El Rebusco

Panorámica vinatera

  • Paseo por un siglo de historia

  • Un variado de historias en torno al vino de Jerez

Carmen Sevilla en una escena de ‘Congreso en Sevilla’ (1955).

Carmen Sevilla en una escena de ‘Congreso en Sevilla’ (1955).

El jerez mareado inglés. El jerez mareado inglés.

El jerez mareado inglés.

En estas entregas semanales de El rebusco hemos pretendido ofrecer un variado panorama de nuestro Jerez vinatero. Por estas páginas han pasado bodegueros, trabajadores, personalidades ilustres que nos visitaron o ensalzaron nuestros vinos sin necesidad de conocer sus bodegas, unos edificios singulares, verdaderas catedrales donde custodiar miles de botas, botas talladas por los hijos de la cuchilla, los maestros toneleros.Su presencia en la gastronomía, la publicidad, el cine, la pintura, la literatura... Un variado de historias para atraer al lector a un mundo desconocido a pesar de su cercanía.

El cementerio de los elefantes

Vista aérea de las antiguas bodegas de Bobadilla. Vista aérea de las antiguas bodegas de Bobadilla.

Vista aérea de las antiguas bodegas de Bobadilla.

Numerosos cascos de bodegas han desaparecidos en el Marco de Jerez. En nuestra ciudad hay que relacionar casos como el de Sandeman, en la calle Pizarro; las antiguas bodegas Díez Mérito, frente a la estación de trenes, o bien el complejo Rancho Croft, que desde 2001 ha ido pasando de mano en mano. Adquirido por González Byass a Diageo por 8.985 millones de pesetas en 2004 sería comprado a esta por Tampa Grupo Inmobiliario por 6.000 millones, y a su vez por el Grupo de Ángel Monreal. Finalmente, en 2022, pasa a Ilerna-Albor para convertirlo en un Complejo Educativo de Formación ProfesionalAlgo parecido les ha ocurrido a las instalaciones de las bodegas Bobadilla, tanto a las que tenía a las afuera de la ciudad, carretera de Sanlúcar, con 100.000 metros cuadrados, como las históricas de la calle Cristal, con 18.000 metros cuadrados. Actualmente, sus naves están ocupadas por diferentes empresas para sus actividades industriales.

Complejo bodeguero de la Unión de Exportadores del Jerez. Complejo bodeguero de la Unión de Exportadores del Jerez.

Complejo bodeguero de la Unión de Exportadores del Jerez.

De otros inmuebles no queda rastro, entre ellos, el conjunto de edificios que componían la Unión de Exportadores de Jerez, en lo que hoy se conoce como la avenida Tío Pepe y que entonces era la salida hacia Sevilla, y a la que popularmente se denominó el ‘Valle de los Caídos’ al exhibirse en su muro exterior los rótulos con los nombres de las bodegas que eran absorbidas por Rumasa. Unas veintidós.Este grupo de naves fueron en su origen de la cooperativa algodonera Guadalco. Veinte almacenes adaptados como bodegas de almacenamiento, con capacidad para 100.000 botas en cuarta, gran parte las constituía aquellas retiradas de los jardines de bodegas como Williams&Humbert, P&V, Misa, Pemartín, Varela.

Congresos y Exposiciones

El jugador de fútbol Di Stéfano venencia en Jerez, 1963. El jugador de fútbol Di Stéfano venencia en Jerez, 1963.

El jugador de fútbol Di Stéfano venencia en Jerez, 1963.

En 1929 la revista argentina ‘Caras y Caretas’ reproduce a una página la publicidad del importador de los productos de las Casa Domecq en aquel país. En esta se recogen las palabras del doctor bonaerense Belou, con motivo de la visita que realizó a las bodegas jerezanas durante la gira que realizaron los participantes del II Congreso Médico que tuvo lugar en Sevilla en octubre de ese año: ‘No conozco en el mundo nada mejor que se le iguale, que el coñac Domecq’.

Este importante evento fue recogido por las cámaras de cine en un documental que pasado el tiempo fue recuperado por el autor de este artículo.

-El 2º Congreso médico celebrado en Jerez en 1924. -El 2º Congreso médico celebrado en Jerez en 1924.

-El 2º Congreso médico celebrado en Jerez en 1924.

Con el título de ‘Congreso en Sevilla’, producción española de 1955, Carmen Sevilla interpreta a una emigrante andaluza en la capital sueva con dificultades para mantener un negocio de restauración. En el panel publicitario de su restaurante El boquerón se anuncia sherry entre el gazpacho como atractivos gastronómicos. Parte de la película se rodó en las bodegas Domecq.

Y los vinos de J. M. Rivero, de sus bodegas C Z, serían reconocidos con un Gran Premio en la Exposición Universal de París de 1900.

Del jerez mareado a Di Stéfano venenciando

En noviembre de 1958 atracaba en uno de los muelles de Londres el buque Bendoran de la Ben Line. Venía de una larga travesía, que partiendo de Londres volvía desde Hong-Kong cargado con un barril de vino de Jerez.

Para darle la bienvenida estaba en el puerto el mismo alcalde de la ciudad, Sir. Denis Truscott junto a otras autoridades inglesas y de la embajada de España. El vino embarcado era el Solera 1842, de Wilson&Valdespino.

Con ello se revivía una tradición de 200 años, por la que un vino de Jerez adquiría mejores propiedades, además de encarecer su valor, al cruzar dos veces la línea del Ecuador terrestre.

El famoso jugador de fútbol Alfredo Di Stéfano conocido popularmente como la ‘Saeta Rubia’ pasó por Jerez el 10 de julio de 1963. Con el venían dos de sus compañeros del Real Madrid, Isidro y Santamaría. Los tres jugadores procedían de Marbella, y acompañados de sus esposas.

En su corta estancia pudieron visitar las bodegas de González Byass, Williams&Humbert y Bobadilla. En todas ellas dejó recuerdo de su firma en las botas, y también practicó con la venencia.

Un reloj que no marca las horas

El reloj de Domecq en calle Lancería (foto: Archivo J. M. Cuadra). El reloj de Domecq en calle Lancería (foto: Archivo J. M. Cuadra).

El reloj de Domecq en calle Lancería (foto: Archivo J. M. Cuadra).

Frente al emblemático edificio del Gallo Azul, situado en el centro de la ciudad, entre las calles Larga y Lancería, podemos contemplar desde 1934 una columna sobre pedestal, y sobre ella un bello reloj de forma circular. Desde hace años su estado se ha ido degradando sin que nadie haya hecho nada hasta el momento.En una de sus caras las manecillas, que señalan las letras que componen el nombre de Pedro Domecq, han desaparecido, como dos de las tulipas blancas que protegían las luminarias.

La prensa de El Guadalete de 11 de febrero de 1934 recoge los asuntos tratados en la sesión municipal del día anterior. Uno de los puntos es la aceptación del proyecto presentado por la Casa Pedro Domecq & Cia. al concurso convocado por el Ayuntamiento de instalar un poste indicador de direcciones en la rotonda Ramón y Cajal, actual Lancería.

A este fuste se le añadiría un reloj de dos caras con tres luces en la parte superior, siendo fundido por la empresa sevillana Domingo de la Prida e Hijos. Su base es del mismo tipo de ladrillo que empleó Aníbal González en el Gallo Azul.

Sobre el soporte de metal se observan relieves en bronce de dos leones bebiendo de una botella rota de brandy Fundador, marca y emblema de la bodega. La misma figura que ocupa la parte superior del edificio mencionado.

Estas esculturas son obras del escultor jerezano José María Rivelott, fundidas en la casa madrileña Codina Hnos.

El historiador local Fernando Aroca documenta esta obra en su libro ‘De la Ciudad de Dios a la ciudad de Baco’ (2007), y nos remite a la documentación guardada en el Archivo Municipal de Jerez (Legajo 2448, exp. 11240); en la misma se deja bien claro que el propietario de este indicador es el Ayuntamiento de Jerez.Consultando el diseño nos llama la atención la firma, que corresponde a José Luis Torres.

La foto reproducida puede fecharse en los años 40, cuando aún no se había construido el conocido popularmente como la Gallina Blanca, obra del arquitecto Fernando de la Cuadra, de 1954.

El vinagre tiene un rey

El autor del artículo ‘brinda’ con el rey del vinagre, Antonio Páez Lobato. El autor del artículo ‘brinda’ con el rey del vinagre, Antonio Páez Lobato.

El autor del artículo ‘brinda’ con el rey del vinagre, Antonio Páez Lobato.

En el año nefasto de 2020 el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Jerez-Xérès-Sherry, Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda, Vinagre de Jerez y Brandy de Jerez tenía previsto celebrar el 25 aniversario de la creación de la DOP Vinagre de Jerez.

Las circunstancias han impedido que los actos organizados para esa fecha no hayan tenido el lucimiento que merecían.

La integración del Vinagre de Jerez en el Consejo ‘supuso la culminación de un proceso con el que se acreditaba el carácter único y genuino del que hoy se erige como condimento estrella de la gastronomía’.El vinagre de Jerez tiene un nombre propio, el del bodeguero Antonio Páez Lobato, más conocido como el ‘Rey del Vinagre’.

El empresario jerezano fundó en 1945 la firma Bodega Paéz Morilla, siendo el primero en comercializar el vinagre de Jerez.

Por su labor, Páez Lobato, recibiría el Premio Ciudad de Jerez a la Excelencia en el 2015, como el honor de una Glorieta con su nombre, además de otros reconocimientos.

Antonio Páez Lobato, nacido en 1923, dio sus primeros pasos en el mundo empresarial con un pequeño negocio de tonelería, actualmente en manos de sus nietos.

En 1945, Antonio Páez inició un negocio inédito hasta ese momento en la ciudad, comprando partidas de vinos avinagradas para convertirlas en vinagre de Jerez. Con su tesón consiguió que 70 años después el vinagre de Jerez fuese considerado como un producto excepcional apreciado por los cocineros más prestigiosos. Falleció en Jerez a los 93 años de edad.

Las etiquetas de Isabel II

Los vinos de CZ premiados en la Exposición de 1900. Los vinos de CZ premiados en la Exposición de 1900.

Los vinos de CZ premiados en la Exposición de 1900.

El reciente fallecimiento de la Reina Isabel II de Inglaterra nos recuerda que las Bodegas de José Estévez y de J.P. Pérez y Compañía, ambas de Jerez, etiquetaron sendos vinos con dedicatorias a esta monarca con motivo de su jubileo de plata el año 1977.

Las Bodegas José Estévez embotelló un oloroso, de 1952, año de la proclamación de Isabel II como reina. En la etiqueta hay escrito en inglés, ya que estaba destinado a la exportación: ‘Hay solo 600 botellas de este exquisito ‘Oloroso’ Sherry que ha pasado los últimos 25 años madurando en barricas de roble en nuestras bodegas. Ha sido embotellado ahora como tributo al jubileo de plata de Su Majestad la Reina Isabel’.Por su parte, el amontillado de J.P. Pérez, embotellado también con ocasión del jubileo de plata de la Reina Isabel en 1977, tiene también parte de su etiqueta en inglés: dentro de la parte superior de un tonel puede leerse: ‘1952. El año en el que la reina subió al trono’.

Etiquetas conmemorativas de la coronación de Isabel II de Inglaterra en 1952. Etiquetas conmemorativas de la coronación de Isabel II de Inglaterra en 1952.

Etiquetas conmemorativas de la coronación de Isabel II de Inglaterra en 1952.

Sin olvidar que Harveys ha surtido a las bodegas reales desde el siglo XIX, y es la única marca española que ostenta en la etiqueta el sello de proveedor oficial de la corona inglesa.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios