Jerez

Luisa Triana dona dos cuadros de su colección personal al CADF

  • Una obra de Ruano Llopis y un retrato de Farruco pasarán al fondo documental

Luisa Triana posa junto a las dos obras que ha cedido al Centro Andaluz de Documentación del Flamenco. Luisa Triana posa junto a las dos obras que ha cedido al Centro Andaluz de Documentación del Flamenco.

Luisa Triana posa junto a las dos obras que ha cedido al Centro Andaluz de Documentación del Flamenco. / miguel ángel gonzález

Luisa García Garrido (Sevilla, 1932) 'Luisa Triana' vuelve a coger las maletas. Después de 20 años a caballo entre Triana y Jerez, la hija mayor del gran Antonio Triana, el bailaor que compartía escenario con La Argentinita, Carmen Amaya y Pilar López, regresará a Estados Unidos, la tierra a la que tuvo que emigrar su padre justo antes de comenzar la Guerra Civil y donde ha permanecido durante años.

Pero antes de ello ha querido donar dos cuadros al Centro Andaluz de Documentación del Flamenco "donde siempre me acogieron tan bien", confesaba ayer emocionada. Uno de ellos es una obra propia (ya que Luisa Triana es una reputada pintora), y que representa al gran Farruco. "Yo pinté a Farruco, a Carmen Amaya y a Camarón, tres gitanos que representaban el flamenco de una manera distinta. Por eso mismo he querido que esté aquí, en el ambiente más flamenco".

La otra obra fue un regalo que recibió "estando en México, porque yo estuve viviendo allí casi cinco años" de Ruano Llopis. "En México había muchos españoles refugiados también por la guerra civil, y entre ellos Ruano Llopis que era un gran admirador del baile y los toros. Cuando él me vio bailar, me pintó. La obra ha estado conmigo toda la vida, desde que era niña, y para mí es un honor que se quede aquí representando el baile y recordándome a mí en este palacio que es una preciosidad".

La artista recordó que "la primera vez que vine a Jerez fue con mi tío tratando de buscar familiares, porque mis bisabuelos eran de aquí. Finalmente, no los encontré, pero me enamoré de Jerez".

De hecho, al rememorar sus visitas al Palacio de Pemartín se acordó "de Juan de la Plata" y de "participar en algunos eventos y exposiciones".

El tiempo le ha impedido seguir bailando pero como ella misma admitía ayer "sigo haciéndolo cuando pinto, yo siento el baile, las posturas...".

Luisa estuvo arropada por algunos miembros de la Cátedra de Flamencología como Pepe Marín, Mariano Ruiz Carretero y Angelita Gómez, y otras personas como Ramón Martín, responsable de la Galería Belén, la bailaora María Bermúdez, y el delegado territorial de Cultura, Daniel Moreno, quien ensalzó su "generosidad, porque nos dona dos cuadros que a partir de hoy formarán parte de esta casa". En este sentido, el delegado recalcó que inicialmente "será un depósito temporal y posteriormente será una donación que forme parte de nuestro catálogo".

El acto finalizó con la lectura de un texto sobre su trayectoria artística, tanto en el baile como en la pintura, por parte de Pepe Marín, que obsequió a la protagonista con una entrevista en DVD grabada y cedida por Onda Jerez Televisión en 2008, al tiempo que agradeció, en nombre de la Cátedra, el apoyo para llevar a cabo este acto a Ana Tenorio y José Joaquín Carreras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios