Jerez

Nacen en el Zoobotánico dos cachorros de lince ibérico

  • Ambos se encuentran en perfectas condiciones físicas

Comentarios 3

El Zoobotánico de Jerez ha logrado el primer nacimiento con éxito de dos linces ibéricos en sus instalaciones. Artemisa, una hembra de 7 años, dio a luz el pasado viernes dos cachorros, tras 63 días de gestación y un parto de más de dos horas, a los que abandonó cuatro horas después, como ya hizo el pasado año, cuando fallecieron los cachorros de su primer parto.

En un primer momento la madre se mostró solícita con las crías, amamantándolas y cuidándolas perfectamente. Sin embargo, tras cuatro horas de cuidados, decidió desentenderse de ambas. Este comportamiento no es raro en hembras de felinos salvajes criadas en cautividad, aunque es mucho más frecuente en hembras primerizas y este año se esperaba que Artemisa sacara adelante a los cachorros por sí sola. No obstante, los dos cachorros se encuentran en perfectas condiciones físicas y han sido retirados para su crianza a biberón por parte de los técnicos del Zoobotánico. Este centro colabora con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y con el Ministerio de Medio Ambiente en el programa de cría en cautividad del lince ibérico desde su inicio, hace más de una década.

Tras este nacimiento, los cuatro centros adscritos al programa de cría en cautividad del lince ibérico -El Acebuche, en Doñana; La Olivilla, en Sierra Morena; Silves en el Algarve portugués y el Zoobotánico de Jerez-, han logrado este año la reproducción con éxito de este felino, considerado el más amenazado del planeta.

De momento, son 38 los cachorros nacidos en estas cuatro instalaciones, de los que sobreviven 26, lo que constituye el récord de productividad de la cría en cautividad de este felino, que en 2005 logró el primer nacimiento de un ejemplar en un centro de cría.

Artemisa, capturada en 2004 en la Sierra Andújar (Jaén) para integrarse en este programa de cría, ingresó en 2009 en el Zoobotánico jerezano, procedente del Acebuche, en Doñana, donde se le trató de emparejar con varios machos sin éxito.

Esta hembra había sido emparejada por segundo año consecutivo con Fran, un macho procedente también de Andújar, lisiado por un cepo que le dejo 'manco' y que hacía muy difícil su supervivencia a largo plazo en la naturaleza, por lo que fue capturado y destinado a la cría en cautividad.

En las últimas semanas Artemisa ha sido vigilada 24 horas a través de las cámaras para lo que los técnicos y cuidadores del Zoobotánico han contado con la ayuda de un grupo de voluntarios, muchos de ellos estudiantes de Biología, Veterinaria o Ciencias Ambientales.

Esta es la segunda camada de lince ibérico nacida en el Zoobotánico de Jerez, donde además se han criado varios cachorros procedentes de Doñana y Sierra Morena, las dos únicas poblaciones silvestres del felino más amenazado del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios