Patrimonio

Possessor Columela

  • Un estudio de la UCA localiza propiedades de Marco Columela, tío del afamado agrónomo, en el territorio de Hasta Regia

  • La investigación ha sido publicada en la prestigiosa colección ‘Instrumenta’

Possessor Columela. Possessor Columela.

Possessor Columela.

Comentarios 1
Figuras del estudio. Figuras del estudio.

Figuras del estudio.

Las investigaciones que la Universidad de Cádiz desarrolla en Hasta Regia (Mesas de Asta) a través de la Unidad de Geo-detección del Patrimonio Histórico, de la mano del Laboratorio de Historia, Instituto de Investigaciones Vitivinícolas y Agroalimentarias (IVAGRO), coordinada por los profesores Lázaro Lagóstena y José Antonio Ruiz Gil, no se limitan al ámbito urbano de la antigua ciudad, también a lo que fue su territorio agrícola, hoy día una parte importante del marco de producción del jerez.

Si hace unas semanas, desde la UCA mostraban a este Diario la primera imagen urbanística de Hasta, ahora otras investigaciones paralelas en el territorio van viendo la luz a través de la publicación de sus resultados en medios académicos especializados. Es el caso de dos artículos publicados en la prestigiosa colección ‘Instrumenta’ (Universidad de Barcelona), la más destacada a nivel nacional en la investigación de la Historia Económica de la Antigüedad.

En estas contribuciones, los investigadores de la UCA han analizado dos cuestiones importantes relativas a la actividad agrícola de los antiguos pobladores de Mesas de Asta. Por una parte, la identificación de las tierras adecuadas para el cultivo del viñedo según los preceptos de los agrónomos latinos; y por otra parte, la localización y distribución de los antiguos cortijos o villas donde se concentraba la organización de la actividad agropecuaria, así como la identificación y estudio de los alfares donde se producían las ánforas que envasarían u distribuirían los productos de la tierra, especialmente el vino y los derivados de la uva, antecedentes de la actual producción jerezana.

El planteamiento sobre la localización de las que los hastenses considerarían las mejores tierras de viñedo se realiza en esta investigación a partir de la búsqueda de las propiedades de Marco Columela (principios I d. C.), tío del afamado agrónomo Lucio Junio Moderato Columela, quien poseía viñedos en estas latitudes y con quien el autor aprendió buena parte de su saber agrícola. Una investigación realizada por Lagóstena y Pedro Trapero Fernández que apunta que Columela tenía más de una propiedad en territorio de Gades y posiblemente Hasta. “Nosotros hemos delimitado zonas con alta probabilidad de pertenecerle. También hemos tenido en cuenta la dispersión geográfica del nombre Iunio en el ámbito rural que es el de la familia a través de la epígrafia”, apuntan.

El estudio subraya que aunque “no se dé respuesta a la exacta localización de los fundi Columelliani, no cabe duda de que la imagen modelizada en esta contribución es esencial para avanzar en el conocimiento de la vitivinicultura romana en Hasta Regia y Gades. Marco Columela no es más que un arquetipo de agricola (granjero) de esta época y este espacio, de possessor (propietario) de tierras entre cuyas especializaciones productivas se hallaban las relacionadas con la viticultura. Los intereses de Marco, las circunstancias históricas de sus actividades económicas dejaron vestigios, al igual que las de sus pares, en la región, y podemos mediante nuevos enfoques avanzar en su conocimiento".

Así, según los agrónomos antiguos, los elementos que se valoraban para la ubicación del viñedo eran los factores topográficos y climáticos. “El estudio analiza la intensidad de la insolación sobre lo suelos, la influencia de los vientos, la orientación de las tierras y la calidad de las mismas, todo ello aplicando tecnologías actuales, especialmente los Sistemas de Información Geográfica (GIS). La determinación de las tierras que reunían las mejores condiciones sumada a la localización de las villas agrícolas en el territorio de la ciudad de Hasta permiten orientar la investigación con certeza hacia los lugares de producción vinícola de este territorio histórico”, explica Lagóstena.

Por otra parte, han sido las villas y los alfares del territorio jerezano objeto de análisis para determinar los criterios que los antiguos siguieron al establecer sus explotaciones. Las posibilidades de comunicación, la caracterización de los suelos, la ubicación de las mejores tierras, la relación con la ribera del Guadalquivir y las marismas, junto con la información procedente de las cartas arqueológicas elaboradas hasta la fecha, han sido analizadas, también con la ayuda de los Sistemas de Información Geográfica.

“El resultado –añaden los profesores– permite comprender mejor la distribución y organización de los asentamientos rurales de la época, analizar su potencial producción, y jerarquizar su importancia productiva”.

Finalmente, uno de los objetivos destacados de estas investigaciones es la localización y el análisis de las alfarerías antiguas y sus producciones anfóricas. “Es la vía para conocer la antigua producción y distribución de los caldos de la tierra en tiempos de los romanos, cuando alcanzaron territorios tan lejanos como las fronteras de Germania”.

Estos resultados forman parte de la estrategia de investigación sobre la antigua comunidad de Hasta Regia y su territorio, y han supuesto un avance metodológico en este tipo de estudios y un mejor conocimiento del patrimonio histórico-arqueológico del mundo rural de la época. Y, lo más importante, orientará los próximos pasos en la investigación de la UCA sobre el la historia del Marco del jerez.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios