Jerez

Pánico en La Granja por la quema intencionada de varios coches

  • La policía judicial cuenta ya con un sospechoso de haber provocado un incendio que afectó a cinco vehículos y los vecinos creen que lo pudo hacer por celos

Comentarios 16

Los vecinos de la plaza de El Gastor, de la barriada de La Granja, vivieron una noche de pánico ante el incendio intencionado de varios vehículos sobre las 02:40 horas de ayer. "Las llamas se veían desde la casa. Eran inmensas y luego se escucharon explosiones, no sé si eran las ruedas de los coches o de la misma gasolina", apuntó una vecina anónima.

El fuego, provocado, comenzó en un Fiat Barchetta de color gris plata 6568 FZX, que estaba estacionado en la citada plaza. Las llamas se propagaron a la parte trasera de un Citroën C3, que quedó calcinado, justo cuando a su propietario le quedaba "un mes para pagarlo después de muchas fatigas", dijo Luis Romero, sobrino del dueño de ese automóvil; a un Fiat Punto SE-0639-DJ, a una camioneta Nissan 5842-DGJ, afectando levemente también a un Opel Astra CA-9297-BF, indicaron los bomberos. Por la tarde, todos los vehículos, salvo el camión, permanecían estacionados en la plaza mientras decenas de curiosos acudían a contemplar el "lamentable espectáculo".

Los vecinos sospechan que el primer incendio fue provocado por un vecino por un posible asunto de celos. La Policía ni confirmó ni desmintió oficialmente esta hipótesis, aunque sí manifestó que el fuego inicial fue provocado en el citado descapotable. No obstante, la policía judicial tiene avanzada la investigación por el delito e incluso se cuenta con un posible sospechoso del caso, según ha podido confirmar este medio.

Luis Romero, uno de los vecinos de La Granja ,"dicen que todo fue por celos. Que el tipo que lo lió todo fue a tiro hecho. Mi tío, Manolo Soto, que fue uno de los perjudicados, lo dejó aparcado después venir de trabajar. Tarde, porque las cosas están muy achuchadas. Y luego vio cómo salía ardiendo cuando salió a la ventana al escuchar explosiones. Toda la vida trabajando para tener un cochecito y mire cómo se lo han dejado: siniestro total". Romero fue testigo involuntario también de la quema de varios coches en la calle Budapest, en el Residencial El Ángel, el otoño pasado ya que trabajaba en una obra.

Los bomberos fueron avisados sobre las 02:40 horas del incendio y enviaron cuatro efectivos con una autobomba pesada. Los vecinos alabaron su trabajo porque "vinieron muy rápido, enseguida estaban trabajando para apagar el fuego". La tarea de los efectivos del 085 se vio facilitada pues los accesos a la plaza de El Gastor estaban despejados (no como ha ocurrido en otros incendios sucedidos en La Granja) y por la acción de las fuerzas de seguridad. Paqui Román, esposa de Luis Romero, agrega que "llegaron en ná. Mire lo que pasó cuando el incendio del piso, que no podían entrar ni ellos ni las ambulancias". Los bomberos emplearon unos 1.500 litros de agua para sofocar las llamas y desconectaron los cables de las baterías de los vehículos para evitar nuevos incendios.

Los agentes de la policía judicial y científica recogieron numerosas huellas en la plaza y están realizando investigaciones por la zona. Algunos de los perjudicados fueron ayer mismo a presentar denuncia formal colaborando con los investigadores en el esclarecimiento del suceso, se apuntó en el lugar de los hechos, que ha provocado cuantiosos daños materiales, que tendrán que valorar los afectados. El Barchetta y el Citroën fueron los vehículos que acabaron siniestro total, mientras los otros sufrieron daños menores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios