Sector inmobiliario

La ciudad necesita al menos 1.000 viviendas en régimen del alquiler

  • Las previsiones de Emuvijesa apuntan a que hay que construir 5.000 hogares en los próximos años

  • El sector inmobiliario califica de “disparatados” los precios que se piden por alquilar

Retrospectiva de una pareja pasando ante el escaparate de una inmobiliaria. Retrospectiva de una pareja pasando ante el escaparate de una inmobiliaria.

Retrospectiva de una pareja pasando ante el escaparate de una inmobiliaria. / Pascual

Las estimaciones de Emuvijesa, la empresa pública de la vivienda dependiente del Ayuntamiento de Jerez, consideran que en la ciudad harán falta en los próximos años unas 5.000 viviendas. El dato viene a suponer la consideración de que en la actualidad la falta de vivienda en Jerez es un serio problema. Y no es tan sólo un problema el hecho de acceder a ellas en propiedad. El verdadero problema radica en que son escasísimas también las viviendas que se ofertan en régimen de alquiler.

Jerez posee una enorme escasez de viviendas para arrendar. Tanto es así que la totalidad del sector de las inmobiliarias jerezanas destaca que cuantas viviendas tuviera en dicho régimen en la actualidad tantas se alquilarían sin el menor problemas.

La cuantificación es complicada, si bien expertos contactados por este medio como José Antonio Fontán, destacan que “vista la demanda actual que tenemos y la oferta que podemos realizar, no es ni mucho menos descabellado pensar que en la ciudad es necesario en la actualidad un millar de viviendas en régimen de alquiler”. Lo asegura un experto de dilatada experiencia quien incluso llega a considerar que los precios que se están pidiendo por el alquiler de una vivienda en la ciudad “son excesivos”; es más llega a utilizar el término “disparatados”.

Las rehabilitaciones en el casco antiguo se están prodigando desde hace unos meses

Es habitual en Jerez que un piso que ha costado unos 100.000 euros, y por el cual se pagan mensualmente unos 200 euros de hipoteca sea sacado al mercado del alquiler solicitando al inquilino el pago mensual de unos 600 euros. “Es demasiado”, apunta Fontán.

Pero no se trata, ni mucho menos, de un problema local, “ya que se está padeciendo en toda España”, apunta el propietario de la Inmobiliaria Fonkal, sita en la plaza de San Andrés, en pleno centro. “Es un problema que ha adquirido dimensiones nacionales”.

De otro lado cabe destacar que el mercado inmobiliario de Jerez se encuentra sumido en la actualidad en una ligera ralentización. No se puede hablar de un parón como tal, sino más bien de un frenazo a esa marcha adelante que se inició el año pasado y que supuso una gran actividad en el mercado inmobiliario local.

Otro dato importante en este análisis al mercado inmobiliario local debe hacer referencia de forma obligada al movimiento que se está detectando en el casco histórico de Jerez, donde se están realizando numerosísimas obras de reforma. El gobierno local se ha tomado este asunto con especial interés, ya que el deterioro del centro antiguo avanzaba desde hace años de forma imparable, dejando en estado ruinoso uno de los principales atractivos del viejo Jerez.

Un hecho especialmente destacable es que cuando los jerezanos buscan una casa no buscan sólo cuatro paredes. “Hay factores añadidos de una importancia vital”, señala José Antonio Fontán, “como pueden ser por ejemplo el hecho de tener un centro educativo cercano o un lugar donde poder realizar compras”.

Uno de los principales deseos del sector inmobiliario jerezano es el mismo que tienen en otras muchas ciudades españolas: “Que los precios de los alquileres se adecuen. Es algo absolutamente necesario a nivel social”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios