Sucesos

La Policía alerta sobre un bulo por presencia masiva de contagiados en un supermercado

  • La mentira, en forma de documento de voz, ha corrido a gran velocidad especialmente entre grupos de 'Whatsapp'

Clientes hacen cola para acceder a un supermercado el pasado 23 de marzo cuando la mascarilla no era obligatoria. Clientes hacen cola para acceder a un supermercado el pasado 23 de marzo cuando la mascarilla no era obligatoria.

Clientes hacen cola para acceder a un supermercado el pasado 23 de marzo cuando la mascarilla no era obligatoria. / Pascual

El Cuerpo Nacional de Policía ha advertido acerca de la propagación por la ciudad de un bulo que ha referencia sobre la falsa presencia de numerosos clientes contagiados por el coronavirus Covid-19 en una determinada cadena de supermercados de la ciudad. Los agentes, según ha podido saber este medio, han determinado que el origen de este bulo malintencionado tiene su origen en la ciudad asturiana de Gijón. Al parecer, la principal intención del mismo es sembrar el miedo y apartar clientes de determinados supermercados causando un grave perjuicio a la cadena.

Los hechos se basan en el falso hecho de que una mujer identifica comprando en el ‘súper’ a una vecina de la que tiene constancia que está contagiada de Covid.

Es por ello que la mujer decide dar cuenta de los hechos a las fuerzas del orden. La historia continúa con una llegada de patrulleros policiales al establecimiento. Una vez allí ordenan el inmediato cierre de las puertas del establecimiento para evitar que nadie escapara de allí. Igualmente, en el bulo se indica que informan que se está cometiendo un delito contra la Sanidad Pública (sic).

La fabulada historia alcanza su punto más álgido cuando los agentes de la Policía Nacional se acercan al centro del supermercado y piden a los clientes que acuda a la línea de cajas la persona positiva en coronavirus que esté comprando en el supermercado- El clímax llega en el momento en el que se identifican como tales nada menos que once personas “que han estado tocando todo tipo de productos que pueden contagiar a cualquier comprador y llevarse el virus para sus casas”

La Policía Nacional ha tomado cartas en el asunto cuando se percató que el rumor comenzaba a circular a una velocidad de vértigo especialmente a través de la red de mensajería ‘Whatsapp’. Tanto fue así que incluso los agentes se pusieron en contacto con el supermercado tras comprobar que no se había prestado servicio policial alguno que respondiera a las referidas exigencias. La cadena negó tales extremos de forma rotunda.

Este bulo ya se detectó por primera vez en Gijón, donde a través de un documento de audio se describían los rocambolescos e inventados hechos. En la ciudad gijonesa incluso el Ayuntamiento tuvo que intervenir y salir al paso para devolver la calma a la población y desmentir estos hechos que tampoco le constaban, al igual que en Jerez, a la Policía Nacional.

También se tiene constancia de este bulo ha llegado a otras grandes ciudades españolas como es el caso de Valencia (con el añadido de que éste era narrado en ‘valencià’) cambiando el número de personas afectadas de once a ocho. Igualmente, la cadena de supermercados afectada también cambia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios