RESERVAFLAMENCA

La guitarra salda deudas con Balao

  • Alumnos del maestro José Luis Balao preparan, dentro del I Festival Internacional de la Guitarra Flamenca, el reconocimiento que rendirán la próxima semana al guitarrista jerezano

Foto: Vanesa Lobo Foto: Vanesa Lobo

Foto: Vanesa Lobo

Aquella magnífica labor emprendida y realizada durante 27 años por la Peña Flamenca Los Cernícalos a través de su concurso y que instaló a Jerez en el cénit de la guitarra flamenca a nivel nacional e internacional, toma ahora el relevo de la mano de dos jóvenes inquietos, el empresario Mario González y el guitarrista Santiago Lara. Ambos han puesto en marcha el I Festival Internacional de la Guitarra Flamenca, que pretende constituirse, a partir de este 2018, en una de las citas anuales de la ciudad. De momento, en este primer año de vida, habrá dos actuaciones, masterclass y conferencias, propuestas que de cara al futuro se verán incrementadas teniendo en cuenta la dificultad que entraña levantar este tipo de festivales.

Además, esta primera edición estará dedicada a la figura de uno de los grandes maestros de la sonanta en Jerez, José Luis Balao, que el viernes tendrá su merecido reconocimiento a través de las guitarras de algunos de sus alumnos. Santiago Lara, director artístico del evento, ha insistido en que con esta iniciativa "queríamos reconocer el trabajo de José Luis, que nos ha influido a todos".

Juan Diego Mateos, Bolita, Alfredo Lagos, Paco Lara, Javier Patino, José Ignacio Franco, Paco León, Javier Ibáñez y el propio Santiago Lara abanderan un concierto (que tendrá lugar el viernes 20 de julio a las 22 horas) en el que "está claro que faltan muchos compañeros más, gente que ha pasado por la academia de Balao, pero ya se sabe, es verano, la gente tiene compromisos...Aún así, creo que el cartel es muy interesante", explica Santiago.

En este concierto dedicado a Balao, la idea es que haya "solos, dúos, y también el cante de David Lagos y el baile de Mercedes Ruiz, que van a aportar una nota de frescura a tanta guitarra".

Javier Ibáñez también cree que es el momento idóneo para ensalzar la figura de Balao, que "nos mostró que la música tiene muchos caminos". Ibáñez espera que esta nueva iniciativa de festival "sirva para que la guitarra empiece a tener su espacio en las programaciones, porque a veces parece que está en el tercer escalón".

Para él, "será bonito ver las distintas vertientes de la guitarra mediante solos o tocando en dúos, y también con la compenetración que debe existir entre los músicos y sobre todo el divertimento".

Recién llegado de Australia donde se ha convertido en una especie de templario de la guitarra flamenca, Paco Lara considera que este reencuentro "va a ser muy bonito, más si cabe si es para homenajear al maestro Balao". De él, el mayor de los Lara coincide en que "nos dio las herramientas para buscar la originalidad y a partir de ahí que cada uno eligiera su camino".

Otro de los guitarristas que estará el viernes en el Alcázar es Javier Patino. El jerezano asegura que "estamos todos metidos porque creemos que era necesario dar esta muestra de cariño al maestro".

Juan Diego Mateos recuerda entre risas los cuatro años que pasó en la academia. "Allí echábamos unos ratos..., sobre todo cuando tocábamos todos fuera y nos poníamos las falsetas unos a otros". El guitarrista no se olvida de Manuel Lozano 'El Carbonero' "al que tendremos que hacer otra cosa igual", y admite que artísticamente "Balao nos puso delante la música clásica y la música sudamericana. Nosotros no conocíamos a Eduardo Falú, Jorge Cardoso o John Williams".

"Ya con el tiempo incluso era a la carta: 'Balao, yo quiero aprenderme el Ave María de Schubert', y él cogía la partitura y te la ponía", interrumpe Patino.

"Ahora ya hay internet y todo el mundo puede conocer todo, pero antes, gracias a Balao, tuvimos la suerte de conocer muchísimo, sobre todo si en casa, como ocurría en mi caso, mis padres no eran aficionados a la música clásica, por ejemplo", añade Juan Diego.

En este reino guitarrístico sobresalen dos artistas invitados, David Lagos y Mercedes Ruiz. La bailaora quiere "poner nuestro granito de arena para enriquecer el espectáculo, y aunque a la guitarra no le hace falta mucho más, sí que intentaremos que para el público sea algo más diverso. Este tipo de propuestas hay que apoyarlas, primero porque es un homenaje sincero, y luego porque la guitarra se merece tener un sitio propio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios