José Manuel García Cordero | Gran visir 2020 “El Gran Visir gana cada año más peso”

  • El hermano mayor de la hermandad del Cristo encara las últimas semanas antes de salir en la cabalgata, aunque reconoce que lo más especial será recibir las cartas de los niños

José Manuel García, días atrás, en el balcón de ‘Diario de Jerez’. José Manuel García, días atrás, en el balcón de ‘Diario de Jerez’.

José Manuel García, días atrás, en el balcón de ‘Diario de Jerez’. / Vanesa Lobo

José Manuel García Cordero es el hermano mayor de la hermandad del Cristo de la Expiración y desde el pasado mes de septiembre encarna al Gran Visir. Reconoce que este nombramiento es el mejor colofón para cerrar su etapa al frente de la junta de su hermandad –deja el cargo semanas después de la cabalgata– y espera con ilusión los días en los que podrá recibir las cartas de los niños en el Alcázar.

¿Cómo recuerda las Navidades de su infancia?

Recuerdo las comidas familiares y, sobre todo, la noche de Reyes. Hace unos días recordaba la cabalgata primitiva que salía del colegio Don Bosco. Yo vivía entonces en Las Torres y siempre íbamos a Icovesa a ver a mi tía donde recibíamos los primeros regalos y volvíamos corriendo a casa, porque claro, ya había pasado la cabalgata por casa. En la inauguración de ‘Un Belén en un clic’ la alcaldesa recordaba las colas para ver belenes, y es cierto, yo también recuerdo esa ruta de los belenes.

Una de las ventajas del Gran Visir es que no sólo tiene su cabalgata el 2 de enero, sino que además tiene dos días para recibir las cartas de los niños (3 y 4 de enero) y participa en la cabalgata del 5 de enero.

El gran atractivo del Gran Visir para mí es la cercanía con los niños los días 3 y 4. Es lo más bonito, ver la ilusión de recibir sus cartas. Es verdad que también salgo el día 5, aunque yo creo que el Gran Visir ya no debería salir ahí. Pero bueno, está estudiado así y por supuesto que lo haré.

El Gran Visir siempre recibe apoyo de sus antecesores.

Sí. Coincidí con Jesús Sánchez Linero (Gran Visir en 2013) en una celebración y me estuvo dando puntadas. Pero el que me ha llevado de la mano en todos los actos y me ha orientado en todo es Rafa Mateos, último Gran Visir. Él me ha servido de guía.

Representa a la hermandad del Cristo de la Expiración, ¿cómo se está viviendo?

La hermandad está volcada desde el primer momento. Esto es el colofón de todo el esfuerzo que esta junta ha hecho durante ocho años en la rehabilitación integral de la ermita y a toda la labor social que hace la hermandad en la zona Sur. Desde el nombramiento la junta está volcada y hay muchísimos hermanos que están participando activamente.

Pocas personas conocen el gran esfuerzo que lleva detrás la figura del Gran Visir.

No me esperaba que fuera un trabajo tan duro. La ilusión de cualquier jerezano es llegar a ser algún día Rey Mago o Gran Visir, una figura que cada año tiene más peso. La gente no sabe, yo no lo sabía, el esfuerzo que hay detrás de esto. Al ser representante de una hermandad estamos acostumbrados a organizar eventos, a buscar dinero donde no lo hay... Pero nunca pensé que fuera tan duro de trabajar y a veces te encuentras muy solo.

A menos de un mes de su cabalgata, ¿sueña ya con el día?

Seguimos con la obsesión de conseguir todos los recursos para tener la cabalgata que merece Jerez y adecentar el Alcázar para los días de entrega de las cartas. Pero es verdad que además de esa presión, la ilusión ya va cogiendo fuerza en la cuenta atrás. Hoy –días atrás– hemos ido a ver la ropa del séquito y te ilusionas; he hecho la tercera prueba de mi traje, y te metes más en el papel... Cuando paso ya, por ejemplo, por Porvera empiezo a imaginarme por ahí... Debo reconocer que no me gusta ser el centro de atención, pero la ilusión supera todo. Además, yo soy como el ave fénix, cuanto más difícil me lo pongan, más voy a trabajar.

¿Cómo lo está viviendo la familia?

El primer hándicap fue cómo contárselo a mi hija Lola y a mi sobrino Mario, los más pequeños de la familia. Hicimos unos pergaminos en los que contábamos que el Gran Visir me había pedido ayuda. De esta forma, ellos se sienten involucrados y participan en los actos sin perder la magia. Debemos cuidar esa ilusión en ellos y ha sido muy especial.

Sus deseos para el próximo año...

Volver a la normalidad. Cuando acabe la cabalgata, cumplo la ilusión de ser el Gran Visir, y a pocas semanas hay elecciones en la hermandad y dejo mi cargo como hermano mayor. El 2020 me devuelve al anonimato.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios