es que los músicos tienen que comer también. Alemania, Londres, todo el norte de Europa.., allí se valora muchísimo a los artistas y los músicos. Si son buenos tienen que aspirar a lo más alto y Gorka va por buen camino".

Cabe recordar que el jerezano se hizo hace tan solo tres años -cuando Gorka tenía 11 años- con el primer premio de la XVII edición del Infantil de Piano Santa Cecilia de Segovia. Hace tan solo unos días también protagonizó un concierto en la bodega Williams & Humbert, uno de sus últimos recitales antes de poner rumbo a Surrey donde Gorka crecerá a todos los niveles. Have a nice trip.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios