Jerez

Piden que se abra juicio oral al médico de Urgencias que denunció acoso laboral

  • La jefa de este servicio del hospital le demandó a su vez por amenazas, calumnias y coacciones

  • La jueza ve indicios de delito

Letrero de Urgencias en el acceso a este servicio del hospital. Letrero de Urgencias en el acceso a este servicio del hospital.

Letrero de Urgencias en el acceso a este servicio del hospital. / vanesa lobo

Con apenas unas semanas de diferencia dos juzgados de instrucción de Jerez han dado la vuelta a un caso que afectó al área de Urgencias del hospital y que comenzó con la denuncia por acoso laboral presentada por el médico Miguel Villarta, que trabajó en dicho servicio durante tres años. Los hechos se remontan a 2015, cuando el Instituto Nacional de la Seguridad Social, la Tesorería General y el Servicio Andaluz de Salud (SAS) declararon como contingencia común una baja del mencionado facultativo. Esta decisión le llevó a interponer una demanda, argumentado que su baja, consecuencia, en su opinión, del acoso laboral que había sufrido, debía ser considerada como accidente de trabajo. Un primer fallo del Juzgado de lo Social número 2 de Jerez le dio la razón en noviembre de 2016, y tras el recurso presentado por el SAS a dicha sentencia, es el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) quien desestima dicho recurso y asegura que la situación vivida en el trabajo le provocó a Villarta un síndrome depresivo, por lo que califica su baja médica como accidente laboral.

Villarta interpuso paralelamente una querella por la vía penal contra la jefa del servicio de Urgencias, Mónica Dormido y contra otro facultativo del hospital, por presunto delito de acoso laboral, revelación de secretos y prevaricación, pero el Juzgado de Instrucción número 5 de Jerez, en el que recae el caso, acuerda en un auto del pasado 16 de julio el sobreseimiento provisional y el archivo de la causa al entender que "no aparece debidamente justificada la perpetración del delito". No obstante este auto ha sido ya recurrido por el abogado del querellante.

Según los hechos denunciados, en un solo día le envió 74 mensajes de whatsapp

Ahora, otro juzgado, el de Instrucción número 3 de Jerez, ha ido más allá al solicitar que se fije la apertura de juicio oral contra el médico que denunció el acoso laboral, como consecuencia de la demanda que a su vez interpuso contra él la jefa del servicio de Urgencias. Mónica Dormido decidió acudir a los tribunales por presuntos delitos contra el honor, amenazas, y coacciones, entre otros. En el auto, con fecha del pasado 21 de agosto, se describen los hechos denunciados por la jefa del servicio, entre ellos, mensajes telefónicos de Villarta "que contienen descalificaciones", lo que motiva que por parte de Dormido se eleve un informe a la dirección del hospital que acaba en un expediente con una sanción al doctor Villarta por dos faltas graves y la suspensión de sus funciones por catorce días. "A partir de ese momento, durante el mes de mayo de 2015, el señor Villarta presuntamente remite a Mónica Dormido diversos mensajes con insultos y humillaciones lo que motiva que se le dé de baja por un episodio de síndrome ansioso depresivo". A raíz de la querella que Villarta interpuso contra Dormido, los mensajes relativos a la misma se suceden, según los hechos denunciados. Por ejemplo el día 7 de mayo de 2017, el médico envía a la jefa de servicio 74 mensajes de whatsapp, "con alusión a la querella, diciéndole qué se propone, que empieza el combate, le amenaza con sacar a la luz un posible caso de negligencia cometido por Mónica Dormido". Los días 8 y 9 de mayo siguen los mensajes comunicándole que "en uno o dos días aparecerá en la prensa", "tic tac tic tac"o "ya queda poco". Los mensajes continuaron y por ejemplo, según la denuncia, el 26 de junio del pasado año Villarta le envió un email con el texto :"Ya te adelanto que vas a acabar en Puerto III y con una inhabilitación de 15 años".

El abogado de Dormido, Germán Bernal, señaló ayer que se han podido documentar todos los whatsapp que Dormido ha recibido en estos años y lamentó también que el Juzgado de lo Social, cuya sentencia daba la razón al médico, y admitía que sufrió acoso laboral por parte de la jefa del servicio, en ningún momento llamó a declarar a ésta última ni como testigo ni como denunciada. "Ella nunca fue parte en dicha causa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios