Jerez

Jerez vivió el marzo más lluvioso desde que Aemet tiene registros

  • Cayeron 257,6 litros por metro cuadrado sobre la ciudad, algo que jamás se había medido

La avenida Cantos Ropero, en el polígono El Portal, totalmente anegada. La avenida Cantos Ropero, en el polígono El Portal, totalmente anegada.

La avenida Cantos Ropero, en el polígono El Portal, totalmente anegada. / miguel ángel gonzález

Jerez batió todos sus récords el pasado mes de marzo en lo que a lluvia se refiere. Los registros históricos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se remontan al año 1946 del pasado siglo y, desde entonces, jamás se había dado el caso de un mes de marzo tan lluvioso.

Según datos a los que ha tenido acceso este medio, en el centro meteorológico del aeropuerto de Jerez se recogieron durante el mes pasado un total de 257,6 litros por metro cuadrado. Este impresionante volumen de precipitación viene a suponer que el 45% de la lluvia que suele precipitar sobre la ciudad en todo el año hidrológico (de septiembre a septiembre) lo hizo en apenas 31 días.

Jerez goza de un superávit de 82 litros a seis meses de que acabe el año hidrológico

Estos datos se quedan incluso pequeños si se comparan con los datos que obtiene la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía en sus estaciones. Una de ellas se ubica en el río Guadalete, y los recogidos en la misma refieren que en dicho mes se recogieron nada menos que 327,2 litros por metro cuadrado. El hecho de que la zona se viera afectada por fenómenos tormentosos (que descargan con fuerza en una zona y pasan de largo en otras) explica esta disparidad. Pese a ello, los volúmenes de agua son excepcionalmente altos en ambos casos.

A día de ayer, en lo que va de año hidrológico ya se han recogido en la ciudad 656,4 litros por metro cuadrado, lo que supone 82 más que los 574 que se erigen en la media histórica en la zona de la Campiña de Jerez. Igualmente, es reseñable que tal día como ayer del año pasado se habían recogido en Jerez 441,5 litros, es decir, restaban por entonces 133 litros por metro cuadrado para, al menos, igualar la 'balanza' del año hidrológico.

Hay un detalle especialmente importante que hace referencia a la forma en la que estas lluvias han venido a solventar la difícil situación en la que se encontraban los embalses de la provincia.

A finales del pasado mes de noviembre ya se advertía de que los recursos hídricos de la cuenca del Guadalete estaban descendiendo de forma constante. Tan sólo las precipitaciones de enero ayudaron a recuperar lo que se había gastado. No en vano, los propios análisis de la Junta destacaban tres meses después, a finales del pasado mes de febrero, que se estaban alcanzando niveles mínimos en algunos embalses. "A fecha del 28 de febrero, el volumen de agua embalsada corresponde a un 40% de la capacidad total de los embalses, prácticamente igual que el mes anterior. Durante el presente mes se han producido mínimos históricos en los embalses de Zahara, con 108,7 hectómetros cúbicos (49% de su capacidad total) y Charco Redondo, con 25 hectómetros cúbicos (el 31% con respecto a su capacidad total)".

La lluvia incesante, que llegó a desbordar el río Guadalete en algunos puntos de su cauce a su paso por los Llanos de La Ina y Las Pachecas, provocó que apenas un mes después de este informe se emitiera otro con un mensaje, afortunadamente, distinto de forma radical: "Es destacable la recuperación de los recursos hídricos, partiendo de que a primeros de mes se producían mínimos históricos. En marzo los embalses han crecido: Los Hurones (del 26% ha pasado al 94%), Zahara-El Gastor (del 50% al 76%), Charco Redondo (del 31% al 71%) y La Viñuela (del 22% al 40%).

Las cifras que arroja la pluviometría en Jerez tan sólo son superadas a nivel provincial por Grazalema, donde las aguas pluviales apenas han dejado de correr a diario por sus calles. Allí, según datos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, durante marzo las precipitaciones acumuladas durante todo el mes fueron de 1.338 litros por metro cuadrado, lo que se erige en una absoluta barbaridad. Allí ha llovido en un mes lo que suele llover en Jerez en dos años normales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios