Flamenco “Antes me faltaban fechas en el almanaque, y ahora el móvil ni me suena”

  • El jerezano relata su dificultad en el flamenco de hoy día, aunque admite que se siente “mejor que nunca”

  • “Siempre he sido muy festero, pero también sé cantar por derecho”, asegura

Andrés Lazo 'El Pescailla' posa antes de la entrevista. Andrés Lazo 'El Pescailla' posa antes de la entrevista.

Andrés Lazo 'El Pescailla' posa antes de la entrevista. / Pascual

Andrés Lazo Jiménez, ‘El Pescaílla’ (Jerez, 1971) ha pasado de la luz a la oscuridad. En plena temporada de ferias, donde “antes me faltaba almanaque”, su teléfono ha dejado de sonar pese a que, como reconoce, “me encuentro en mi mejor momento”. Hablamos con él en su barrio de la Asunción, un universo donde es una persona querida allá por donde va.

–Estos primeros meses del año no son buenos para casi ningún artista...

–Sí, la verdad es que enero, febrero y marzo siempre son cortitos, pero es que ha pasado abril y sigue regular, el móvil no me suena y eso no es bueno, sobre todo en estas fechas que llegan muchas ferias.

–Usted siempre tuvo su cartel en la Feria de Sevilla años atrás, y por supuesto en Jerez...

–Sí, años atrás. Ahora parece que la gente se ha olvidado de mí, y eso que yo me encuentro mejor que nunca, me motiva cantar y, como los vinos, me veo capaz de todo. Llevo treinta y tres años dedicándome a esto, son muchos años, por eso me sorprende todo lo que me está pasando. Tengo algunas cosas, pero ya te digo, me paso días y días y el móvil no suena, y yo tengo que llenar la neverita (risas).

–Treinta y tres años....¿se acuerda de dónde cantó por primera vez?

–Claro que me acuerdo, con mi compare Fernandito Terremoto, cuando él tocaba la guitarra. Los dos actuamos en la Verbena de La Asunción, aquella fue la primera vez, y bueno, ya luego he pasado por muchos sitios. Los dos recorrimos casi todas las verbenas de Jerez. Toda mi vida me ha gustado el cante y me he dedicado a ello.

–Porque usted ha alternado los festivales, las peñas o el teatro, con aquel grupo Sabor Jerez que lideraba Fernando Moreno, y con el que trabajó muchísimo...

–Eso es. Yo he hecho de todo, y con el paso de los años he ido adquiriendo experiencia en todos los campos. He cantado en teatros, en festivales, en iglesias, en fiestas privadas, en ferias, he cantao pa bailar...En fin, puedo contar mucho, por eso, esto que me está pasando ahora, que estoy casi olvidado, no me entra en la cabeza. Yo sigo en la brecha, no me he retirado, y de facultades y de la voz estoy fenómeno. Por eso me gustaría que a la gente le quede claro que hay Pescaílla pa rato.

–(...)

–Y de Fernando (Moreno) qué voy a decir, con el grupo tan bueno que teníamos con ‘Sabor Jerez’...Hicimos muchas cosas lo que pasa es que ya después, con el paso del tiempo, cada uno se fue por su lado, pero yo viví momentos muy buenos.

–Hay mucha gente que dice que ‘El Pescaílla’ es un artista de cuerpo a cuerpo, un artista como aquellos antiguos, para una fiesta...

–Es verdad, eso es lo que me ha caracterizado siempre. He sido siempre muy festero, porque mis cantes han sido así. Pero tampoco hago sólo eso, no sólo hago los Danone, también canto por seguiriya, por soleá por bulería, por tientos, por alegrías, por fandangos....Ya no es sólo el Danone, yo sé cantar por muchas cosas, por derecho.

–Por sus palabras, ¿le ha podido perjudicar aquello de los Danone, del carro de la compra?

–No lo sé, yo creo que no. Eso es un cante por bulerías como cualquier otro. Sí que es verdad que la gente después de aquello que grabamos con ‘Sabor Jerez’, decía ‘El Pescaílla, los danones....’. Y los danones están ya caducaos (risas).

–¿Lo ha llegado a pasar mal económicamente?

–Bueno, ya se sabe, yo siempre me busco la vida como sea, y cuando he tenido que trabajar de otra cosa, lo he hecho, con tal de llevarme algo a la boca. Ahora, sí que te digo que la nevera está desenchufá y el ratón mío se ahorca con la cuerda del salchichón...(risas). No me quejo porque como to los días, pero no estoy motivado porque no hay trabajo, y me da mucha pena.

–Antes ha nombrado a La Asunción, su barrio. Usted siempre ha estado muy identificado con él...

–Sí, yo siempre, mi barrio de La Asunción lo he llevado por bandera, porque he nacido y me he criado en él. Ahora vivo en Torresblancas. De eso saqué una letra que dice: ‘Cómo quieres que tenga la cara blanca, si yo he nacío en La Asunción y ahora vivo en Torresblancas’ (risas).

–(...)

–Siempre he dicho que está Santiago, está La Plazuela y después está La Asunción, un barrio en el que ha vivido Terremoto, La Paquera, Tío Borrico, Capullo, Luis de Pacote, Juan Morao....Es un barrio con mucho arte.

–La crisis, esa de la que hoy día se sigue hablando, ¿ha hecho mucho daño a artistas como usted?

–Está claro que con la crisis todo bajó, bajaron los festivales y bajaron los cachés. Ha sido una etapa dura, que hoy día sigue, ya no sólo en mi trabajo. Sí que está claro que a veces tienes que elegir si vas o no a un sitio, porque tampoco es bueno ir a cantar a ciertos sitios casi regalao. Antes yo no paraba, iba a la Feria de Sevilla, a la de Jerez, a la de El Puerto, a El Rocío, a peñas, a fiestas privadas..., me faltaba almanaque pa apuntá, pero ahora es duro. De todas maneras, quiero pensar en positivo, y espero que en los próximos meses la cosa cambie.

–Supongo que para aliviar las penas escuchará cante...

– (Risas) Sí, no me queda otra. Escucho de todo, pero sobre todo Terremoto, La Paquera, Chocolate, Camarón...También a algunos jóvenes de hoy día, que los hay muy buenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios