Jerez

Lorenzo Amor: "Hablen menos de los autónomos y hagan más por ellos"

  • El presidente de ATA pide a la clase política agilidad en la supresión de las trabas que afectan al colectivo

  • Critica que haya dos velocidades en función de si se legisla para recaudar o no

Lorenzo Amor, presidente de ATA, ayer en el ciclo de conferencias Economía y Sociedad de la Academia San Dionisio. Lorenzo Amor, presidente de ATA, ayer en el ciclo de conferencias Economía y Sociedad de la Academia San Dionisio.

Lorenzo Amor, presidente de ATA, ayer en el ciclo de conferencias Economía y Sociedad de la Academia San Dionisio. / josé contreras

El presidente de la federación de autónomos ATA, Lorenzo Amor, hizo ayer un llamamiento a la clase política y a las Administraciones públicas para que agilicen de una vez la supresión de las trabas que arrastra el colectivo desde siempre, claro que para eso hace falta "pisar más la calle". Parafraseando al ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez, que dijo aquello de "hablad menos de mí y votad más", Amor apeló ayer a la clase política durante su intervención en el ciclo de Economía y Sociedad de la Academia San Dionisio a que, ahora que el colectivo "está de moda", que "hablen menos de autónomos y hagan más por ellos".

Bajo el título 'Autónomos, presente y futuro del empleo en España. En el nuevo marco laboral, los autónomos son la clave', el presidente de ATA recordó durante su conferencia que hasta hace no muchos años, la palabra autónomo no existía en España, donde los trabajadores por cuenta propia eran industriales, comerciantes, agricultores...

El legislador sigue poniendo barreras al autónomo porque presume que es un potencial defraudador"

Sin embargo, las cosas han cambiado y mucho en los últimos años, en los que los trabajadores independientes o freelance cobran cada vez más importancia, si bien "sus necesidades están muy por delante de la legislación". "Algo ha mejorado la protección social y otras parcelas, pero no se han roto otras barreras y no se ha quitado el cliché, muy instalado en la Administración, de que el autónomo es un potencial defraudador".

Para Amor, el legislador sigue poniendo barreras a los autónomos por la presunción de fraude que se le atribuye pese a que cada vez tiene más presencia en la sociedad actual el trabajo desde casa, por internet... Pero" mientras que la jornada laboral de los trabajadores asalariados se adapta a los nuevos tiempos, no ocurre lo mismo con los autónomos, porque se piensa que todos se van a dar de alta media jornada".

Esta es una de las muchas diferencias que persisten entre asalariados y autónomos, señaló el responsable de la federación de trabajadores por cuenta propia, quien tras subrayar la importancia que el colectivo tiene en la economía y la generación de empleo tanto en España como en Jerez -donde junto a las microempresas representan el 97% del tejido empresarial y el 70% del empleo-, significó que aunque es cierto que un asalariado cotiza más que un autónomo, "el que establece la diferencia olvida que todo sale del mismo bolsillo, pues el trabajador por cuenta propia cotiza más porque un 40% la paga el empleador".

"Hay que pisar más la calle", prosiguió Amor, quien pese a las mejoras en la protección del colectivo registradas en los últimos años -en el 87 un autónomo no podía enfermar, podía darse de baja a partir del día 16...- subrayó que "sigue quedando un largo camino por recorrer y, sobre todo, falta mucho diálogo".

Cuando no se habla con quien genera empleo y actividad económica difícilmente se pueden alcanzar los objetivos, entre los que figura la equiparación en la protección social, el derecho al paro o la aplicación de medidas como el pago a los treinta días, que "la inmensa mayoría de las administraciones no cumple". "Se lleva mucho tiempo hablando de todo esto, pero sigue sin llegar porque la Administración es inmensamente rápida para legislar cuando se trata de cobrar, pero inmensamente lenta para hacer algo que beneficia a los administrados", dijo.

Según el presidente de ATA, la prueba está en que en los diez primeros días de arrancar la presente legislatura, el Gobierno aprobó el decreto de subida del salario mínimo y las bases de cotización para recaudar más. Pero la Ley de los Autónomos, aunque lleva la calificación de urgente, lleva desde octubre en el Congreso, por lo que "está claro que hace falta agilidad en la Administración".

A este paso, el dirigente de ATA aseguró que España no va a llegar a los 20 millones de empleos que anuncia el Gobierno para 2020 y para lo que harían falta 300.000 autónomos, meta para la que "la economía española no está preparada en estos momentos". Para lograrlo, "la Administración tendría que pensar más en los administrados, la clase política tendría que pensar que las cosas pequeñas hacen cosas grandes y que no sólo hay que ponerle la alfombra roja a las grandes empresas que crean de golpe mucho empleo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios