Jerez

Solicitan licencia para construir once viviendas en el edificio de Rianal

  • La Comisión Local de Patrimonio Histórico da el visto bueno a la intervención en el Eje del Arroyo

  • Otorga también autorización a la modificación del proyecto Corredera-Esteve

Imagen tomada este viernes del edificio que albergó durante años la tienda Rianal. Imagen tomada este viernes del edificio que albergó durante años la tienda Rianal.

Imagen tomada este viernes del edificio que albergó durante años la tienda Rianal. / Manuel Aranda

La Comisión Local de Patrimonio Histórico ha celebrado esta semana su primera sesión del año abordando una veintena de asuntos incluidos en su orden del día, entre los que destacan los modificados de los proyectos del corredor viario Corredera-Esteve y de la intervención en el Eje del Arroyo, además de propuestas de actuación en el centro histórico para 32 nuevas viviendas. En este capítulo llama la atención la solicitud de una licencia urbanística para construir once viviendas en el edificio que ha albergado durante años la tienda de ropa Rianal, en pleno centro de Jerez.

En palabras del teniente de alcaldesa de Urbanismo, José Antonio Díaz, “empezamos el año como terminamos el anterior, dando el visto bueno a nuevas inversiones en la zona centro de Jerez, de reformas de locales e inmuebles que se adaptarán a usos residenciales o comerciales, lo cual representa una estupenda noticia para impulsar el desarrollo económico de la ciudad, teniendo en cuenta los tiempos tan difíciles que estamos viviendo y las dificultades que están atravesando muchas familias”.Igualmente, el teniente de alcaldesa ha subrayado que “también estamos avanzando en la resolución de dos importantes proyectos, como son el corredor viario de Corredera-Esteve, y el del Eje del Arroyo, en los que hemos incluido una serie de modificaciones para seguir con su desarrollo y tramitación”.

Revitalización del entorno del Arroyo

En el caso del Arroyo, “este modificado se redacta para dar cumplimiento a los requerimientos efectuados por la Dirección General de Vivienda, la cual tiene que supervisar el proyecto, consistiendo básicamente en ligeros ajustes de diseño y materiales y cuestiones relacionadas con mediciones y presupuesto”, ha explicado el teniente de alcaldesa, quien recuerda que “con esta intervención queremos conseguir un modelo urbano sostenible, con una drástica reducción de la movilidad rodada en la zona del Arroyo, a la vez que se favorece el incremento de la actividad económica y el empleo y la revitalización en el entorno patrimonial en que se sitúa. Implica, por tanto, un cambio de hábitos en movilidad, en el uso del espacio público por parte de la ciudadanía y en la gestión pública del mismo”.

La propuesta contempla las obras de reurbanización y adecuación de varias calles de este entorno, como son Padre Luis Bellido, José Luis Díez, comienzo de calle Amargura y Plaza del Arroyo, incluyendo la plaza y su conexión con la Catedral. En todas ellas se realizará un nuevo pavimento en plataforma única que priorice al peatón, con una franja o corredor central en la que se utiliza como pavimento el adoquín de granito, que posibilite el paso rodado de vehículos autorizados, coexistiendo con el tránsito peatonal; todo ello, siguiendo el mismo diseño implantado en otros viarios, incluidas zonas del intramuros cercanas como el entorno de la Plaza Belén, dando así unidad de conjunto y favoreciendo el tráfico peatonal.

Asimismo, el proyecto prevé la creación de dos nuevas zonas de esparcimiento, una en José Luis Diez junto al ambulatorio y la propia plaza del Arroyo que se amplía su zona de esparcimiento y será objeto de una remodelación y redistribución integral.

Proyecto del eje viario Corredera-Estávez

Respecto al modificado del proyecto de regeneración del corredor viario de Corredera, Plaza Esteve, Santa María y Cerrón, José Antonio Díaz ha explicado que “se conserva la premisa original de plataforma única en todo el trazado, sin alterar el diseño y composición ya previsto, optando para la zona central de rodadura por una solución que combina una franja de pavimentación para el tráfico rodado que reduce el impacto acústico, con otra franja, también rodada pero destinada a un tráfico restringido (paradas de transportes públicos, vehículos de limpieza viaria y otros servicios), con una terminación a base de adoquín de granito natural flameado.

Nuevas viviendas para el centro histórico

En materia residencial, cabe destacar la propuesta de adaptación de una finca sin división horizontal para destinarla a 13 apartamentos independientes en la calle Pedro Alonso, una edificación que cuenta con una superficie de parcela de 440 metros cuadrados.

Igualmente, la Comisión ha analizado dos solicitudes de información urbanística sobre dos anteproyectos presentados para construir nuevas viviendas. La primera de ellas hace referencia al cambio de uso “del antiguo edificio de Rianal, de cuatro plantas de altura, donde se pretende construir un total de once viviendas, rehabilitando de esta forma un inmueble emblemático que llevaba mucho tiempo en desuso”, ha destacado Díaz.

En segundo lugar, se ha presentado un anteproyecto de adaptación de un edificio a uso residencial para seis viviendas y un local en la calle Corredera. Cabe recordar que de las 472 viviendas de obra nueva autorizadas el pasado año en la ciudad a través de licencias urbanísticas, 147 iban destinadas al centro histórico, frente a las 24 para las que se concedieron licencias en 2019.

En otro orden de cosas, se ha dictaminado favorablemente a la propuesta de demolición de un edificio de la calle San Francisco Javier para destinarlo a bodegas de envejecimiento de vino en botas. En el orden del día se ha incluido también una propuesta de rehabilitación de un inmueble de la Plaza Belén para destinarlo a taller artístico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios