Jerez

Piden a los locales de hostelería que no coloquen ceniceros en las terrazas

  • La asociación Nofumadores.org exige al Gobierno hacer explícita la prohibición de fumar y vapear en los espacios públicos

Clientes en un bar ocupando una mesa sin ceniceros Clientes en un bar ocupando una mesa sin ceniceros

Clientes en un bar ocupando una mesa sin ceniceros

La asociación Nofumadores.org felicita a los locales de hostelería que no ha estado  colocando ceniceros en las terrazas durante la desescalada, muchos de ellos en Jerez. El BOE del 30 de mayo, que regula las terrazas, exige la eliminación de “productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras, aceiteras, y otros utensilios similares”. La presidenta de Nofumadores.org, Raquel Fernández Megina, critica al gobierno por “no haber hecho mención explícita de los ceniceros a pesar de ser un vector de contagio para los empleados que lo manipulan y para las personas que sufren el humo”. Fernández Megina recuerda que “atacando el humo en las terrazas, no sólo preservamos 3.000 vidas de fumadores pasivos al año, sino que estamos también ayudando a los fumadores a dejar de fumar, pues la pandemia del tabaquismo se cobra 55.000 vidas al año. Además el cigarrillo aumenta el riesgo de agravamiento del SARS-CoV-2 y su humo es un posible vector de transmisión. De hecho, las asociaciones médicas ya están reclamando diez metros de separación entre personas cuando se fuma”.

La presidenta de Nofumadores.org reclama al gobierno que “sea valiente, que sea explícito y prohíba fumar ya en las terrazas de hostelería aprovechando que los ceniceros son un vector de contagio y manipulación”.

Nofumadores.org critica además el “comportamiento incívico de los fumadores, pues al no tener ceniceros están tirando las colillas al suelo de las propias terrazas, obligando a los propios empleados de hostelería o barrenderos municipales a retirarlas”. Esto también está sucediendo en terrazas céntricas de Jerez.

Fernández Megina sostiene que “no se está multando este comportamiento, ni en los bares ni en las calles, lo cual es incomprensible porque si la sanción por tirar una mascarilla al suelo son 100 euros, no se entiende que tirar una colilla no tenga, al menos, la misma sanción. Basta con pasar por la puerta de cualquier comercio o supermercado y comprobar cómo se acumulan las colillas de los propios empleados fumadores que en su descanso tiran la colilla al suelo”.

Nofumadores.org anima a las comunidades autónomas a seguir los pasos del Principado de Asturias, que, en su Boletín Oficial del 9 de junio, recomienda a la hostelería que se debe evitar “el consumo de tabaco, por la relación que esta actividad pudiera tener con el incremento de transmisión del virus SARS-CoV-2”. La presidenta de Nofumadores.org reclama que tanto las comunidades autónomas como los ayuntamientos deben dar ya un paso adelante y desnormalizar el humo de toda la hostelería. “Se trata de pensar a largo plazo; el porcentaje de fumadores en España es el resultado de políticas muy blandas hacia el oligopolio tabaquero. Se está priorizando su beneficio económico al deseo de la sociedad de un mundo sin humo de tabaco ni de nicotina. Muchos fumadores han dejado de fumar en el confinamiento al no poder hacerlo en la calle. Debemos aprovechar la coyuntura para avanzar”.

Nofumadores.org señala que “el aumento del precio de la cajetilla a niveles europeos es absolutamente imprescindible para reducir en un 50% la población fumadora. Los estudios señalan cómo aplicar estas subidas para seguir manteniendo los ingresos por este concepto a la vez que anima a decenas de miles de personas a dejar de fumar”.

Somos el estanco de Europa. Los precios del tabaco en los pueblos fronterizos con Francia están vendiendo más que nunca, socavando la política antitabaco de Francia y engordando las ventas de las tabaqueras en España”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios