Jerez

La Orden del Santo Sepulcro celebra en Jerez el Cruzamiento de caballeros

  • Hoy se invisten los nuevos miembros en la Catedral, acto presidido por el cardenal Amigo

Comentarios 3

La Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, la más antigua de las órdenes de Caballería, celebra en Jerez el anual Cruzamiento de sus nuevos caballeros y damas, acto que cada dos años tiene lugar fuera de Madrid, sede de la Lugartenencia de España Occidental. Se desarrolla en Jerez por deseo del gran prior de la Orden, el cardenal fray Carlos Amigo. Este acontecimiento, dotado de ritos y signos que se conservan desde los primeros Cruzados, evidentemente adaptados a los nuevos tiempos, comenzó ayer en San Dionisio con la Vela de Armas, una costumbre de la Edad Media en la que los aspirantes a caballeros pasaban la noche previa a su investidura con sus armas. Actualmente consiste en la presentación de los neófitos y oración.

Presidido por el cardenal fray Carlos Amigo, gran prior desde 2013, y por el lugarteniente, Juan García Martínez, duque de San Pedro de Galatino, esta Vela de Armas rememora el compromiso de los caballeros al tomar los hábitos de una Orden que fundó en 1098 Godofredo de Bouillon tras la victoria que obtuvo en la primera cruzada que lideró y primer Rey de Jerusalén. El acto se inició en el Cabildo antiguo desde donde medio centenar de damas y caballeros, uniformados y precedidos por el estandarte, salieron en procesión hacia la iglesia del Patrón para un acto en el que los aspirantes recibieron sus patentes.

La segunda cita es hoy en la Catedral con el denominado Cruzamiento, que es la investidura de los neófitos, diecisiete en total. Es el momento más llamativo ya que más de un centenar de caballeros, damas, comendadores y maestres de la orden volverán a vestir sus uniformes, en el que destaca la gran capa blanca con el escudo del Santo Sepulcro. En el transcurso de una misa solemne presidida por el cardenal, la liturgia de investidura contiene otras referencias al pasado de los 'cruzados', como mostrar las espuelas y la espada de la Orden. También, a los nuevos caballeros y damas, se les invisten con el hábito de capa negra las damas, blanco y birrete los caballeros. El final del programa de esta cita es el domingo en San Juan de los Caballeros con una misa de acción de gracias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios